sábado, 23 de enero de 2010

Amnistía Internacional: Israel y Egipto Castigan Colectivamente a Gaza

17/01/2010 Almanar

Amnistía Internacional acusó el lunes a Israel de “castigar colectivamente” a la población de la Franja de Gaza con sus cierres fronterizos de la Franja. El grupo, con sede en el Reino Unido, dijo que el disparo de cohetes por parte de los combatientes de la resistencia palestina -que, según Israel, se ha reducido en un 90% en el último año- no justifica tales sanciones.

“El bloqueo no va dirigido contra grupos armados, sino que castiga a toda la población de Gaza al restringir la entrada de alimentos, suministros médicos, equipos educativos y materiales de construcción,” dijo Malcolm Smart, el director para Oriente Medio y el Norte de África del grupo, en una declaración. “El bloqueo constituye un castigo colectivo según la ley internacional y debe ser levantado de forma inmediata.”

Amnistía dijo que Egipto era parcialmente responsable de la situación porque abre sólo ocasionalmente el punto de cruce de Rafah con Gaza. También criticó a El Cairo por empezar a construir un muro subterráneo que busca detener el contrabando, que se ha convertido en una línea de supervivencia para Gaza.

Sin embargo, como poder ocupante, es a Israel es a quien le compete la mayor parte de la responsabilidad de asegurar el bienestar de los habitantes de Gaza, según Amnistía.

El lunes se cumple el primer aniversario del fin de la guerra de Gaza, que se prolongó durante 22 días y causó la muerte a 1.400 palestinos y la destrucción de barrios enteros.

jueves, 21 de enero de 2010

Netanyahu, comprometido por la denuncia de una empleada contra su mujer

LAURA L. CARO | JERUSALÉN - ABC
Actualizado Jueves , 21-01-10 a las 12 : 09

Las turbias denuncias presentadas por una antigua empleada de hogar contra la primera dama de Israel amenazan con comprometer otra vez la carrera y la imagen pública de su marido, Benjamin Netanyahu.

A punto de que se cumpla el primer aniversario de su regreso al poder como primer ministro del Estado israelí, Netanyahu se ha visto obligado a defender mediante una furiosa declaración oficial, -y el pasado lunes, en mitad de una conferencia de prensa junto a la sorprendida canciller Angela Merkel en Berlín-, a su controvertida mujer.

Son falsedades “repletas de calumnias y mentiras”, reclamaba el escrito del mandatario, que ha pedido solemnemente que dejen en paz a su esposa, ya criticada antaño por lanzar una zapatilla a la niñera de sus hijos y crucificada en los medios por su supuesta habilidad para dictar los nombramientos y ceses en los gabinetes de su cónyuge.

Por no hablar de su afición al lujo, documentada con la filtración a los periódicos de sus presuntos gastos en lavandería o peluqueros en exclusivos hoteles europeos, eso sí, con dinero público.

No va a ser fácil. Las acusaciones, en este caso, parten de una antigua dama de llaves que ha vuelto a poner a la primera dama de Israel en el centro de la polémica al acusarla ante el Tribunal de Trabajo de Tel Aviv de despotismo.

Maltratada como una cenicienta

“Sarah Netanyahu abusó de mí, me pagaba por debajo del salario mínimo, me obligaba a trabajar en sábado a pesar de que yo observo el descanso del sabat y me exigía llamarla “Señora Sarah Netanyahu””, ha declarado la asistenta, Lillian Peretz, que dice haber sido maltratada como una Cenicienta.

Durante los seis años que estuvo al servicio de la familia, ha añadido, debía vestir cuatro uniformes diferentes al día y una noche, el propio Benjamin la llamó a las dos de la madrugada para reprenderla por no haber enfundado adecuadamente una almohada. Ahora exige 55,4 millones de euros en compensación, incluidos salarios pendientes, y 9,2 millones por daños morales.

El último episodio de lo que en Israel se ha dado en llamar el “escándalo de la criada” fue anoche, cuando Peretz fue a comisaría para denunciar haber recibido anónimas amenazas de muerte por teléfono. La oficina del Primer Ministro se ha apresurado a condenar tales hechos y a comunicar que “hemos requerido a la policía que investigue rápidamente quién está detrás de la llamada y a perseguir a su autor con toda la fuerza de la ley”.

No es para menos. La popularidad de Netanyahu, adornada por el relativo éxito de estar salvando a Israel de la crisis global y el de resistir a las condiciones de los palestinos para volver a la mesa de paz, se tambalean. Al hilo del caso Peretz, la prensa le vapulea estos días.

Se ha abierto la Caja de Pandora, la antipatía social contra la polémica Sarah se ha vuelto contra el mandatario, al que de pronto llueven los reproches por su inoperancia y por ser un “político vacilante intentado contentar a todos para sobrevivir. Lo ha dicho Aluf Ben, el analista político del Haaretz, que advierte de que llega el fin del periodo de calma para Benjamin Netanyahu, y que el agrio asunto de la criada puede ser más determinante que las presiones de Obama para que, finalmente, Bibi se ponga en movimiento.

Líder palestino desmiente que Hamas vaya a reconocer a Israel

LAURA L. CARO | JERUSALÉN
21-01-10 a las 14 : 58
- ABC

"Lo que se ha publicado no es correcto... es totalmente incorrecto". Con estas palabras, el presidente del Consejo Legislativo Palestino, Aziz Dwaik, desmentía en declaraciones a ABC las informaciones difundidas hoy por la edición digital del diario israelí Jerusalem Post que le atribuyen la afirmación de que Hamás ha aceptado el derecho de Israel a existir y está preparado para la suspensión de su carta fundacional, que llama, entre otros, a la destrucción de Israel.

Tal afirmación se ha producido, según el diario, durante un reciente encuentro en Hebrón con el millonario británico David Martin Abrahams, al parecer cercano al Gobierno de Londres, que se enmarcaría en los contactos del parlamento palestino con "funcionarios y delegados internacionales".

"No reconozco el derecho de ocupación en nuestra tierra", aclara Dwaik, máximo representante del Movimiento de Resistencia Islámica Hamás en Cisjordania, que subraya efusivamente que mantuvo toda la conversación ahora "falseada" como "portavoz del Consejo Legislativo Palestino".

"La OLP revocó su Carta, eso es lo que dije al Señor Abrahams, y a pesar de ello no hemos encontrado interlocutor ni ningún logro para el pueblo palestino, ese fue mi mensaje"

En este contexto, Aziz Dwaik ha advertido que nunca se refirió a la presunta anulación de la Carta de Hamás como se ha interpretado erróneamente, sino a la revocación de la Carta Orgánica Fundacional de la OLP. "La Organización Para la Liberación de Palestina revocó su Carta, eso es lo que dije al Señor Abrahams, y a pesar de ello no hemos encontrado interlocutor ni ningún logro para el pueblo palestino, ese fue mi mensaje".

Aniquilación de Israel

La Carta inicial de la OLP recogía el llamamiento a la aniquilación de Israel, aunque posteriormente se adoptó la solución de dos Estados.

Aziz Dwaik, al que Israel liberó hace pocos meses de la cárcel en que la fue encerrado durante casi tres años tras la captura en Gaza del soldado judío Gilad Shalit, es considerado por muchos como el presidente en funciones de la Autoridad Nacional Palestina, después de que el mandato de Mahmmud Abbás expirara formalmente el 9 de enero.

Tras este equívoco que ha deformado sus palabras, ha expresado a este diario su lamento por la "inexactitud con la que los medios de comunicación israelíes" reproducen sus declaraciones desde que fuera puesto en libertad.

El muro de hierro de Mubarak

Jeremy Salt
The Palestine Chronicle

A principios del siglo XX el dirigente sionista Vladimir Jabotinsky escribió acerca del 'muro de hierro' que habría que construir entre los colonos y el pueblo originario de Palestina, del que sabía que se resistiría hasta el final al intento de robar su tierra. Lo que quería decir con un 'muro de hierro' era la fuerza que los sionistas tendrían que utilizar para someter a los palestinos si ellos les robaban su tierra. En realidad no quería decir un muro según la definición del diccionario de semejante estructura, pero eso es lo que se están construyendo ahora por toda Cisjordania para encerrar a los palestinos como los animales salvajes que el historiador israelí Benny Morris afirma que son.

Es más, los palestinos han sido reducidos a ghettos por medio de una variedad de muros y 'vallas'. Está el monstruoso muro de 'separación' que zigzaguea dentro y fuera de la 'línea verde' que está desapareciendo rápidamente y que separa la tierra palestina que había sido ocupada antes de la guerra de 1967 de la que se ocupó durante ésta. Los gazatíes viven en lo que se ha descrito como la mayor prisión al aire libre del mundo. También se podría relacionar con una reserva de caza. Cada estación es una estación abierta para la caza y ningún arma está prohibida. Los gazatíes están encerrados por el mar a un lado, patrullado por la armada israelí para que los barcos de pesca no puedan salir y los barcos con ayuda no puedan entrar. En otros dos lados se enfrentan a una valla israelí y a una barrera de cemento en la frontera con Egipto.

Ésta última está siendo reforzada ahora por el 'muro de hierro' de Husni Mubarak, con placas de acero que se hunden profundamente bajo tierra y destruyen los túneles a través de los cuales se ha suministrado a muchos gazatíes la comida, combustible y medicinas que necesitan desesperadamente.

