lunes, 11 de enero de 2010

Israel advierte a los habitantes de la franja de que no se acerquen a menos de 300 metros de la cerca fronteriza

Fuente: Agencia EFE

La Fuerza Aérea israelí lanzó miles de panfletos sobre la franja de Gaza para advertir a su población de que no se acerque a la frontera, y les informa de las zonas críticas mediante un mapa.

Los panfletos, que han causado nerviosismo entre la población por las dramáticas consecuencias de la última ofensiva militar israelí hace un año, fueron lanzados desde aviones de guerra esta mañana, principalmente en el norte y sur de la franja, informa la agencia palestina independiente Maan.

En ellos Israel advierte a los habitantes de la franja de que no se acerquen a menos de 300 metros de la cerca fronteriza, desde donde habitualmente las milicias disparan sus cohetes. Uno de los panfletos califica como "zonas prohibidas" tierras pertenecientes a las localidades de Bet Lahiye, Bet Hanun y Yabalia, en el norte de la franja; a las de Janyunes, Khuza y Abasan, en el centro; y a las de Rafah en el sur.

Rafah es la ciudad fronteriza bajo la que el movimiento islamista Hamás, y otras milicias y grupos delictivos, han cavado cientos de túneles hacia Egipto que sirven para el contrabando de armas y de todo tipo de productos para abastecer a la población, que vive bajo bloqueo israelí desde 2007.

Un segundo panfleto advierte de que la Fuerza Aérea seguirá bombardeando la zona fronteriza entre Gaza y Egipto para tratar de desplomar los túneles. "Los túneles bajo vuestras casas.. son una amenaza para vosotros, para la vida de vuestros hijos y para la integridad de vuestros bienes", dice el texto escrito en árabe. El Servicio de Inteligencia Militar israelí también incluye una dirección de correo electrónico y un número de teléfono para quien quiera delatar a los contrabandistas.

El "bombardeo" de panfletos coincidió con un nuevo cierre hoy del paso comercial de Kerem Shalom, por donde entra la ayuda humanitaria a la franja, tras el disparo por milicianos palestinos de entre cinco y siete proyectiles de mortero contra la terminal, confirmaron ambas partes. "Dos de los proyectiles cayeron dentro de la terminal y en esas condiciones no podemos trabajar porque arriesgamos las vidas de los trabajadores", respondió a Efe un portavoz militar israelí.

Al asumir la autoría del ataque, los Comités Populares de Resistencia señalaron que fue la respuesta a un bombardeo israelí el martes en el que varios de sus hombres murieron o resultaron heridos.

Hoy estaba previsto que entraran en Gaza entre 86 y 96 camiones, según Maan. Las líneas subterráneas palestinas para el abastecimiento de Gaza se ven amenazadas en los últimos meses por la construcción por Egipto de una barrera fronteriza que llegará a unos veinte metros de profundidad.

Ayer, un soldado egipcio murió y dos palestinos resultaron heridos en las protestas palestinas que tuvieron lugar junto a la frontera.