miércoles, 9 de diciembre de 2009

Otra declaración política de la UE no parará la colonización israelí

Mientras los diplomáticos de la UE pierden el tiempo discutiendo sobre palabras, las fuerzas israelíes de ocupación continúan demoliendo casas Palestinas. (Meged Gozani/Activestills)

.0.

Hasan Abu Nimah, The Electronic Intifada, 9 de diciembre 2009

Israel comenzó una campaña preventiva en contra de una declaración de la UE en la reunión sobre Oriente Medio, incluso antes de que la misma fuera presentada formalmente por los ministros de la UE esta semana para debatir su adopción. Portavoces israelíes expresaron su indignación por lo que consideraron como un esfuerzo de la UE para "dividir" Jerusalén, y afirmaron que la posición europea "dañaría el proceso de paz", como si sólo Israel fuera el que ha estado protegiéndolo cuidadosamente de las perjudiciales medidas de los demás.

A pesar de la propaganda de costumbre, el documento, del cual fue publicada una versión por el diario israelí Haaretz el 2 de diciembre, no contiene mucho que pudiera causar ninguna preocupación excesiva a Israel. No es más que un ajuste fino de las ineficaces posiciones mantenidas por la UE desde hace mucho tiempo. La declaración es, por supuesto,
"equilibrada" - lo que significa que se sale de su camino para no ofender al israelí ocupante y transgresor de la ley - y está llena de clichés y contradicciones.

"La Unión Europea pide la urgente reanudación de las negociaciones que darán lugar, dentro de un plazo convenido, a una solución de dos estados, con un estado palestino democrático independiente, contiguo y viable, que incluya Cisjordania y Gaza y con Jerusalén oriental como capital, viviendo al lado del Estado de Israel en paz y seguridad", dice la declaración.

Esto suena muy sencillo, pero sólo sería el caso si ya se hubieran acordado definiciones de lo que constituyen "Cisjordania" y "Jerusalén", pero no es el caso. ¿Se refiere la UE a la Cisjordania y la Jerusalén oriental, tal como existían el día anterior a ser conquistadas y ocupadas por Israel el 4 de junio de 1967? La lectura del resto de la declaración indica, de hecho, lo contrario.

Si la UE estuviera realmente comprometida con un Estado palestino independiente con Jerusalén Oriental como su capital, entonces todos los asentamientos israelíes construidos ilegalmente en tierras palestinas ocupadas deben desmantelarse, como fue el caso en el Sinaí y Gaza. Pero lo que la UE estipula no es eso en absoluto.

En más de un lugar del documento dice una cosa para los palestinos, pero luego la niega de manera efectiva al referirla a las demandas israelíes. Por ejemplo, se compromete a "un Estado palestino", pero con su reconocimiento diferido hasta "el momento adecuado". Por lo tanto aquí no hay un compromiso, sólo una vaga promesa de fácil aplazamiento, que no cuesta nada.

Sobre los asentamientos el documento, con razón, "insta al Gobierno de Israel a que ponga fin inmediatamente a todas las actividades de asentamiento, incluso en Jerusalén oriental, e incluso el crecimiento natural, y a desmantelar todos los puestos de avanzada erigidos desde marzo de 2001." "Puestos de avanzada" es un término que Israel utiliza para pequeños asentamientos erigidos en violación de los reglamentos de Israel, como si los asentamientos que Israel haya autorizado fueran de alguna manera legales. Así que, sólo por pedir el desmantelamiento de los "puestos de avanzada", la UE ya está de hecho reconociendo la soberanía israelí sobre Cisjordania, al postergarla a la definición de Israel de lo que es o no es un asentamiento "legal". Este reconocimiento de la UE es una importante victoria diplomática para Israel. Todos los asentamientos son igualmente ilegales según el derecho internacional, e Israel está igualmente obligado a eliminarlos todos.

El documento de la UE reconoce que "los asentamientos, el muro de separación [Cisjordania], en los territorios ocupados son ilegales según el derecho internacional", pero no pide su completa eliminación.