Asfixiados desde que empezó el bloqueo en 2006, ahora se está estrangulando a los gazatíes por decreto internacional. Éste es el crimen que están cometiendo Israel, Estados Unidos y Egipto, con la 'comunidad internacional' puesta detrás en fila con expresiones de comprender la necesidad de que se castigue a los gazatíes. Su tormento es uno de los grandes escándalos de nuestro tiempo. Desde hace seis años se les ha encerrado en la Franja. Desde el principio han sido masacrados y bombardeados.

La gente olvida, si es que alguna vez lo han sabido, que la mayoría de los gazatíes no son originarios de esta parte de Palestina. Las milicias sionistas los llevaron allí en 1948. Los ataques contra civiles ordenados por David Ben-Gurion en la década de 1950 y las masacres organizadas por Ariel Sharon en la de 1970 yacen sepultadas bajo el peso de más ataques mortales. En las dos últimas décadas los gazatíes (y los palestinos de cualquier lado) han sido sometidos a 'asesinatos selectivos' (esto es, asesinatos premeditados por parte del Estado [de Israel]) y a la destrucción por tierra, mar y aire de escuelas, bloques de viviendas y edificios del gobierno. El asesinato de niños llegó a su apogeo (¿o deberíamos asumir que lo peor todavía está por llegar?) durante el ataque de diciembre de 2009-enero de 2010 cuando fueron asesinados más de 400 niños, destrozados en pedazos por ataques de la artillería y aéreos, y asesinados a tiros por disparos de los francotiradores. Estos niños tenían que morir para que Ehud Olmert pudiera demostrar que es un tío duro. Tenían que morir porque el bloqueo impuesto después de las elección del gobierno de Hamás no había hecho que los palestinos se hincaran de rodillas.

La 'comunidad internacional' no significa usted o yo. Significa Gordon Brown, Nicolas Sarkozy, Angela Merkel, Silvio Berlusconi, Kevin Rudd, Julia Gillard y muchos otros políticos que se ponen en fila para defender a Israel haga lo que haga. Pudieron entender por qué Israel tuvo que atacar a Gaza en 2008. Fueron todos esos túneles y todos esos ataques con cohetes los que fueron el origen del ataque y no sesenta años de ocupación. Pudieron entender por qué Israel tuvo que atacar a Líbano en 2006 y matar aproximadamente a la misma cantidad de personas que mataron en Gaza tres años después, aunque uno o dos de los timoratos pudiera haber murmurado 'desproporcionado' cuando los periódicos publicaron fotos de los cuerpos de los niños a los que sacaban de los edificios destruidos. Son tan comprensivos con Israel que Gordon Brown promete proteger a los ministros del gobierno israelí y los comandantes militares de las acusaciones de crímenes de guerra cambiando la ley [británica].

Son tan comprensivos con Israel que el Congreso estadounidense va a cerrar los medios árabes que no le gustan a Israel. Son tan comprensivos con Israel que pueden entender perfectamente por qué éste podría tener que emprender ataques aéreos contra instalaciones nucleares activas en Irán. Son tan comprensivos con Israel que creen que el Informe Goldstone sobre los crímenes de guerra israelíes (incluyendo el bombardeo de edificios de Naciones Unidas y el principal hospital de Gaza) y sobre los crímenes contra la humanidad en Gaza es sesgado e injusto.

No entienden por qué los gazatíes están lanzando cohetes caseros contra Israel en respuesta a las masacres, los asesinatos selectivos y la destrucción de la infraestructura, incluyendo las instalaciones de agua potable y de aguas residuales. Están horrorizados. 'La violencia no es el camino'. Lo dicen todo el tiempo. Tony Blair saborea la frase como dulce miel. La violencia no es el camino, a no ser que sea violencia israelí o su propia violencia, suministrada a diario en Iraq y Afganistán, con Yemen acercándose como nuevo objetivo en su 'guerra contra el terrorismo'. Esta violencia no les horroriza. Por supuesto, están impactados por los muertos de la guerra, pero los muertos de la guerra son sus soldados que han muerto y no la enorme cantidad de civiles asesinados por la máquina de guerra de la que forman parte estos mismos soldados. Las 'muertes' de cientos de miles de civiles en esos países durante las dos últimas décadas es meramente trágica o desafortunada. La tortura de otros civiles o el que sean llevados a países del tercer mundo para que puedan ser torturados ahí, simplemente es algo de lo que ellos no hablan.

Ahora tenemos el muro de acero de Mubarak. La 'comunidad internacional' comprende por qué tiene que ser construido. Israel se enfrenta a una amenaza existencial desde estos túneles. Si los gazatíes se portan bien, si devuelven al soldado israelí capturado, si aceptan el 'derecho' de Israel a existir sobre su tierra robada, si aceptan que no tienen derecho a retornar a ella, si aceptan cualquier exigencia de los israelíes, si aceptan que Israel tiene derecho a atacar y ellos no tienen derecho a defenderse con las miserables armas de las que disponen, entonces, por supuesto que se levantará el bloqueo y podrán tener un poquito más de comida y de medicinas dependiendo de cómo se porten. Al lado del muro de acero que aisla a los palestinos hay otro muro que Israel va a construir con el consentimiento de Egipto a lo largo de la zona de Auja, que antes era una zona desmilitarizada ocupada por Israel hace varias décadas.

Mubarak no es Egipto. Su parlamento y su gobierno no representan la voluntad del país. Es un presidente de alquiler, un presidente para Estados Unidos e Israel, no para su propio pueblo. Es una extensión del gobierno estadounidense lo mismo que lo era la compañía conocida como Blackwater hasta que el asesinato de civiles por parte de sus contratistas en Iraq causó tanto escándalo que tuvo que cambiar de nombre. Mubarak es un contratista. Ayuda a dirigir Oriente Medio para Estados Unidos. Egipto es su responsabilidad y él aplasta a quienes se pongan en su camino, activistas musulmanes o liberales laicos.

Si hubiera unas elecciones justas en Egipto, se acabarían Mubarak y su Partido Nacional Democrático. Sean cuales sean sus otras diferencias, en relación a Palestina no hay diferencias entre los Hermanos Musulmanes y los partidos y movimientos laicos de la oposición. Fuera de las filas del partido de Mubarak no hay apoyo a las acciones que éste ha emprendido, incluyendo el hecho de que recientemente impidiera al convoy de Viva Palestina entregar su ayuda a Gaza. El pueblo egipcio está con los palestinos y entre ellos hay un profundo sentimiento de vergüenza por lo que Mubarak está haciendo. Éste es el país de la revolución de 1952, el defensor incondicional de los palestinos, de la lucha del Tercer Mundo contra el imperialismo y el colonialismo, al que el sátrapa de Occidente en su palacio presidencial de El Cairo ha convertido en un humillante paño de cocina.

__
Jeremy Salt es profesor asociado de Historia y Política de Oriente Medio en la Universidad Bilkent de Ankara, Turquía. Antes enseño en la Universidad del Bósforo de Estambul y en la Universidad de Melbourne en los departamentos de Estudios sobre Oriente Medio y de Ciencias Políticas. El profesor Salt ha escrito muchos artículos sobre cuestiones relacionadas con Oriente Medio, particularmente Palestina, y fue periodista del periódico The Age cuando vivió en Melbourne. Ha escrito este artículo para PalestineChronicle.com.

Traducido del inglés para Rebelión por Beatriz Morales Bastos

Yuval Diskin a Abbas: O aplaza la votación del Informe Goldstone en la ONU, o se enfrentará a una "segunda Gaza"

Akiva Eldar
Haaretz

El pedido del presidente palestino Mahmud Abbas al Consejo de Derechos humanos de las Naciones Unidas, formulado el año pasado, de posponer la votación sobre el informe Goldstone, estuvo precedido por una reunión particularmente tensa con el jefe del Shin Bet (servicio de seguridad israelí), según ha sabido Haaretz. En la reunión celebrada en Ramala en octubre, el jefe del Shin Bet, Yuval Diskin, comunicó al presidente Abbas que si no pedía un aplazamiento de la votación del crítico informe sobre la operación militar del año pasado, Israel convertiría Cisjordania en una «segunda Gaza».

Diskin, que informa directamente al primer ministro Benjamin Netanyahu, amenazó con revocar las facilidades al movimiento dentro de Cisjordania que se implementaron a principios del año pasado. Añadió que Israel podría revocar el permiso otorgado a la empresa de telefonía móvil Wataniya para operar en el territorio de la Autoridad Palestina. Esto tendría un coste de compensación a la compañía de decenas de millones de dólares a pagar por la AP.

Un vocero de la Autoridad Palestina cercano a Abbas dijo a Haartez que Diskin llegó a la reunión en la Muqata, en octubre, con una delegación diplomática extranjera. Según la misma fuente, un alto oficial del ejército de Israel hizo al mismo tiempo amenazas similares a otros dirigentes de la Autoridad Palestina. El Shin Bet dijo en respuesta a los requerimientos que no informa sobre las reuniones o la agenda de Diskin.

Abbas asumió su responsabilidad por el aplazamiento ante una comisión de investigación interna palestina que él mismo convocó y desmintió que fuese como resultado de presiones externas. El jefe de la comisión parlamentaria y legislador de la Autoridad Palestina Azmi Shuaibi, declaró en Al-Watan TV que el presidente Abbas compareció durante tres horas ante la comisión, admitió que fue un error por su parte pedir al Consejo de las Naciones Unidas aplazar la votación y añadió que lamentaba que el hecho se haya utilizado con fines políticos.

