jueves, 11 de marzo de 2010

Gaza, mil días de asedio



Vittorio Arrigoni
Megachip
Traducción de Susana Merino

1.000 días

500 enfermos fallecidos mientras esperaban ser atendidos

1.500.000 detenidos

1.440.000 de minutos de asedio

Y un mundo que le da la espalda al lento genocidio

El milésimo día de asedio ha sido conmemorado con una marcha hacia la pared norte de la prisión de Erez y llegamos tan cerca de las torretas de los “check in” como nunca antes, casi hasta poder pedirle fuego para mi cigarrillo a los soldados de estaño israelíes.

Mañana, en el día 1001, nos dirigiremos hacia el sur, a tierras en las que una vez florecieron los olivos y los frutales y que ahora permanecen sin cultivar, para reivindicar el derecho de los palestinos de caminar sobre su tierra y para recordar a quién quisiere ver a Gaza doblada sobre sí misma, que la resistencia alcanza su máxima potencia.

A cinco meses de distancia desde mi evasión de la Franja y a quienes me preguntan qué es lo que he encontrado cambiado, les respondo que son los mismos los límites de la prisión e igualmente feroz la cínica opresión de los carceleros.

De nuevo y de buen augurio es este viento que no sopla del mar.

El céfiro de libertad que arrecia en el West Bank, en las aldeas Bil’in, Ni’lin y Budrus ha llegado a barrer también a esta parte de Palestina multiplicando la participación de quien entierra la "kalashnikov" para abrazar el arma más temible la no violencia.

Hoy en día los soldados israelíes no han disparado, mientras que el asedio no quiere dejar caer el telón y mata con silenciador desde hace ya más de mil y un días.

Sigamos siendo humanos

Vittorio Arrigoni, de la ciudad de Gaza

Fuente: http://www.megachipdue.info/component/content/article/42-in-evidenza/3087-gaza-mille-giorni-di-assedio.html

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=102013

-Viñeta de la artista Palestina Omayya Juha