miércoles, 28 de abril de 2010

Movilización internacional para salvar a Gaza de la asfixia

Dr. Arafat Shoukri: "Se han reunido las condiciones para hacer que esta flotilla sea un punto de ruptura"

MV-RACHEL CORRIE















Silvia Cattori
silviacattori.net

Una coalición que reúne a varias organizaciones se está preparando para enviar en mayo de 2010 una flotilla de ayuda a Gaza compuesta por más de diez barcos y cargueros. El dr. Arafat Shoukri participa en este espectacular convoy marítimo con la ONG que preside, Campaña Europea para Acabar con el Asedio a Gaza. Desde hace tres años no ha ahorrado esfuerzos para llevar a Gaza a delegaciones de parlamentarios con el objetivo de que conozcan sobre el terreno la insoportable situación que existe ahí y de que animen a los Estados de la Unión Europea a exigir a Israel que cese el bloqueo inhumano que asfixia a la población de Gaza. El dr. Arafat Shoukri responde aquí a las preguntas de Silvia Cattori.

Silvia Cattori: ¿Cuándo se creó la "Campaña Europea para Acabar con el Asedio a Gaza" (ECESG, en sus siglas en inglés) y con qué misión [1]?

Arafat Shoukri [2]: La "Campaña Europea para Acabar con el Asedio a Gaza" se lanzó a finales de 2007 para movilizar a la mayor parte posible de comunidad europea contra el asedio a Gaza. Ya entonces, hace más de tres años, el asedio estaba asfixiando la producción y los cultivos de la población [de Gaza] y la situación no ha hecho sino empeorar desde entonces con el ataque israelí de 2008/2009. Nuestra misión es trabajar tanto con las treinta ONG que constituyen nuestra coalición, como con aquellas personas que nos apoyan a título individual para romper el asedio israelí presionando a los legisladores europeos, interviniendo en los medios de comunicación y proporcionando una ayuda humanitaria a la población de Gaza.

Silvia Cattori: El 4 de abril de 2010 las personas de todo el mundo preocupadas por el asedio que asfixia a Gaza supieron con alivio que la ONG "Campaña Europea para Acabar con el Asedio a Gaza" iba a hacerse pronto a la mar en el marco de un nuevo intento de tratar de forzar el paso de barcos [3]. ¿Por qué se hizo la declaración en Estambul?

Arafat Shoukri: Elegimos Estambul para anunciar nuestra última (y más importante) flotilla para romper el asedio a la vez porque es la ciudad de uno de nuestros principales socios, IHH (Insani Yardim Vakfi), que llevó uno de los últimos convoyes a Gaza (en diciembre de 2009), y porque el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdogan, ha hablado tan valientemente en contra del bloqueo israelí a Gaza. A pesar de las estrechas relaciones de Turquía con Israel (en el pasado incluso llevaron a cabo ejercicios militares conjuntos), denunció valientemente y sin dudar el ataque contra Gaza como lo que era: un crimen de guerra. Occidente debería aprender del ejemplo de Turquía.

Silvia Cattori: No es la primera participación de la ECESG. ¿No apoyaron ustedes el envío de barcos por medio de Free Gaza en 2008? ¿Qué aportará de nuevo a Gaza este convoy?

Arafat Shoukri: Sí, nuestra campaña participó en las dos flotillas anteriores. Sin embargo, ésta será la mayor y uno de nuestros co-patrocinadores, como acabamos de decir, es una influyente organización de un aliado de Israel. También esperamos acoger a bordo de nuestros barcos a varias personalidades, incluidos diputados de parlamentos nacionales y del Parlamento Europeo. A la vista de esto y teniendo en cuenta las recientes críticas a Israel por su comportamiento agresivo (tanto en Gaza como en Cisjordania, donde continúa expandiendo rápidamente sus colonias) creo que esta flotilla puede ser un verdadero ariete contra la muralla del bloqueo israelí.

Silvia Cattori: Los crímenes de guerra cometidos por Israel durante su operación "Plomo Fundido" en Gaza fueron un shock para muchas personas. Me parece que desde entonces ha habido una sinergia cada vez mayor en los países occidentales entre dos círculos que antes no habían trabajado juntos: por un lado ciudadanos europeos que apoyaban la causa palestina y por otra emigrantes árabes y musulmanes que son ciudadanos europeos. ¿Confirma usted este análisis? En caso afirmativo, ¿cree usted que esto es un hito importante en el movimiento de apoyo a la lucha del pueblo palestino por sus derechos?