La Autoridad Palestina obtuvo el apoyo de 33 de los 47 miembros del Consejo de la ONU en la aceptación del informe Goldstone. El objetivo era continuar con la votación en el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas y, para sorpresa de los diplomáticos, el representante de la Autoridad Palestina, en el último momento, acordó posponer la votación para marzo de 2010.

La Comisión Goldstone recomendaba conceder a Israel un plazo hasta el mes de marzo para que complete una investigación independiente interna sobre los ataques a Gaza y para juzgar a quienes se encontraran responsables de crímenes de guerra. Si Israel o Hamás fracasaran en llevar a cabo investigaciones propias, el caso debería pasar a la Corte Penal Internacional.

Ahora Estados Unidos está intentando persuadir a Israel para que establezca una comisión investigadora y para que publique sus investigaciones sobre un número de incidentes en los cuales perdieron la vida civiles palestinos.

Fuente: http://www.haaretz.com/hasen/pages/ShArtVty.jhtml?sw=akiva+eldar&itemNo=1143038

Traducido para Rebelión por J.M. y revisado por Caty R.

¿Cuándo caerá el muro?

José Steinsleger - La Jornada

Conforme Israel termina de construir el gran muro para "vigilar" a los palestinos de Cisjordania, los judíos lúcidos se preguntan: ¿quiénes serán los auténticos prisioneros: ellos o nosotros? Al sur el desierto del Negev, al norte el Líbano belicoso, al oeste el incierto Mediterráneo y, al este, un muro inexpugnable de 700 kilómetros de extensión.

Desde 1948 (año de la partición de Palestina), el llamado West Bank o Cisjordania (territorio al este del río Jordán que Israel llama por sus nombres bíblicos, Judea y Samaria) había permanecido bajo administración del reino de Jordania. Hasta que en la guerra de los Seis Días (1967), Israel se anexó la región, que en la actualidad administran parcialmente Tel Aviv y la corrupta Autoridad Nacional Palestina (ANP).

El muro que corre en paralelo a la llamada "Línea Verde" es, en realidad, un sistema de muros que, indistintamente, serpentean en los asentamientos ilegales de los colonos judíos y en las aldeas palestinas.

En las zonas poco habitadas el ejército judío tendió zanjas, radares y alambrados de púas electrificadas, y en las más urbanizadas instaló enormes losas de concreto de 70 toneladas y 10 metros de altura, con videocámaras térmicas y torres de vigilancia para francotiradores.

Por tramos, el muro se interna más de 20 kilómetros en Cisjordania, cosa que a Israel le ha permitido la confiscación de las tierras y los acuíferos más importantes. Poco más de 230 kilómetros cuadrados de la tierra fértil (aproximadamente 10 por ciento del territorio agrícola), 62 fuentes de agua y 134 pozos palestinos fueron confiscados para construir el muro.

Los muros terminarán aislando 126 colonias judías y a 270 mil palestinos que habitan en 47 comunas, perjudicando de varias vías a un millón de palestinos cisjordanos. Naturalmente, ninguna sección del muro se construye del lado israelí.

En suma, una sucesión de innumerables guetos rurales y urbanos o, si se prefiere, una cárcel gigantesca en la que el muro principal segregará 833 kilómetros cuadrados (14 por ciento del territorio), en tanto el secundario excluirá 197 kilómetros cuadrados de las tierras palestinas ubicadas dentro de ambos muros.

Los trastornos ecológicos empiezan a ser inconmensurables. En las afueras de Belén, para construir el muro, los militares israelíes talaron cientos de árboles que pertenecían a un convento católico. Aldeas palestinas, como Wadi Rahaal, quedaron al borde de la extinción, una vez que el muro destruyó el ecosistema de la región, además de arruinar las tierras cultivables.

En julio de 2004, la Corte Internacional de Justicia de La Haya determinó que el muro de Cisjordania contraviene las leyes internacionales, a más de constituir una anexión de territorios palestinos ocupados. Sin inmutarse, Israel calificó el dictamen de "sesgado" y "hostil".

Hace unos años, en entrevista con Mahmud Abbas, presidente de la ANP, George W. Bush dijo que la construcción del muro era "problemática". Israel respondió: "Son los palestinos los que emplean el término". El ex premier Ariel Sharon aclaró: "Es lamentable que el presidente Bush no haya empleado el término correcto: 'valla de seguridad'".

Financiado en buena parte por el Banco Mundial, el costo del muro o valla, en todo caso, ascenderá a cerca de 3 mil millones de dólares. Y como Israel no podía recibir créditos de la entidad, los créditos fueron concedidos a… los palestinos de la ANP.

En el informe ¿Estancamiento o dinamización? (Banco Mundial, junio de 2005) se define meticulosamente la visión de "desarrollo" contemplada para Palestina. En estos planes se consideraron dos vertientes: la explotación del trabajo palestino y el control total sobre sus movimientos (sistemas de permisos y nuevas credenciales para la mano de obra barata).

En las tierras anexionadas al muro se construirán grandes zonas industriales donde los palestinos de los guetos se verán obligados a trabajar en las industrias más insalubres y tóxicas. En el llamado polígono de La Paz (Tulkarem), arquetipo del proyecto, se construirá en tierras de cultivo robadas, que durante generaciones dieron sustento a 50 familias del pueblo de Irtah.

El muro ha cancelado, de hecho, la "hoja de ruta" para el futuro estado palestino, elaborada en 2003 por Naciones Unidas, Estados Unidos, Rusia y la Unión Europea. La maquinaria de guerra israelí opera sobre los hechos consumados.

Voceros oficiosos de Israel empiezan a admitir que el muro de Cisjordania no fue diseñado por razones de seguridad, sino para socavar cualquier futuro viable de Estado palestino dentro de las fronteras de 1967, dar por acabado el debate acerca del estatus de Jerusalén y echar al pozo del olvido el regreso de los palestinos refugiados.

El muro de Cisjordania fue concebido a partir de un gran plan estratégico: el lento y sostenido exterminio de 4.5 millones de palestinos. Esta vez, sin cámaras de gas.



El olivo, símbolo de la laboriosidad palestina, sometido a destrucción sistemática

Senussi Bsaikri
Middle East Monitor

El juez supremo de Palestina, Taysir Al-Tamimi, ha denunciado lo que ha denominado como "los repetidos crímenes de las autoridades de la ocupación israelí contra todo que sea palestino, ya sean seres humanos, piedras o árboles". El juez hablaba así después de que los israelíes destruyeran docenas de olivos en la ciudad de Burin, al sur de Nablus, donde los árboles datan del período histórico romano. Al-Tamimi ha instado a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (UNFAO, por sus siglas en inglés) a “proteger la tierra agrícola de Palestina que está siendo arrasada y destruida para construir asentamientos ilegales”. Instó a la Organización a proteger los olivos, que describe como la fuente histórica de sustento para decenas de miles de familias palestinas.

Terrorífica estación

La estación de la recogida de la aceituna es la más importante para un gran segmento de la sociedad palestina. La alegría que se experimenta con este motivo se ve a menudo amortiguada por el temor y la ansiedad a causa de los crecientes ataques contra los huertos de olivos por parte de los colonos que tratan de sabotear la cosecha.

El sufrimiento de los campesinos palestinos se ve exacerbado por las exigencias impuestas por el gobierno israelí, que restringe sus movimientos y les impide, mediante el muro del apartheid y los controles, llegar hasta sus campos. Los israelíes someten a los campesinos a largas y tediosas inspecciones y registros.

La temporada de la cosecha es normalmente una época de actividad frenética de los colonos, especialmente de los que viven cerca de los huertos de olivos que son de propiedad palestina. En una ocasión, una asociación extremista distribuyó un panfleto urgiendo a los colonos a cortar los olivos y atacar a los campesinos palestinos.

El mismo panfleto consideraba los olivos que crecen en los 900 kilómetros cuadrados de Cisjordania como un hecho que entra en contradicción con los derechos de los colonos a utilizar la tierra de lo que llaman Judea y Samaria.

Una economía basada en el olivo

Según un estudio dirigido por el Ministerio de Agricultura palestino, en 2007 se plantaron casi once millones de olivos, que cubrían en total una zona de 914 kilómetros cuadrados. Esto constituye alrededor del 45% del total de la tierra cultivada palestina y el 80% de las granjas frutícolas.

La mayor parte de los olivares se nutren del agua de lluvia, con excepción de 24 kilómetros cuadrados que cuentan con irrigación controlada en las provincias del sur y del Valle del Jordán. El estudio pone de manifiesto que los olivos constituyen más del 20% de la producción agrícola total.

Además, los olivos ocupan aproximadamente el 50% de la tierra cultivada en Cisjordania, con alrededor de diez millones de árboles en los alrededores de las ciudades cisjordanas. En Gaza, la zona cultivada alcanza un total de 26 kilómetros cuadrados, de los cuales alrededor del 20,5% son frutales.

Los olivos proporcionan la principal fuente de ingresos a 10.000 familias palestinas, produciendo alrededor de 153.000 toneladas de aceituna, con una tasa de productividad que alcanza los 174 kilos por cada 1.000 metros cuadrados. Se producen alrededor de 36.000 toneladas de aceite, de las cuales el 30% se consume a nivel local.

El ejército y los colonos destruyen los olivos

Según el Ministerio de Agricultura palestino "cada minuto, el ejército israelí y los colonos arrancan un olivo productivo en los territorios palestinos ocupados". En total, hasta el momento, se han arrancado un millón de árboles.