La UE, dice la declaración, "no reconocerá ningún cambio en las fronteras anteriores a 1967" - eso suena como un compromiso para aplicar el derecho internacional, hasta que añade, "más que los convenidos entre las partes." Pero es un completo sin sentido hablar de "acuerdo" entre un ocupante militar colonizando la tierra por la fuerza y sus víctimas. Esto es sólo otra manera de decir que los palestinos se verán obligados a aceptar un fait accompli impuesto por Israel y bendecido por la Unión Europea, en el que renuncien a reclamar sus tierras robadas y, posiblemente, recibirán algunas dunas de arena en otra parte como indemnización.

Parece que la Europa democrática está dispuesta a perdonar el robo sistemático de tierras palestinas por parte de Israel desde hace más de 42 años (contando sólo desde la ocupación en 1967 de Cisjordania y la Franja de Gaza), en tanto haya un ilusorio "intercambio de tierras" para legitimar y encubrir este robo. Pero ¿alguno de estos europeos se molestó en preguntar qué tierra podría compensar a los palestinos por las colinas de Jerusalén, Belén, Hebrón, Nablus, Tulkarem y Jenin? ¿Hay algún lugar en la tierra que podría "compensar" a los europeos por Londres, París, Berlín y Estocolmo?

En cualquier caso, todas las tierras que Israel pudiera "dar" a los palestinos probablemente serían tierras de Palestina de las que Israel se apoderó ilegalmente en 1948. Así que es como si un ladrón ofreciera para "compensar" por algo que robó, utilizando algo más ¡que también le robó! ¿Se ha molestado la UE en preguntarse alguna vez por la legalidad, si no la moralidad, de donar los derechos de otro pueblo para meramente apaciguar a un Estado canalla como Israel?

¿Y por qué la promesa del Consejo de la UE de"desarrollar aún más sus relaciones bilaterales con Israel en el marco de la [Política Europea de Vecindad]" si éste está bloqueando la paz en Oriente Medio, asediando a Gaza, demoliendo de casas de civiles en Jerusalén después de echar a sus habitantes a la intemperie, y construyendo un muro de apartheid en tierras ocupadas, como se expone claramente en el documento europeo? ¿Por qué habría de esperarse que Israel prestara ninguna atención a la posición europea cuando tanto servilismo y apaciguamiento siguen a la más leve crítica?

No nos olvidemos de que esto se produce después de que muchos países europeos carecieran de la valentía moral de apoyar el informe Goldstone y ayudar a los palestinos que reclamaban que se hiciera verdadera justicia por las atrocidades de Israel en Gaza el pasado invierno.

Así que, ¿por qué habría de prestar Israel ninguna atención a cualquier declaración política de la UE cuando los europeos dejan claro que Israel recibirá su recompensa, independientemente de lo que haga, y nunca será castigado, independientemente de sus repetidas violaciones del derecho internacional? Durante décadas, esta duplicidad, vaguedad, y debilidad europeas han alentado los crímenes y violaciones de Israel. La UE trató de lavarse las manos de sus obligaciones jurídicas y morales hacia los palestinos rociando de dinero a la Autoridad Palestina - que no ha hecho nada para llevar a los palestinos más cerca de su liberación. Sólo financió la continuación de la ocupación, liberando las manos de Israel y dando dinero en efectivo para construir más asentamientos ilegales.

Probablemente, Israel sabe que tiene poco que temer de la UE, pero montó un tremendo escándalo porque por experiencia sabe que tal comportamiento intimidaría a la UE para diluir la declaración aún más antes de ésta fuera aprobada en la inútil búsqueda de "equilibrio" y apaciguamiento.

La declaración de la UE está vacía y carece de significado. En esta etapa sólo la acción real, en la forma de fuertes sanciones diplomáticas, comerciales y económicas contra Israel podría ser tomada como evidencia de un compromiso real europeo con la paz. La UE también debe tomar medidas contra todas las empresas europeas - como el grupo francés Veolia, que está construyendo un ferrocarril ligero uniendo los asentamientos israelíes - que especulan con la guerra de Israel de ocupación.

Pero eso no es probable, por desgracia. Mientras los diplomáticos de la Unión Europea pierdan el tiempo discutiendo sobre palabras, las fuerzas israelíes de ocupación seguirán con la demolición de viviendas palestinas, la limpieza étnica de Jerusalén y la colonización de más tierras árabes.

Hasan Abu Nimah es el ex representante permanente de Jordania ante las Naciones Unidas. Este ensayo apareció por primera vez en The Jordan Times y se vuelve a publicar con el permiso del autor.