Arafat Shoukri: Totalmente de acuerdo. El hecho en sí de atacar Gaza y en particular de forma tan brutal fue un error en más de un sentido. Grupos y personas que no veían a Israel como el opresor que es y que por ello no estaban comprometidos con el movimiento en contra del apartheid ahora están completamente de nuestra parte. También ha unido a grupos dispares que antes no se habían unido. Esto bien podría resultar ser la ruina final de Israel.

Silvia Cattori: ¿Puede darnos el nombre de algunas de las personalidades que participaran en esta audaz odisea de mayo?

Arafat Shoukri: Por lo que se refiere a las personalidades que se unirán a nosotros, por el momento preferimos esperar y anunciar sus nombres más adelante.

Silvia Cattori: Es bien sabido que Israel está en guerra contra Gaza y que sus planes son liquidar a Hamás y enterrar después la causa palestina. Su proyecto puede ser algo muy molesto para este régimen que asfixia a Gaza y que no tolera oposición alguna. Probablemente ya hay agentes del Mosad infiltrados en el proyecto para tratar de desestabilizarlo y probablemente las agencias de propaganda del ejército israelí se preparan para contrarrestarles. ¿Han notado ustedes actos de sabotaje desde que anunciaron su proyecto?

Arafat Shoukri: Todavía no los hemos visto pero sin duda nuestros socios han sido objeto de amenazas y de acusaciones por parte de diversas personas en el seno del gobierno israelí y de los movimientos de extrema derecha afiliados a él. Y estoy seguro de que esto no hará sino empeorar. Pero no vamos a cambiar nuestros planes.

Silvia Cattori: Hasta el momento nada, ni la firme condena del primer ministro Erdogan ni las peticiones de Barak Obama han logrado obligar a Israel a levantar el bloqueo. ¿Cree usted verdaderamente que por muy imponente que sea esta flotilla tendrá posibilidades de tener éxito ahí donde han fracasado las grandes potencias? Y ¿cree usted que logrará centrar la atención en la realidad insoportable que Israel ha impuesto a los palestinos?

Arafat Shoukri: Como ya he señalado, probablemente una acción o un acontecimiento no será suficiente para obligar a Israel a darse cuenta de que el bloqueo es insostenible. Pero las condiciones están maduras para que esta flotilla sea un "punto de ruptura". Con cada flotilla que apadrinamos a Israel le resulta más difícil mantener la legitimidad de su opresión de los palestinos de Gaza.

Silvia Cattori: Durante su reciente visita a Francia Erdogan dio una enorme lección de humanidad al supuestamente "humanitario" Ministro de Exteriores francés Bernard Kouchner denunciando firmemente los crímenes del Estado israelí [4]. Erdogan contribuyó a romper el escandaloso silencio de las democracias occidentales afirmando que es Israel y no Irán la mayor amenaza en Oriente Medio. Sin duda esta nueva actitud de Turquía es un giro fundamental en el equilibrio geopolítico de la región. ¿Tienen esto algún impacto en la organización de su proyecto? ¿Cree usted que puede contribuir a que otros Estados asuman sus responsabilidades?

Arafat Shoukri: Turquía, un país que está a caballo entre Oriente Medio y Europa, ha sido el único aliado musulmán de Israel, lo que significa que esta relación ha proporcionando a Israel una cierta credibilidad aparente. Sin embargo, como Recep Tayyip Erdogan es cada vez más crítico respecto a la política y las prácticas israelíes, está relación se está viniendo abajo. Y esto es, en efecto, muy importante. Tanto la negativa del gobierno turco a dar marcha atrás o a retractarse, como la participación en la flotilla de la Fundación para los Derechos y Libertades Humanas y la Ayuda Humanitaria (Insani Yardim Vakfi - IHH) [5] bien podrían proporcionar una "cobertura" para que otros Estados de la región sigan este camino.

Silvia Cattori: ¿Cómo juzga usted la benévola actitud de Egipto y también la de Jordania en relación a Israel? ¿No es intolerable que por medio de su apoyo al ocupante israelí estos países participen en el aplastamiento del pueblo palestino?