Según muchos informes oficiales, las autoridades israelíes, desde que surgió la primera Intifada a finales de 1987, han arrancado más de medio millón de árboles, de los que el 80% son olivos. La razón que suelen alegar es que los combatientes palestinos utilizan los árboles para esconderse; sin embargo, la experiencia muestra que el ejército israelí tampoco abandonó la táctica de arrancar árboles durante períodos relativamente estables.

Desde la firma de los Acuerdos de Oslo, se han destruido más de 22 kilómetros cuadrados de olivares. El argumento empleado por los israelíes ha sido la construcción de carreteras de circunvalación "al servicio de la paz". Se ha informado que los colonos roban la fruta y queman los árboles, rociándolos para ello con sustancias químicas.

Según estadísticas oficiales, el área total de tierra afectada por ese motivo ha alcanzado los 42 kilómetros cuadrados. Alrededor de 19 kilómetros cuadrados de tierra han quedado aislados tras el tristemente célebre muro israelí. El ejército, de forma escandalosa, ha clasificado unos 15 kilómetros cuadrados como "zonas peligrosas" debido a su proximidad con los ilegales asentamientos.

Se ha comprobado que la mayoría de los ataques de los colonos contra palestinos y sus granjas se producen cerca de las ciudades de Ramala y Nablus. Según el informe del Ministerio de Agricultura palestino, durante los primeros meses de 2007, los colonos prendieron fuego a 1.100 árboles. Los archivos oficiales de la Administración Civil israelí muestran que entre enero y junio de 2007 destruyeron 1.846 árboles. Los palestinos han cuestionado esa cifra porque afirman que no incluye muchos ataques que no quisieron registrar.

Arrancando árboles a lo largo del trazado del muro de separación

El muro de separación ha sido una de las causas principales de destrucción de un gran número de olivos. Es bien conocido que para la construcción del muro, que tendrá finalmente 460 kilómetros de largo, habrá que destruir la tierra agrícola fértil palestina.

Para construir el muro es preciso arrasar una franja de tierra de 200 metros de anchura; además se necesitan 50 metros más para construir carreteras sólo para colonos. El muro le que robado a los campesinos miles de acres de tierra agrícola, en su mayoría ocupados por olivares, especialmente en el norte de Cisjordania.

Esos campos –que están efectivamente "abandonados" ya que a sus propietarios no se les permite ir a trabajarlos- se convertirán en estériles, facilitando así que el gobierno y los colonos se apropien de ellos para construir más asentamientos. Los dueños de la tierra no tienen derecho a enfrentarse y resistir frente a las políticas de Israel que les roban sus medios de vida y la fuente de ingresos para sus familias.

La guerra y el bloqueo están afectando a los olivos de Gaza

El bloqueo impuesto contra la Franja de Gaza ha tenido un impacto negativo en la agricultura y la industria olivarera. La cosecha de aceituna y la producción de aceite de oliva fueron significativamente peores en Gaza en 2009 debido a la guerra y al bloqueo.

La producción de aceite de oliva en Gaza ha disminuido un 80% en 2009 comparada con la de años anteriores. Cuatro kilómetros cuadrados de huertos de olivos fueron completamente destruidos por la artillería pesada y las bombas utilizadas hace un año en la guerra. El embargo sobre las importaciones y exportaciones ha llevado al declive en los niveles de producción de aceitunas y aceite de oliva. Los propietarios de las prensadoras de aceituna se enfrentan a graves dificultades.

Según Mohammad Agha, el Ministro de Agricultura en el gobierno de Gaza, los israelíes arrasaron alrededor de 130 kilómetros cuadrados desde 1967 a 2005, en su mayoría de huertos de olivos. Agha dijo que los proyectiles y cohetes de fósforo blanco y otras armas químicas utilizadas en la reciente guerra habían tenido un efecto inmensamente perjudicial en el rendimiento del fruto.

El descenso en la producción de aceite de oliva ha hecho que los precios suban considerablemente este año. Los dueños de las prensadoras se enfrentan a dificultades aún mayores al tener que intentar conseguir piezas de repuesto, a menudo de contrabando a causa del asedio.

Según un alto funcionario del Ministerio de Agricultura, este año la Franja de Gaza ha producido 200 toneladas de aceite, frente a las 1.500 de años normales. El mismo funcionario manifestó que Gaza necesitaba unas 3.250 toneladas para poder satisfacer las necesidades del consumo doméstico.

Conclusión

Resulta patente que la extensión y alcance de la destrucción de olivares perpetrada por los israelíes está más allá de cualquier comprensión y no puede justificarse bajo circunstancia alguna. Sin embargo, la indiferencia internacional ante esta perversa devastación y violación flagrante de los derechos palestinos han animado al ejército israelí y a los colonos a seguir adelante con sus actividades devastadoras.

El arrancamiento de más de un millón de olivos constituye un atroz ataque contra el medio ambiente; un ataque que no ha recibido condena alguna por parte de la comunidad internacional, permitiendo que sus autores queden inmunes ante ese crimen.

Sería necesario adoptar las medidas siguientes:

· Que los gobiernos y organizaciones internacionales asumieran una postura seria y responsable para detener esta destrucción sin sentido, y por ello presionar al gobierno israelí para que pare los ataques de los colonos y les responsabilice de sus crímenes.

· Compensar a los campesinos palestinos por los daños causados por el deliberado arrancamiento de sus olivos.

· Proporcionar apoyo técnico y financiero a los campesinos palestinos para compensarles de las pérdidas de los árboles arrancados y proporcionarles garantías internacionales que les protejan de nuevos ataques.

Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández

La sionización de Jerusalén - Parte II y última

José Steinsleger
La Jornada 20 de enero de 2010

La Ciudad Vieja de Jerusalén encierra el cuadrante urbano más venerado y disputado de la Tierra. Novecientos mil metros cuadrados en los que de un vistazo se pueden apreciar los vestigios de los tres grandes monoteísmos de la humanidad: el Muro de los Lamentos (judío), el Santo Sepulcro (cristiano), la Cúpula de la Roca y la Mezquita de Al-Aqsa (islámicas).

Encerrados por una muralla levantada ene veces por distintas culturas y civilizaciones, y derruida ene veces por todos los imperios de paso, la Ciudad Vieja se divide en cuatro barrios que hoy viven del turismo laico y religioso mundial: el cristiano, el árabe, el armenio y el judío.

A mediados del siglo XIX, el filántropo inglés Moses Montefiore construyó la primera comunidad judía fuera de la Ciudad Vieja. Desde entonces se habla de Jerusalén Oeste (JO).
En 1948, el flamante estado de Israel conquistó militarmente 85 por ciento de JO. Con base en la Ley de Propiedad de Ausentes (sic, 1950), los sionistas clasificaron como propiedad abandonada 10 mil hogares, inmuebles y negocios, transfiriendo las titularidades a Israel.

La mayoría de los habitantes de JO (entre 64 y 80 mil residentes palestinos) fueron expulsados por mediación de masacres y asesinatos para impedir el regreso de sus moradores. En tanto, el ejército de la vecina Jordania tomó el control de Jerusalén Este (JE), ubicada en la llamada Cisjordania.

En 1967, luego de la guerra de los Seis Días, Israel ocupó el sector de JE, administrado por Jordania. Y en 1980 fundió en la legislación ambas partes, anexionando 70 kilómetros cuadrados de JE a la demarcación municipal de JO. Pero antes ya había expropiado 24 kilómetros cuadrados más para construir un nuevo barrio judío.

Solamente 5 kilómetros cuadrados se destinaron a viviendas palestinas (un 8 por ciento de la superficie total) y un escaso 0.6 por ciento para construcción de industrias y comercios de los palestinos. El resto de Cisjordania (administrado en la actualidad por la Autoridad Nacional Palestina) no fue oficialmente anexionado.

Con celeridad inusitada las autoridades sionistas convirtieron el mapa demográfico de JE en una suerte de piel de leopardo territorial, salpicada de grandes bloques de viviendas judías habitadas por agresivos colonos armados.

La legislación israelí controla en la actualidad ambos lados de Jerusalén, incluyendo la Ciudad Vieja. La frenética construcción de viviendas en JE (73 mil más en curso) incluye la destrucción sistemática de hogares árabes, que se declaran ilegalmente adquiridos. Grandes hoteles y condominios por valor de millones de dólares se anuncian para inversores estadunidenses. Ningún árabe puede adquirirlos ni construir en la zona.

Desde 1967, Israel ha confiscado 34 por ciento de JE en beneficio público, recalificando de zona verde 44 por ciento del sector palestino. Entre 1994 y 2006 se demolieron 706 casas en JE y 700 más en la Ciudad Vieja.

Lo de menos es si algunos de los títulos palestinos de propiedad se remontan a los años del mandato británico o a la época de cuando el imperio otomano dominaba la provincia Palestina. Terrorismo urbano que, por otro lado, incomunica y aísla cientos de aldeas y ciudades, suscitando serias dudas en cuanto a si los palestinos podrán erigir su capital en JE.

Jerusalén debe ser judía. Lo dice la Biblia y lo dijo el criminal de guerra Ariel Sharon, en junio de 2005: Jerusalén pertenecerá a Israel, y nunca más a los extranjeros. Sin embargo, a más de las condenas de la ONU, la Biblia también cuenta que a los jebuseos que vivían en Orsalim (nombre antiguo de Jerusalén) no pudieron arrojarlos los hijos de Judá (Josué, 15:63), mientras que en otros pasajes los propios israelitas reconocen que en Jerusalén vivía gente extraña (Jueces, 19, 11:12).

