domingo, 4 de abril de 2010

Israelíes dieron paliza y abrasaron con agua hirviendo a un trabajador palestino

Besharat recibe tratamiento para las quemaduras en el hospital de Rafidiya el 4 abril de 2010 - [MaanImages]




04/04/2010 18:31

Nablus - Ma'an - La noche del viernes residentes del asentamiento judío de Kiyrat Shimona golpearon y echaron agua hirviendo a un trabajador palestino de 26 años, quien regresó a Nablus para ser tratado en un hospital.

Munjid Besharat, de la aldea Tamun, dijo que había estado trabajado durante 14 meses en una fábrica de la zona industrial de la norteña comunidad fronteriza de Israel, y se vio sorprendido la semana pasada cuando tres residentes israelíes de la comunidad le rodearon y empezaron a golpearlo con palos.

"Las tres personas, que llevaban sombreros, salieron de un coche blanco y se me acercaron mientras caminaba por la calle principal de Kiryat Shmona", dijo Besharat en el Hospital Rafidiya de Nablus.

"Me desmayé y recuperé la conciencia en un lugar desconocido, pero aún estaban allí los tres," dijo. "Los mismos tres a continuación cogieron agua hirviendo de unos barriles y la derramaron por mi cara y mi cuerpo, estaba hirviendo.

"La siguiente vez que me desperté me encontraba en un centro de salud de Tamra," dijo Besharat. De ahí, dijo que lo trasladaron al hospital Ramban de Haifa, y seguidamente fue llevado por la policía al puesto de control militar de Al-Jalama, cerca de Qalqiliya.

Los médicos de Rafidiya dijeron que Besharat sufrió "quemaduras de segundo grado en el cuello, pecho, cara, hombros y espalda, además de contusiones por todo el cuerpo." Su médico dijo que Besharat estaba en "mal estado psicológico", y estimó que necesitaría permanecer dos semanas en el hospital y que podría terminar su recuperación en casa."

Besharat dijo que no podía describir a sus atacantes, pero que notó por sus voces que no eran compañeros palestinos trabajadores como él. "Estoy totalmente seguro de que eran judíos", dijo.

Shaher Sa'ed, secretario general del sindicato de trabajadores Palestinos exigió a las organizaciones internacionales de derechos humanos que formen un comité de investigación e investiguen el incidente.

"El sindicato formará asimismo un comité para investigar los detalles del incidente", dijo.

La policía israelí no pudo ser localizada para que hiciera comentarios por teléfono, mientras que los funcionarios de la Administración Civil dijeron que no estaban al corriente de ningún acto de coordinación para devolver a Besharat a Cisjordania. "No necesita coordinación para entrar", dijo un funcionario.