Arafat Shoukri: Ambos países se benefician de una importante ayuda de Occidente, especialmente de Estados Unidos. Sí, nos gustaría ver un apoyo más tangible del mundo árabe a los palestinos, pero también tenemos que reconocer el poder de Estados Unidos y de Europa. Mientras estos no dejen de privilegiar a Israel, sus países "satélites" se refrenarán de actuar como deberían.

Silvia Cattori: Su ONG ha hecho esfuerzos constantes para hacer que los parlamentarios reaccionen y rompan el silencio que rodea a la situación en Gaza. ¿Han tenido dificultades estos parlamentarios para entrar en Gaza vía Egipto o Israel?

Arafat Shoukri: No se nos permitió la entrada por Israel debido a la postura firme y abierta de la ECESG contra la política y las prácticas de apartheid de Israel. Por lo que se refiere a Egipto, hemos tenido algunas dificultades, pero en última instancia siempre se nos ha autorizado a entrar en Gaza y también se nos han concedido reuniones con altos responsables del gobierno.

Silvia Cattori: ¿Las delegaciones que han visitado Gaza se han entrevistado con las autoridades de Hamás? [6]

Arafat Shoukri: Si, las delegaciones de la ECESG se han reunido con representantes de Hamás durante nuestras visitas a Gaza. Independientemente de si estamos de acuerdo con ellos, Hamás es el gobierno electo y este hecho debería ser reconocido y respetado. La otra cuestión es que Hamás es una fuerza sobre el terreno y, nos guste o no, no será posible paz alguna en la región mientras Hamás no esté también en la mesa de negociaciones. Con todo, también nos hemos reunido con representantes de la sociedad civil.

Silvia Cattori: La baronesa Jenny Tonge [7] – a la que conocimos el año pasado tras su visita a Gaza – no se cansa de denunciar la complicidad de nuestros Estados, de recordar que hay una generación de niños que está sufriendo daños irreparables. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos no ocurre nada; la diplomacia de los países europeos no ha hecho prácticamente nada para acabar con el bloqueo a Gaza, ¿no es increíble?

Arafat Shoukri: Sí, resulta muy difícil tratar de explicar a los palestinos, en particular a quienes viven en Gaza, por qué cuesta tanto tiempo acabar con el asedio y por qué la comunidad internacional ha permitido a Israel violar de manera tan sistemática el derecho internacional. El poder del ciego lobby pro israelí es muy grande tanto en Estados Unidos como en Europa, y en particular en países como Alemania, donde todavía subsiste la culpabilidad por los crímenes cometidos durante la Segunda Guerra Mundial y esto les disuade de denunciar a Israel. Pero nuestro movimiento se está haciendo más fuerte mientas que Israel pierde cada vez más el control y nosotros acabaremos imponiéndonos, no tengo la menor duda.

Silvia Cattori: Hay que reconocer que las mismas personas que en occidente están en el movimiento de solidaridad con los palestinos les han rendido un flaco servicio. ¿No es su misión restablecer algunas verdades? ¿No deberíamos dejar de proteger los hechos obtenidos por medio del robo israelí de tierra palestina desde 1948? ¿No deberíamos dejar de discutir acerca de los derechos fundamentales de los palestinos? ¿No deberíamos dejar de asociarnos con aquellos palestinos que desde los Acuerdos de Oslo en 1993 ayudan a Israel a liquidar el movimiento de resistencia al ocupante?

Arafat Shoukri: Efectivamente, ya es hora de dejar de discutir, como si no supiéramos lo que exige una paz verdadera y justa. Hace mucho tiempo que sabemos cuáles son los parámetros necesarios y ha habido dirigentes palestinos que no han actuado a favor de los intereses de su pueblo. Pero al mismo tiempo, siempre estaremos dispuestos a hablar con las organizaciones, especialmente con las influyentes, que afirman estar interesadas en el diálogo. Aunque muchas veces sea infructuoso, debemos seguir estando abiertos a la posibilidad de un cambio.