En el fondo, tras la desaparición del sueño sionista original y el socialismo agrario, y cuando la manipulación hollywodesca del holocausto ya no sirve de coartada al victimismo, Israel pretende una super Jerusalén que beneficie en buena medida a su economía.

Proyectos como la demolición de una guardería infantil y el mercado para mayoristas en la barriada Wadi Joz de JE para construir un nuevo hotel cercano a la Ciudad Vieja, y el Museo Rockefeller, apuntan en esa dirección.

Ni siquiera Estados Unidos se ha decidido a trasladar su embajada a Jerusalén. Los países que hasta hace poco las mantenían (El Salvador, Costa Rica) despachan hoy desde Tel Aviv. Y otros que en América Latina se identifican con Israel por el peso de la comunidad judía tampoco tienen su sede diplomática en Jerusalén.

Durante seis mil años, Jersualén ha sido la presa militar más codiciada de todas las guerras de Occidente. Lugar de contradicciones y conflictos, de invasiones y divisiones, de emigraciones, expulsiones y limpiezas étnicas, de ocupación y resistencia, de terrorismo, represión y guerra, Jerusalén quiere decir, etimológica y justamente eso: lugar de la paz.

Viñeta de la artista palestina Omayya Juha

La sionización de Jerusalén - Parte I

José Steinsleger /I - La Jornada 13 de enero de 2010

Frente a los atropellos de Israel contra los palestinos en la ciudad vieja de Jerusalén, y los territorios ocupados de su lado oriental (Cisjordania), hay voces que suelen usar el término "judeización". Típico error de quienes acostumbran, como los sionistas y los fundamentalistas islámicos o cristianos, a manipular la religión con propósitos políticos y militares puntuales.

Desde siempre, todas las empresas de conquista y anexión territorial han tergiversado los credos de fe para facilitar el embrutecimiento de los pueblos sometidos, o no sometidos. Y en sus matices perversos, escogen pretextos de toda índole para justificar todas las infamias, empezando por la mayor: Dios lo quiere.

Si vamos por ahí, convendría detenerse en algunas profecías. David: Si me olvidare de ti, oh Jerusalén, pierda mi mano mi destreza (Salmos, 137:5). Jesucristo: Jerusalén, Jerusalén, si tú conocieras a aquel que sirve a tu paz (Lucas 19:41-44). Mahoma: Oh Jerusalén, tierra elegida por Alá y patria de tus siervos, desde tus muros el mundo se convirtió en mundo.

¿Qué intuía aquel trío de iluminados acerca de un conflicto irreductible y permanente que ya cuenta con 6 mil años de historia? Jerusalén vivió tres milenios en manos de tribus cananeas. Una de ellas, la de los jebuseos, levantó el primer emplazamiento al que llamaron "Orsalim". Lugar mencionado en una de las tablillas egipcias de Tall Amarna, con fecha de principios del siglo 14 adC, antes de la llegada de los hebreos a Palestina.

David venció a los jebuseos en 1000 adC, y los hebreos se radicaron en Palestina durante poco menos de tres siglos. Hasta que los asirios acabaron con Judea y Samaria, los dos reinos de Israel. Luego, la ciudad estuvo 300 años bajo dominación helénico-egipcia, 600 años fue romana-bizantina, 880 años árabe, 400 años turca y 24 años británica.

En 1947, las Naciones Unidas partieron Palestina en un Estado judío y otro árabe, con una tutela especial sobre Jerusalén. Pero en mayo de 1948, los sionistas proclamaron unilateralmente la independencia, y ocuparon por vía armada el sector oeste de Jerusalén con la pretensión de instalar su capital en la llamada Ciudad Santa.

En diciembre de 1949, la Asamblea General decidió que Jerusalén sería un “…corpus separatum bajo un régimen internacional especial administrado por las Naciones Unidas” (resolución 303). Israel rechazó la iniciativa, pero la protesta mundial obligó a que el gobierno sionista se instalara en Tel Aviv.

En junio de 1967, durante la Guerra de los Seis Días, el sector oriental de Jerusalén (bajo jurisdicción de Jordania), cayó en manos de Israel. Anexión que hasta hoy prosigue ininterrumpidamente, con la apropiación ilegal de tierras palestinas.

Por 99 votos a favor, ninguno en contra y 20 abstenciones, la Asamblea General manifestó que "los medios utilizados por Israel para cambiar el estatuto de Jerusalén son nulos y no avenidos". Años más tarde, la segunda Conferencia Cumbre de los Países Islámicos (Pakistán, 1974), publicó una resolución sobre Al Quds (Jerusalén, en árabe): "La retirada de Israel de Jerusalén es la condición inicial más importante e insustituible para restablecer la paz en el Cercano Oriente".

Meses después, la UNESCO expulsó a Israel "por sus trabajos tendientes a desvirtuar el carácter árabe de la ciudad vieja de Jerusalén". Medida que, por otro lado, denunciaba la hipocresía del líder David Ben Gurion, cuando en la declaración de la independencia (14/5/48) dijo que el nuevo Estado protegería "los lugares santos de todas las religiones, y aplicará sucesivamente los principios de la Carta de las Naciones Unidas"

Que Israel jamás respetó y acató, despreciando sistemáticamente sus resoluciones. En 1980, el Parlamento israelí (Knesset) trasladó la sede de gobierno a Jerusalén oeste, y proclamó su anhelo de convertir a toda la ciudad en "capital eterna e indivisible de Israel". La ONU condenó a Israel, y la mayoría de los países que mantenían sus embajadas en Jerusalén las trasladaron a Tel Aviv.

Washington, en tanto, recurrió al rutinario derecho de veto que acostumbra emplear en las votaciones desfavorables a Israel. No obstante, el secretario de Estado de James Carter, Edgard Muskie, pronunció un discurso ambivalente al decir: "Necesitamos que Jerusalén no sea dividida, con libre acceso de todas las religiones a los lugares santos"

El premier israelí Menahem Begin y el canciller Yitzhak Shamir (ambos con frondoso expediente de terrorismo) saludaron el galimatías imperial, pues precisamente eran las crecientes dificultades de acceso a la Ciudad Santa, las que empezaron a representar un dolor de cabeza para los peregrinos y, especialmente, para los palestinos de Jerusalén oriental.

México asumió un papel digno. Porfirio Muñoz Ledo, su representante en la ONU, manifestó: "El problema no es optar por una Jerusalén unificada o dividida. Hoy, la ciudad está unificada de hecho, pero como resultado de una conquista que no genera derecho alguno"

Israel deja de expedir permisos de trabajo a cooperantes de ONG

Desde hace meses muchos sólo obtienen visados de turista

JUAN MIGUEL MUÑOZ - Jerusalén - 21/01/2010

Unas son ONG israelíes que denuncian extorsiones a ciegos palestinos para que colaboren con los servicios de espionaje israelíes, o la muerte de una joven de 18 años que sucumbió al cáncer mientras esperaba el permiso para abandonar Gaza. Otras tienen dimensiones planetarias. Pero todas forman parte de lo que el Gobierno de Benjamín Netanyahu denomina campaña de deslegitimación del Estado.

El caso es que las autoridades han frenado la expedición de visados de trabajo a cooperantes de ONG como Save the Children, Oxfam o Médicos sin Fronteras, mientras el martes una organización vinculada a la derecha radical, conocida no precisamente por su transparencia, presentaba una demanda ante los tribunales de Estrasburgo contra la Comisión Europea por falta de transparencia en la concesión de las ayudas que perciben la pléyade de organizaciones que trabajan en los territorios palestinos ocupados.

Desde el fin del ataque a Gaza hace un año -que le ha acarreado acusaciones por crímenes de guerra en Naciones Unidas, trifulcas diplomáticas en capitales europeas y órdenes de detención contra líderes políticos y militares en el Viejo Continente-, Israel libra la batalla en los ministerios de Asuntos Exteriores y en los medios de comunicación extranjeros. El papel que desempeñan las ONG en esos ámbitos no es desdeñable. El propio primer ministro israelí incidía anoche, durante una recepción a los medios de comunicación extranjeros, sobre este espinoso asunto.

Lo llamó el "efecto Goldstone", en alusión al juez surafricano que redactó un duro informe sobre la guerra de Gaza. "El primer desafío es el programa nuclear iraní; el segundo, los cohetes y misiles en las fronteras norte y sur. El tercero, el informe Goldstone, que pretende atarnos las manos para que no podamos defendernos", afirmó Netanyahu.

Así las cosas, los cooperantes extranjeros que pululan por cualquier rincón de Cisjordania y Gaza van camino de convertirse en simples visitantes. Es un grave problema para esos activistas. Para no estar sometidos a severas restricciones en la libertad de movimientos es imprescindible el permiso de trabajo que concede el Ministerio del Interior, que observa a estos foráneos como potenciales enemigos. Desde hace meses, según informaba el diario Haaretz, muchos de estos cooperantes sólo obtienen visados de turista.

