lunes, 5 de abril de 2010

Esperanza e hipocresía

Palestina en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU

Cairo Institute

Un paso en la prevención de la impunidad para crímenes de guerra cometidos en la Franja de Gaza.

Los Estados Unidos continúan su apoyo constante a Israel.

El jueves, 25 de marzo, como un seguimiento al informe Goldstone, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU (CDH) estableció un comité de expertos para supervisar las investigaciones nacionales sobre crímenes de guerra en Israel y la Franja de Gaza. El informe Goldstone, aprobado por las Naciones Unidas hace seis meses, exige a Israel y Hamás que lleven a cabo investigaciones creíbles sobre posibles crímenes de guerra cometidos por sus propias fuerzas durante la invasión de la Franja de Gaza por Israel en enero de 2009, o afrontar la potencial remisión de la situación a la Corte Penal Internacional. Se requiere al comité de expertos que informe de nuevo al Consejo de Derechos Humanos en septiembre de este año con sus conclusiones.

Los Estados Unidos y varios países europeos, incluidas Hungría, Italia, Países Bajos, Eslovaquia y Ucrania, votaron contra la resolución que estableció el comité de expertos.

Según Moataz el Fegierey, director ejecutivo del Instituto de Estudios para los Derechos Humanos de El Cairo (IEDHEC), «Los Estados Unidos y varios estados de la UE han intentado proporcionar impunidad a los crímenes de guerra israelíes con absoluto desprecio a las normas internacionales de derechos humanos, y en contradicción con sus llamamientos para acabar con la impunidad en otras situaciones».

El día anterior, 24 de marzo, se sometieron a votación otras dos resoluciones, una en apoyo del derecho palestino a la autodeterminación y otra que expresó la grave preocupación por los asentamientos israelíes en los Territorios Palestinos Ocupados (TPO) y el Golán sirio. Solamente los Estados Unidos votaron contra ambas resoluciones, mientras que todos los demás gobiernos votaron a favor.

«La oposición unilateral de los EEUU contra el derecho de los palestinos a la autodeterminación no es solo éticamente incorrecta», dijo Jeremie Smith, director de la oficina de Ginebra del IEDHEC, «sino que además mina la capacidad de Estados Unidos para tener cualquier impacto positivo en el Consejo de Derechos Humanos y de mediar con eficacia en el proceso de paz de Oriente Próximo».

El Secretario General debe presentar un informe a la Asamblea General a finales de julio sobre la aplicación del informe Goldstone, cuando se cumpla el plazo obligatorio que se concedió para informar sobre esta cuestión. En una intervención ante el Consejo de Derechos Humanos el 22 de marzo, el IEDEHEC instó a los Estados miembros del Consejo de Derechos Humanos «a trabajar dentro de la Asamblea General para ampliar la supervisión del Secretario General y el deber de informar o bien solicitar que algún comité de expertos establecido por el Consejo informe directamente a la Asamblea General hasta que se haga una resolución sobre la suficiencia de las investigaciones nacionales».

Traducido del inglés por Carlos Sanchis y revisado por Caty R. para Rebelion