miércoles, 10 de marzo de 2010

Israel Preocupado por el "Cambio" Producido por la Cumbre de Damasco

09/03/2010 Almanar

Un día tras otro, los temores anunciados y no anunciados de Israel comienzan a ser revelados.

Un día tras otro, el enemigo israelí parece incapaz de ocultar sus serios temores y preocupaciones por un posible "cambio" en el conflicto.

Dos semanas han pasado desde la cumbre de Damasco, que unió al presidente sirio Bashar al Assad, al presidente iraní Mahmud Ahmadineyad y al secretario general de Hezbollah Hassan Nasrallah. Sin embargo, el encuentro, que fue el primero de su tipo, continúa siendo el principal tema de análisis dentro de la entidad sionista y plantea numerosas dudas y preocupaciones al enemigo.

La principal preocupación fue desvelada por el diario israelí Yedihot Aharonot y está vinculada al hecho de que la mencionada cumbre podría haber tomado la decisión de poner fin al así llamado "equilibrio del terror" entre Israel y Hezbollah a través del suministro al partido de la Resistencia de misiles antiaéreos, lo que significa que cualquier agresión israelí contra Líbano correría el riesgo de sufrir una seria derrota.

El diario israelí vinculó estos temores a la intensa actividad de los aviones israelíes en Líbano en el momento en el que Sayyed Nasrallah estaba todavía en Damasco. El periódico indicó que la tensión entre Israel y Siria estaba causada por los mensajes de advertencia que Tel Aviv ha enviado a Damasco diciendo que Israel no aceptará ninguna violación del "equilibrio" estratégico.

Yedihot Aharonot dijo que Hezbollah utilizó misiles antiaéreos ligeros durante la guerra de 2006, pero está ahora buscando conseguir sistemas más avanzados y de mayor alcance que sean capaces de detectar aviones y baterías de misiles y cañones dirigidos a través de radares para acabar o reducir la libertad de acción en el aire y la recopilación de datos de inteligencia de la Fuerza Aérea Israelí que opera en los cielos de Líbano.

Los medios israelíes también expresaron su preocupación por la posibilidad de que Hezbollah consiga tales armas diciendo que el partido de la Resistencia Islámica está entrenando a sus combatientes en la utilización de los misiles antiaéreos SA-8.