Pero no son sólo las ONG extranjeras las que sufren crecientes dificultades. Un grupo de asociaciones israelíes padecen un acoso permanente. Sus dirigentes, tildados de selfhating jews (judíos que se odian a sí mismos), son un puñado de personas bien conocidas cuya misión depende de la financiación de Gobiernos foráneos, especialmente europeos. NGO Monitor -una organización que se declara independiente del Ejecutivo hebreo, por coincidentes que sean sus intereses- anunció ayer que ha presentado una demanda contra la Comisión Europea en los tribunales de Estrasburgo. Aseguran que Bruselas no ofrece información suficiente. El británico-israelí Gerald Steinberg, su promotor, aseguraba que desde 2005 la UE ha donado "al menos 177 millones de euros a ONG que hablan de apartheid y de crímenes de guerra en un proceso de demonización de Israel".

La campaña contra las ONG cobra así impulso. Y si sus cooperantes son árabes, la persecución se agrava. Ha sido el caso de Mohamed Othman y Jamal Musa, activistas de Stop The Wall (Detener el Muro), que fueron encarcelados durante meses o semanas sin que se presentaran cargos.

Othman regresaba de dar conferencias en Noruega, uno de los países más escrutados por la diplomacia hebrea, cuando dio con sus huesos en prisión. A Jared Maslin, editor de la página web en inglés de la agencia de noticias palestina Maan, estadounidense de origen judío, tampoco le fue mejor tras ser interrogado durante ocho horas en el aeropuerto de Tel Aviv la semana pasada. Ha sido expulsado de Israel.

Fuente: El Pais

miércoles, 20 de enero de 2010

Niño discapacitado palestino forzado a viajar 3 horas para ir a la escuela

(Contribución de "el enemigo")

19/1/2010
x Haaretz
[Traducido para La Haine]

Muamman Abu kwaik, un niño de 5 años cuadraplégico con parálisis cerebral, deja su casa del barrio Shoafat de Jerusalén del Este a las 6 am todos los días para viajar 3 horas antes de llegar a su guardería de rehabilitacion en la parte occidental de la ciudad, a solo 35 minutos.

La municipalidad de Jerusalén recibió la orden de la corte de encontrar un lugar libre en una guarderia de rehabilitacion y proveerle transporte- pero en un esfuerzo por ahorrar dinero a expensas de la salud de Abu Kwaik, aun no ha hecho nada en absoluto para facilitarle el acceso a una escuela.

"Es impensable que los derechos fundamentales de Muammans-a salud, rehabilitacion y educacion - estén siendo violados por consideraciones tecnicas y económicas del municipio" dijo Sharon Primor, un asistente legal por los derechos de los discapacitados del grupo Bizchut (con derecho).

El grupo de abogados, que recurrió a las cortes en el 2007 para conseguir un lugar a Abu Kwaik en una escuela, dijo que un funcionario de la municipalidad, responsables de asuntos de transportes dijo que los acuerdos de viajes no pueden cambiarse. Sin embargo, la municipalidad luego declaro que podría favorablemente considerar darle a Abu Kwaik un permiso único para ir a la escuela, lo que acortaría significamente su viaje diario.

"Esta situación tiene alternativa", dijo Primor. "La irracional lentitud del tiempo no es por la distancia, si no por consideraciones de costo. La ruta de transporte es muy complicada y tiene muchas paradas".

Bizchut y la madre de Muamman Abu Kwaik, quien viajo en la camioneta para ver por ella misma como era el viaje, dijo que Muamman es uno de 9 niños recogidos y trasladados diariamente. La municipalidad dice que solo hay otros dos, ambos son llevados cerca de la escuela de Abu Kwaiks.

Si el viaje de 3 horas de Muammans continua así, podría incrementar su condición y afectar su recuperación de una operación ortopédica a la que se sometió recientemente, según la Dra. Dalia Bohana.

"Las consecuencias de un largo viaje en una postura incomoda podría llevar a un fallo en la operación y rehabilitacion a inmediato y largo plazo. Además un viaje así causa incomodidad e incluso sufrimiento a este niño", escribio en una opinion experta.

Bohana dijo que Abu no debe viajar mas de 50 minutos cada vez. Un viaje directo toma 35 minutos, incluyendo 15 minutos en un puesto de control, según la estimación de una compañía de transportes independiente.

El padre e Muamman, Nasser Abu Kwaik, dijo que el viaje dificulta el aprendizaje de su hijo cuando llega a su escuela.

"El pasa muy malos momentos con los viajes" -dijo- "luego de 3 horas llega muy cansado. Incapaz de aprender". Y una vez terminada la escuela, Muamman "viene a casa dolorido y mareado", dijo su padre. "Debe hacer este viaje todos los dias, con calor, con frio, con lluvia y nieve. No entiendo por qué le están haciendo esto a él".

La municipalidad sugirió que Abu Kwaik sea llevado primero que los demás, con lo que acortarian 15 minutos de viaje, según la compañía de transportes. La municipalidad atribuyo la lentitud del viaje al puesto de control

VIDEO de A.I. sobre bloqueo y asedio de Gaza



El bloqueo israelí continúa asfixiando el día a día de Gaza

18 enero 2010

Cuando se cumple un año del fin de la ofensiva militar israelí contra Gaza, Amnistía Internacional ha manifestado que Israel debe poner fin al asfixiante bloqueo que mantiene sobre la Franja de Gaza, que obliga a 1,4 millones de palestinos a vivir aislados del mundo exterior, soportando a duras penas condiciones desesperadas de pobreza.

En el informe titulado Asfixiante: El bloqueo israelí de la Franja de Gaza, Amnistía Internacional ha reunido testimonios de personas que están todavía esforzándose por reconstruir su vida tras la operación ‘Plomo Fundido’, a causa de la cual murieron unos 1.400 palestinos y resultaron heridos millares más.

“Israel afirma que el bloqueo que mantiene sobre Gaza desde junio de 2007 es una respuesta a los ataques con cohetes de efectos indiscriminados que grupos palestinos armados lanzan desde allí contra el sur de Israel –ha manifestado Malcolm Smart, director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de Amnistía Internacional–. Sin embargo, lo cierto es que el bloqueo no afecta específicamente a los grupos armados, sino que es un castigo para la población entera de Gaza, pues restringe la entrada de alimentos, equipo médico, material educativo y materiales de construcción.”

“El bloqueo constituye un castigo colectivo según el derecho internacional y debe levantarse de inmediato.”

De acuerdo con el derecho internacional, Israel, como potencia ocupante, tiene el deber de garantizar el bienestar de la población de Gaza, incluido su derecho a la salud, a la educación y a una alimentación y una vivienda adecuadas.

Durante la operación ‘Plomo Fundido’, que se prolongó del 27 de diciembre de 2008 al 18 de enero de 2009, murieron 13 israelíes, incluidos tres civiles en el sur de Israel, donde decenas más resultaron heridos en ataques con cohetes de efecto discriminado lanzados por grupos armados palestinos.

En Gaza, los ataques israelíes dañaron o destruyeron edificios e infraestructuras civiles, incluidos hospitales y escuelas y los sistemas de suministro de agua y electricidad. Millares de viviendas palestinas resultaron destruidas o sufrieron graves daños.

Se calcula que 280 de las 641 escuelas de Gaza sufrieron daños y 18 fueron destruidas. Más de la mitad de los habitantes de Gaza son menores de 18 años, y la interrupción de su educación, debido a los daños causados durante la operación ‘Plomo Fundido’ y a la persistencia del boicot israelí, está teniendo un efecto devastador.

Los hospitales también se han visto muy afectados por la ofensiva militar y el bloqueo. Las autoridades israelíes han negado reiteradamente la entrada en Gaza a los camiones de ayuda médica de la Organización Mundial de la Salud sin ofrecer ninguna explicación.

Las autoridades israelíes siguen impidiendo o demorando la salida de Gaza de personas con enfermedades graves que no pueden se tratadas allí: desde el cierre de los pasos de entrada y salida de Gaza, los enfermos tienen que solicitar permisos para salir, pero éstos suelen denegarse. El 1 de noviembre de 2009, Samir al-Nadim, padre de tres hijos, murió tras haberse retrasado 22 días su salida de Gaza para una operación de corazón.

Amnistía Internacional ha hablado con varias familias cuyos hogares fueron destruidos en la operación militar israelí y que, un año después, continúan viviendo en alojamientos temporales.

Mohammed y Halima Mslih y sus cuatro hijos de corta edad huyeron de su hogar, en el pueblo de Yuhor al-Dik, en el sur de la ciudad de Gaza, durante el conflicto, hace ya un año. Entonces, los bulldozers del ejército israelí demolieron la casa.

“Cuando regresamos, todo estaba destrozado. La gente nos daba comida porque no teníamos nada”, ha explicado Mohammed Mslih.

Seis meses después del alto el fuego, la familia vivía todavía en una tienda de delgada tela de nilón. Sólo ahora han podido construir una sencilla vivienda permanente, pero temen que las continuas incursiones militares israelíes destruyan lo poco que les queda.

El desempleo está aumentando vertiginosamente en Gaza, pues los negocios que quedan sobreviven a duras penas con el bloqueo. En diciembre de 2009, la ONU informó de que el desempleo en Gaza era superior al 40 por ciento.

“El bloqueo está sofocando prácticamente todos los aspectos de la vida de los habitantes de Gaza, más de la mitad de los cuales son niños y niñas –ha señalado Malcolm Smart–. No se puede dejar que el aislamiento y sufrimiento crecientes de la población de Gaza persistan. El gobierno israelí, como potencia ocupante, debe cumplir la obligación jurídica vinculante de levantar el bloqueo sin más demoras.”