Silvia Cattori: La sociedad civil palestina que en 2005 lanzó la campaña de boicot contra Israel (Movimiento de BDS, boicot, desinversión y sanciones) pide que no se acepten los proyectos de solidaridad de personas y asociaciones que tienen posturas contrarias a los derechos fundamentales de los palestinos, lo que parece lo mínimo que hay que hacer. Cualquier acción o proyecto de solidaridad que no afirme su adhesión a estos principios ya no es creíble. ¿Exigen ustedes a cualquier persona o asociación que participe en sus proyectos su adhesión a los derechos fundamentales de los palestinos?¿Ha adoptado su ONG una postura clara a este respecto [8]?

Arafat Shoukri: La ECESG está muy a favor de la campaña de boicot, desinversión y sanciones a Israel (BDS) y cualquiera que trabaje con o para nosotros debe compartir nuestro apoyo a esta forma de resistencia no violenta.

Silvia Cattori: En Jerusalén Israel se implican en nuevos hechos consumados. ¿Qué hacen los musulmanes del mundo para protestar contra las declaraciones del primer ministro Netanyahu que afirma que Jerusalén no es una colonia, sino la capital del Estado de Israel?

Arafat Shoukri: Los musulmanes deben mejorar continuamente su capacidad para unirse a pesar de sus diferencias y protestar con fuerza (pero no de forma violenta) contra una mayor colonización de Jerusalén por parte de colonos judíos. Pero todavía más importante es la necesidad de tender la mano a otras razas y religiones y animarles a unirse a nosotros. Nuestro movimiento debe ser una "gran jaima".

Silvia Cattori: Israel ha solicitado su admisión en el club de naciones de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico (OCDE) . El Comité Nacional Palestino de la Campaña de Boicot (BNC) [9] ha pedido a la OCDE que congele esta solicitud argumentando que Israel no puede ser elegido como miembro mientras se comporte como un Estado canalla. Si Israel fuera aceptado, sería una nueva derrota para la justicia y otra prueba de que nuestras democracias actúan como Estados al margen de la ley. ¿Han manifestado ustedes su oposición a esta solicitud de Israel?

Arafat Shoukri: La ECESG está ejerciendo una enorme presión contra la aceptación de Israel en el seno de la OCDE [10]; también ha publicado un comunicado al tiempo que ha distribuido una carta a los diputados afiliados de los parlamentos nacionales y del Parlamento Europeo animándoles a contactar con los representantes de su país y exhortándoles a votar en contra.

Silvia Cattori: Muchas gracias.

Notas:

[1] http://savegaza.eu/eng/

[2] El dr. Arafat Shoukri, ciudadano británico de origen palestino, nació en Palestina. Vive en Reino Unido y es director ejecutivo del Palestinian Return Centre (PRC). También es presidente de la Campaña Europea para Acabar con el Asedio a Gaza. Padre de tres hijos, es doctor en derecho internacional de los refugiados por la Universidad de Londres.

[3] Además de la Campaña Europea para Acabar con el Asedio a Gaza, esta coalición incluye a la ONG turca Insani Yardim Vakfi,IHH, Greek Ship to Gaza campaign, Swedish Ship to Gaza campaign, Free Gaza Movement y California-based Free Palestine Movement.

Respecto al apoyo de los partidos políticos turcos, véase, «Felicity Party Supports Flotilla Campaign»

[4] El primer ministro turco Erdogan hizo una visita oficial a París los días 6 y 7 de abril de 2010 en el curso de la cual describió a Israel como "la principal amenaza para la paz en Oriente Medio".

[5] Véase: http://www.ihh.org.tr/anasayfa/fr/
En diciembre de 2009 la Fundación para los Derechos y las Libertades Humanas, y la Ayuda Humanitaria (Insani Yardim Vakfi - IHH) dirigió un convoy terrestre a Gaza que llevó toneladas de ayuda humanitaria y otros artículos.

[6] Véase: «Gaza : Eyewitness Report – ECESG Delegation – January 2010»

[7] Véase: http://www.paltelegraph.com/columnists/peter-eyre/4152-the-rise-and-fall-of-baroness-jenny-tonge-a-true-friend-of-palestine

[8] Véase:
- http://www.bdsmovement.net/
- http://www.pacbi.org/

[9] Véase: http://www.bdsmovement.net/

[10] Véase: «Say 'no' to Israel joining OECD»

- Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos






Una última petición antes de zarpar