domingo, 21 de febrero de 2010

Israel acusado de llevar a cabo una Guerra encubierta en Oriente Próximo

Times on line

Israel está llevando a cabo una campaña de asesinatos encubiertos en todo Oriente Próximo con la intención de impedir que sus principales enemigos coordinen sus acciones. Agentes israelíes han elegido como blanco las reuniones entre miembros de Hamas, de la dirección del grupo militante Hezbolá y de la Guardia Revolucionaria iraní. También son sospechosos de asesinatos recientes en Dubai, Damasco y Beirut. Aunque se sospecha que la agencia de espionaje israelí Mossad ha llevado a cabo asesinatos en todo el mundo desde la década de 1970, oficialmente no reconoce ni admite sus actividades.

La actual oleada de asesinatos comenzó en diciembre cuando un autobús "turístico" que transportaba a funcionarios iraníes y a miembros de Hamas explotó a las afueras de Damasco. El informe oficial sirio afirmó que había explotado un neumático pero las fotografías que muestran los restos calcinados del vehículo provocaron especulaciones acerca de que la explosión fue mucho mayor.

Varias semanas después se produjo otro ataque en una reunión entre miembros de Hamas, que controla Gaza, y sus homólogos de Hezbolá en su bastión del sur de Beirut en Líbano, con resultado de varias muertes. Según ha declarado un alto funcionario palestino en Ramala a The Times, "Hamas ha tratado de encubrir el incidente porque estaba avergonzado. Ha habido una creciente cooperación entre Gaza e Irán. Israel percibe las advertencias y sabe que con la ayuda de Irán, el gobierno de Hamas en Gaza se hará más fuerte y luchará mejor. Pero Israel se está sobrepasando. Los países no quieren convertirse en un campo de batalla del conflicto israelo-palestino".

Más recientemente, el dirigente de Hamas, Mahmud al Mabhuh fue asesinado en Dubai el 19 de enero de 2010. Se cree que fue envenenado por una mujer que le visitó en su habitación en el Hotel al Bustan Rotana de Dubai. Responsables israelíes manifestaron que Mabhuh había sido una figura clave en la adquisición de cohetes de largo alcance de fabricación iraní para Hamas que podían dispararse contra objetivos en centro de Israel.

El exiliado líder de Hamas, Jaled Mashaal, ha prometido venganza por la muerte de Mabhuh. También ha sugerido que los actuales combates entre Hamas e Israel se trasladarán a la región. En una entrevista en el periódico Al Hayat de Londres Mashaal afirmó que las guerras futuras con Israel no se combatirán únicamente en la Franja de Gaza.

Al parecer Israel ha redoblado los esfuerzos para matar a oponentes de alto nivel bajo la dirección del actual jefe del Mossad Meir Dagan. Sólo meses después de que este ex paracaidista asumiera la dirección del servicio de inteligencia en octubre de 2002, se convirtieron en objetivos de la agencia agentes de alto rango de Hezbolá en Líbano. A él se debe haber ordenado el asesinato de dos miembros relativamente importantes de Hezbolá que murieron en el sur de Beirut en julio de 2003 y agosto de 2004.

Más recientemente, se ha acusado a Israel de haber colocado una bomba en Damasco que mató al destacado dirigente de Hezbolá Imad Mughniyah en febrero de 2008. El ministro de Gabinete israelí Daniel Herschkowitz elogió la semana pasada al jefe del Mossad como uno de los dirigentes más exitosos de la agencia. Cuando se le preguntó acerca de la participación del Mossad en el asesinato de Dubai, Eli Yishai, ministro de Interior, sonrió y dijo: "Todos los servicios de seguridad hacen, gracias a Dios, grandes esfuerzos para salvaguardar la seguridad del Estado de Israel".

Mientras que algunos países se preguntan si Israel no se estará atribuyendo el mérito para aumentar la reputación de su aparato defensivo, otros Estados árabes moderados describen los asesinatos como una "guerra secreta" entre Israel y Hamas.

Fuentes diplomáticas admiten ser conscientes de que han aumentado las operaciones encubiertas de Israel. "Vemos sus idas y venidas, somos conscientes de que hay más actividad tanto en nuestro suelo como en otros países de la región", afirma un diplomático egipcio. "Nos están tratando de implicar a todos en su conflicto".

Las tensiones entre Israel y Hamas se han mantenido de manera importante a pesar de la relativa calma que se ha producido desde el final de la ofensiva israelí contra Gaza el invierno pasado. Las tropas israelíes han sido puestas en alerta ayer [14 de enero] después de que los servicios de inteligencia israelíes sugirieran que Hamas planea secuestrar soldados. Israel dijo esta semana que había frustrado un secuestro en diciembre tras detener a Abu Atiq Slaman, agente de Hamas, en la frontera de Gaza con Israel. Según el Shin Bet, servicio de seguridad interna israelí, tenía previsto entrar en Israel a través de Egipto.

Traducido para Rebelión por Loles Oliván