Más información

Israel/Territorios Palestinos Ocupados: Asfixiante. El bloqueo israelí de la Franja de Gaza
(folleto de campaña, 18 de enero de 2010)

VIDEO: Gaza bajo el agua porque Israel abre una presa






Ver video (wmv) en PRESS TV

Otro video de PRESS TV sobre las inundaciones:



Cínicas declaraciones este lunes del ministro israelí de infraestructuras, Uzi Landau, quien dijo en una reunión con ministros alemanes que Israel da a los Palestinos más que suficiente agua.



martes, 19 de enero de 2010

El gobierno de Haneyya pide ayuda urgente para hacer frente a las inundaciones

[19/01/2010 - 12:58 PM]

GAZA, (PIC) - El gobierno de Ismail Haneyya hizo el martes un llamamiento a la comunidad internacional para salvar las zonas inundadas en la Franja de Gaza y enviar los materiales de construcción que necesitan con urgencia.

Ahmed Al-Kurd, ministro de Asuntos Sociales, dijo en un comunicado de prensa que Gaza fue objeto del asedio, después vino la guerra, y ahora las inundaciones.

Añadió que su gobierno comenzó a aplicar un plan de emergencia para proporcionar albergue a 70 familias que buscaron refugio en una de las escuelas.

Es necesario ahora más que nunca poner fin al asedio y permitir la entrada de materiales de construcción para reconstruir lo que fue devastado por la guerra de Israel y los desastres naturales.

Por su parte, el ministro de obras públicas y vivienda Yousef Al-Mansi, dijo que el personal de su ministerio estaba trabajando contra reloj para rescatar a los ciudadanos de las zonas sumergidas por las inundaciones.

Denunció a la autoridad israelí de ocupación por la apertura de la presa del valle de Gaza que causó la inundación de decenas de casas palestinas con agua de lluvia, describiendo el hecho como un nuevo crimen contra el pueblo palestino.

El gobierno dijo en un comunicado que el primer ministro Haneyya estaba supervisando personalmente las operaciones de rescate de las zonas inundadas en el centro de la Franja de Gaza.

Fotos de Ayman Quader, desde Gaza






La apertura de compuertas de la presa de Israel inunda pueblos de Gaza

¿Quién quiere echar al mar a quién? - Aprovechando que el mundo está pendiende de Haití...

[19/01/2010 - 10:50 AM]

GAZA, (PIC) - Israel abrió el lunes las compuertas de uno de sus embalses del valle de Gaza, ubicado en la parte oriental de la Franja de Gaza, tras las lluvias torrenciales habidas en la región, lo que produjo grave inundación de casas palestinas y ha causado importantes daños materiales.

Testigos presenciales dijeron al Centro de Información Palestino (PIC) que las fuerzas israelíes de ocupación estacionadas allí abrieron intencionadamente las compuertas sin previo aviso ni coordinación con las autoridades locales de Gaza, dando lugar a la afluencia al valle de enormes cantidades de agua de lluvia.

Debido a que Gaza se encuentra en una zona de baja altitud y ésta decrece en dirección al mar Mediterráneo, el agua discurrió hacia abajo por la zona, inundando dos pueblos palestinos y causando el desplazamiento de un centenar de familias de Gaza.

Bastantes personas están todavía atrapadas en el interior de sus casas o en sus tejados, y muchas están desaparecidas, según testigos oculares.

Los crecientes de aguas procedentes de la represa inundaron las casas del pueblo de Johr Al Deek, al sureste de la ciudad de Gaza, el pueblo de Nusseirat en la parte oriental de la Franja, donde se encuentra también el campamento de refugiados de Nusseirat, y la ciudad de Al-Mughraqa situada ya dentro de la ciudad de Gaza.

Las inundaciones han hecho la vida más difícil para los ciudadanos, especialmente para aquellos que aún viven en tiendas de campaña debido a que sus viviendas fueron destruidas en la guerra de Israel contra Gaza pasado.

Por su parte, Yusuf Abu Hoaishal, el jefe del consejo municipal de la ciudad de Mughraqa, dijo al PIC en la noche del lunes que al menos 50 casas resultaron inundadas por la considerable subida del nivel del agua en el valle de Gaza.

Abu Hoaishal añadió que equipos de los municipios y de defensa civil están trabajando afanosamente en el rescate y la evacuación de los ciudadanos de las zonas inundadas.

El jefe del consejo responsabilizó a Israel de haber causado esta inundación con la intención de causar destrucción masiva en zonas de Gaza.

Señaló que el desastre podría haber sido mayor si esta inundación hubiera ocurrido por la noche mientras duermen los ciudadanos, afirmando que la rápida intervención de los equipos de rescate impidió que hubiera víctimas.

Por su parte, el portavoz de los servicios médicos militares Adham Abu Salima dijo ayer que 100 familias cuyas casas se inundaron fueron trasladadas a zonas seguras hasta que se les pueda proporcionar refugios de emergencia.

Más tarde, diversos funcionarios palestinos en Gaza han declarado que el desastre de las inundaciones fue gestionado con éxito y controlado, y a todos los ciudadanos sin hogar se les proporcionó refugio.

En el mismo contexto, el Dr. Ahmed Bahar, Vicepresidente primero del Consejo Legislativo palestino, denunció enérgicamente a Israel por causar deliberadamente una inundación en el valle de Gaza, que ha dejado sin hogar a muchos ciudadanos.

El Dr. Bahar condenó este comportamiento como un nuevo crimen de guerra, pidiendo a la comunidad internacional que asuma sus responsabilidades y pida cuentas a Israel por lo ocurrido.

El portavoz de Hamas, Sami Abu Zuhri, acusó a Israel de abrir las compuertas de la presa de forma intencionada, a fin de causar daño a los ciudadanos y sus bienes.

El portavoz Abu Zuhri, hizo un llamamiento, en un comunicado de prensa al PIC, a organizaciones de ayuda internacional para proporcionar ayuda inmediata a los ciudadanos que sufrieron daños considerables en sus hogares.

Ministro de Agricultura Dr. Mohammed Al-Agha visitó ayer por la noche las zonas afectadas en las proximidades del valle de Gaza y afirmó que Israel no dio ninguna advertencia de su intención de abrir las compuertas de la presa.

Dr. Agha advirtió de que el flujo continuo de agua de la presa en el valle significa que las vidas de muchos ciudadanos aún se encuentran en peligro, señalando que el diluvio arrasó muchas casas, tierras agrícolas y corrales de ganado.

Dijo que Israel siempre busca cualquier oportunidad para duplicar el sufrimiento del pueblo palestino de Gaza.

Fotos de Ayman Quader, desde Gaza
















Los niños de Gaza donan para el desastre de Haití

Martes, 19 de enero 2010 13:27
Dr. Hanan Chehata - MEMO

Tras el devastador terremoto que azotó a Haití la semana pasada, el 13 de enero, en el que cientos de miles de personas han perdido la vida, las esperadas donaciones de ayuda humanitaria y suministros de socorro de emergencia han empezado a llegar desde todos los rincones del mundo.

Sin embargo, una de las efusiones más conmovedoras de empatía y ayuda ha llegado de la fuente más inesperada: De Gaza. En una región que sufre ella misma tan desesperadamente, la población de Gaza ha recogido ayuda, como mantas, alimentos, leche y el poco dinero que tienen para enviar a las víctimas del terremoto de Haití. Ver a los niños de Gaza, que ya tienen tan poco, como se unen para ayudar a personas que nunca han visto, en un país del que probablemente nunca han oído hablar, es un hecho conmovedor. Ha habido un grupo de donantes que trabajan en Gaza, tratando de recoger y enviar esta ayuda, entre ellos el Comité Popular contra el Asedio y las familias y los hijos de los presos en cárceles israelíes.

Esto demuestra el hecho de que, a pesar de todas las dificultades y los traumas a los que han estado sometidos, el pueblo de Palestina no ha perdido su humanidad. Todavía comprenden el común impulso humano de ayudar a los necesitados, sean quienes sean y estén donde estén. Esto envía una imagen muy positiva sobre el estado de la condición humana de los Gazanos.

Sin embargo, en completo contraste con esto aparece el estado de Israel, que inmediatamente se jactó de enviar ayuda y equipos médicos para asistir a las víctimas del terremoto y, sin embargo son ellos mismos los instigadores y sostenedores de una de las peores crisis humanitarias modernas en el mundo, a su propia puerta. Parece, en muchos sentidos, hipócrita que traten de promocionarse a sí mismos como una nación humanitaria y envíen equipos a la carrera por todo el mundo para ayudar a las víctimas en Haití, mientras ellos mismos están encarcelando, ocupando, abusando y mantenimiento a una nación bajo estado de sitio, estando a un tiro de piedra de donde viven.

Esto no quiere decir que no se deba enviar ayuda al pueblo de Haití desde todas las fuentes posibles, a pesar de lo corrupta y desagradable que pueda ser la fuente, sino simplemente señalar la contradicción del "humanitarismo" de Israel. Si los niños de Gaza pueden ver la importancia ayudar a otros y de llegar a ellos, entonces ¿no debería ser capaz Israel de ver la importancia de ayudar a los niños de Gaza?

(Más fotos exclusivas en el sitio web de MEMO)

Ver también reportaje de Mónica Prieto en El Mundo



VIDEOS: Los habitantes de Gaza hacen campaña de donaciones para los afectados por el terremoto de Haiti

Ver reportaje y video de Euronews y de L'espresso (italiano)

Video de PRESS TV, 19-01-10



lunes, 18 de enero de 2010

Un año después de "Plomo Fundido" AI denuncia el "asfixiante" bloqueo israelí contra Gaza

Israel impide la entrada de materiales para la reconstrucción y dificulta la pesca y la agricultura gazací

(NOTICIA EMBARGADA HASTA LAS 1.00 HORAS DEL LUNES, 18 DE ENERO)

MADRID, 18 (OTR/PRESS)

Amnistía Internacional (AI) desgrana en su último informe las consecuencias del bloqueo impuesto por Israel con la colaboración de Egipto sobre la Franja de Gaza, agravado por la ofensiva militar israelí que causó más de 1.300 muertes entre los palestinos y que agravó la ya de por sí difícil situación de los gazacíes. Este bloqueo supone, según AI, un "castigo colectivo" y una violación de las obligaciones que el Derecho Internacional impone a Israel como potencia ocupante de los territorios palestinos.

"El bloqueo está sofocando prácticamente todos los aspectos de la vida de los habitantes de Gaza, más de la mitad de los cuales son niños y niñas", señaló el director del Programa para Oriente Medio y el Norte de África de AI, Malcolm Smart. "No se puede dejar que el aislamiento y sufrimiento crecientes de la población de Gaza persistan. El gobierno israelí, como potencia ocupante, debe cumplir la obligación jurídica vinculante de levantar el bloqueo sin más demoras", agregó.

Israel sostiene que este bloqueo, impuesto en junio de 2007, es una respuesta al lanzamiento indiscriminado de cohetes contra territorio israelí por parte de grupos armados palestinos. Sin embargo, AI sostiene que "el bloqueo no afecta específicamente a los grupos armados, sino que es un castigo para la población entera de Gaza, pues restringe la entrada de alimentos, equipo médico, material educativo y materiales de construcción", en palabras de Smart.

Entre el 27 de diciembre de 2008 y el 18 de enero de 2009 murieron 13 israelíes y al menos 1.383, cientos de ellos civiles. Miles de viviendas quedaron destruidas y 280 de las 641 escuelas de la Franja quedaron dañadas y 18 se derrumbaron.

A la escasez de energía, la escasa o nula disponibilidad de agua corriente de mala calidad y el deterioro de los sistemas de atención sanitaria hay que sumar el desempleo masivo, la pobreza extrema y la inseguridad alimentaria, todo ello agravado por el bloqueo. Los alimentos disponibles, relata AI, proceden de agencias de ayuda humanitaria de la ONU y otros organismos, o llegan de contrabando a través de túneles subterráneos que cruzan la frontera con Egipto y después se vencen a precios desorbitados en el mercado negro.

En respuesta, AI ha lanzado una campaña a través de www.actuaconamnistia.org para que los ciudadanos de todo el mundo puedan plantear al Gobierno israelí la exigencia de que levante el bloqueo sobre Gaza.

DESPLAZADOS
El informe de AI, titulado "Asfixiante: El bloqueo israelí de la Franja de Gaza", recoge los testimonios de gazacíes que un año después del fin de la ofensiva militar israelí continúan sufriendo sus consecuencias. Por ejemplo, la familia Mslih, Mohamed, Halima y sus cuatro hijos de corta edad tuvieron que huir a Juhor al Dik, al sur de la Ciudad de Gaza, cuando las casas circundantes fueron bombardeadas.

Mientras estaban ausentes, su vivienda fue demolida por excavadoras del Ejército israelí. "No nos llevamos nada con nosotros (...). Cuando regresamos, todo estaba destrozado", afirmó Mohamed Mslih. Los seis meses posteriores al bombardeo vivieron en una tienda de campaña con goteras que pudieron sustituir por una una vivienda temporal algo más sólida, pero siguen temiendo las incursiones militares israelíes que amenazan con destruir lo poco que les queda.

"Desde julio el ejército viene a la zona. Los soldados nos dicen: "No habéis visto nada todavía. La próxima vez derribaremos las casas sobre vuestras cabezas"", relató Halima Mslih.

Un año después del bombardeo y la invasión israelí, más de 200.000 de los 1,4 millones de habitantes de Gaza desplazadas de sus hogares siguen viviendo en alojamientos provisionales. Además, Israel impide la entrada de materiales de construcción en la Franja.

Lo mismo sucede con la entrada y salida de personas, extremadamente restringida. Sólo se conceden permisos de entrada en Israel, Cisjordania o Egipto por motivos humanitarios o sanitarios, y en muchas ocasiones, denuncia AI, las autoridades israelíes demoran o deniegan la concesión de estos permisos.

Así, el 1 de noviembre de 2009, Samir al Nadim, padre de tres hijos, murió tras haberse retrasado 22 días su salida de Gaza para una operación de corazón. La Organización Mundial de la Salud, organismo de la ONU, sostiene que hasta 28 pacientes murieron en 2009 mientras esperaban sus permisos para salir de Gaza.

AI también pone el ejemplo de las condiciones de la educación. Muchas escuelas que no fueron destruidas no pueden ser reconstruidas. Así, los cristales rotos durante el bombardeo tuvieron que ser reemplazados por plásticos o tablones, eso en los casos en los que los menores tuvieron que dar clase sin luz natural o sometidos a la intemperie por la ausencia de más protección.

DETERIORO DE LA ECONOMÍA
La situación económica también es muy grave, ya que las importaciones están restringidas y las exportaciones son casi nulas. Como ejemplos, AI cita la situación de la fábrica de harina Bader, que daba empleo directo a unas 85 personas, destruida en un bombardeo el 10 de enero de 2009 y cuya reconstrucción es imposible a causa de la ausencia de materiales.

En agricultura, la ampliación de la zona temporal de seguridad o "zona tapón" impuesta por Israel a lo largo del borde oriental y septentrional de la Franja de Gaza. "En algunos lugares, esta zona penetra ahora dos kilómetros en la Franja de Gaza, por lo que ocupa el 30 por ciento de la tierra de uso agrícola de Gaza", denuncia AI. Los agricultores y otros palestinos que entran en esta zona corren el riesgo de ser blanco de los disparos del Ejército israelí.

Tampoco la pesca, otrora un sector floreciente en Gaza, se libra de las cada vez mayores restricciones israelíes. La Marina de guerra israelí permitía en 2000 pescar a hasta 20 millas de las costas de Gaza a los palestinos, pero esa distancia se ha ido reducido paulatinamente hasta las tres millas, e incluso los pescadores denuncian que los israelíes comienzan a disparar contra ellos cuando se alejan a más de dos millas y media.

El estrecho margen hace que los gazacíes empleen únicamente barcos de pequeñas dimensiones, ya que no es rentable sacar a faenar los barcos mayores, que se oxidan lentamente en puerto. Además, al ser barcos pequeños y estar obligados a faenar tan cerca de la costa, las capturas se han visto seriamente afectadas.

Fuente: http://www.diariosigloxxi.com/texto-ep/mostrar/20100117202858

Viñeta: Ali Khalil

Israel arrecia hostilidad contra palestinos de Gaza y Cisjordania

Gaza, 17 ene (PL) Soldados de Israel bloquearon una importante carretera en la ocupada Cisjordania, y tanques y lanchas militares dispararon contra objetivos civiles en Gaza, donde parlamentarios europeos demandaron hoy el cese del bloqueo al enclave palestino.

Pobladores de Qalqiliya denunciaron que las tropas ocupantes judías clausuraron el sábado en la noche la vía que enlaza a esa localidad con la vecina Azzun, e instalaron un "intransitable puesto de control" mientras realizaron redadas en áreas del oriente de esa región.

El tráfico de automóvil estuvo paralizado durante horas y muchos residentes fueron sometidos a revisiones por el personal militar en esa parte norte de la Ribera Occidental, donde por tercera noche se produjeron cierres de ese tipo bajo argumentos de seguridad. Según testigos, el viernes tres carreteras de entrada y salida de Tulkarem también fueron bloqueadas y se habilitaron puntos de chequeo, mientras un día antes la ciudad de Naplusa fue clausurada, la posta de control de Huwwara cerró y hubo rastreos similares.

Entretanto, en las afueras de Beit Hanoun, cercana a la frontera norte de esta franja costera con Israel, varias casas y negocios civiles fueron alcanzados por disparos de la artillería pesada de tanques israelíes, y sufrieron daños considerables.

Familias aseguraron que se trató de una incursión mucho más violenta de lo ya habitual, en tanto pescadores palestinos dijeron haber sufrido ataques israelíes con proyectiles de grueso calibre contra sus embarcaciones cerca de la costa de Jabaliya.

Un informe sobre protección de civiles, que emite la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios, constató en la última semana una escalada de la violencia en esta franja, con la muerte de siete palestinos por bombardeos aéreos.

Esa situación coincidió con la visita a este territorio de una delegación de alto nivel de 55 parlamentarios de 12 países europeos que expresó solidaridad con el pueblo de Gaza y exigió el fin del cerco fronterizo arreciado por Israel desde junio de 2007.

"Nuestro sufrimiento al arribar aquí no se compara con el prolongado sufrimiento de la población de la Franja de Gaza debido al asfixiante e injusto sitio israelí", comentó el diputado británico Sir Gerald Kauffman, al hablar con legisladores y líderes de Hamas.

El grupo islamista Hamas, que controla este territorio, agradeció el gesto y reclamó también a Egipto detener la construcción de un muro de acero subterráneo en la frontera sur, criticada por sectores árabes e islámicos dado que hace el juego al bloqueo impuesto por Tel Aviv.