lunes, 22 de marzo de 2010

Movilizaciones en Cisjordania 19-21 marzo

Movilizaciones este pasado fin de semana en Cisjordania.


21/3/2010, Zk - info, via La Haine

Nabi Saleh

El viernes 19 de marzo Nabi Saleh vivió una escalada en la violencia empleada por el ejerctio israelí contra los manifestantes, y una de su criminal estrategia de castigo contra toda la población, se movilicen o no. Tres palestinos fueron arrestados. Uno de ellos tenía doble nacionalidad israelí, los otros dos se espera sean retenidos para pasar a disposición de un juez del tribual militar del apartheid. Más de veinte personas resultaron heridas, la mayoria de ellas a consecuencia de impactos de balas recubiertas de goma. Una persona recibió un disparo en la frente, y a otra le rompieron un brazo. Ambos fueron hospitalizados.

Cerca de 80 vecinos de Nabi Saleh, palestinos de otros pueblos, activistas israelies e internacionales participaron en la manifestación de esta semana contra la ocupación y la anexión y destrucción de tierras y recursos del pueblo por parte de colonos israelies. Esta vez los manifestantes utilizaron una ruta distinta de la habitual para evitar ser atacados en la calle principal de la aldea, pero esto ayudó poco puesto que los soldados vinieron en sus jeeps por un lado mientras otros se acercaron a pié desde otra dirección. El área pronto se llenó de gas lacrimógeno, empujando a los congregados hacia el casco urbano. Con sus disparos el ejercito logró que la gente permaneciera cerca de las casas, atacando de este modo también a los vecinos que no participaban en la protesta. Hasta cinco veces dispararon los soldados con el cañon que llevan instalado en algunos jeeps para lanzar andanadas de gas lacrimógeno sobre el pueblo entero.

A las cinco y media de la tarde soldados a pié invadieron la calle principal. Dispararon sobre una casa, rompiendo ventanas y un tanque de agua que había en el tejado. Una de las personas que había en la casa recibió dos impactos. Testigos del hecho aseguran que se trató de un ataque deliberado a vecinos que no participaban de la protesta, con la intención de dividir a los vecinos. Incluso tras la puesta de sol los manifestantes trataban una y otra vez de reagruparse.

Bil'in

Preocupados por el intento por parte de Israel de frenar las movilizaciones a través de declaraciones de zona militar cerrada muy publicitadas, casi 50 israelies y más de 25 activistas internacionales se unieron a la manifestación semanal contra el apartheid y el muro.

Al margen de que estas declaraciones militares no son nuevas y de que tribunales israelies las han declarado ilegales en el pasado cuando su proposito es impedir manifestaciones, el hecho de que fuesen tan publicitadas hizo a la gente pensar que quizá deberian prepararse para arrestos masivos. La manifestación llegó hasta el muro gritando, y allí continuaron los cánticos, se quitó el cartel de zona militar cerrada y se agitó la valla hasta derribar uno de sus postes. Sorprendentemente los soldados se limitaron a lanzar amenazas durante la pacifica manifestación.

Despues de que se disolviera la manifestación un pequeño grupo de soldados invadió la aldea, lo que provocó un intercambio de piedras y gas lacrimógeno entre grupos de jovenes y los militares. Los soldados abandonaron pronto la escena. Está por ver si se trata de una politica moderada de cara a la prensa o un intento de pillar a los manifestantes desprevenidos más adelante.

Ma'asara

La jornada en Ma'asara estuvo marcada por el septimo aniversario del asesinato de Rachel Corrie a manos del ejercito israelí en Gaza, donde la activista estadounidense fue atropellada por un bulldozer cuando trataba de impedir la demolición de una casa. La pequeña manifestación, de unos 20 palestinos y otros 20 solidarios israelies e internacionales, salió del pueblo para encontrarse enseguida con una alambrada colocada por los soldados.

Beit Jalla

La manifestación en Beit Jalla se llevó a cabo el domingo 21, el día después de que fuerzas israelíes asesinaran a dos jóvenes en Iraq Burin durante una movilización contra la ocupación y los asentamientos, que recordó también a Rachel Corrie. Unos 50 palestinos, junto a israelíes e internacionales marcharon por la carretera que lleva hasta el muro, pero a unas docenas de metros de este fueron detenidos por una veintena de soldados. A pesar de lo pacifico de la concentración los soldados y sus mandos estaban muy ansiosos y no dejaban de amenazar con utilizar la fuerza. Los congregados decidieron sentarse en el suelo para calmar a los soldados. Después de un rato la manifestación terminó con calma y la gente se alejó de los soldados. A pesar de que se les pidió que no lo hicieran unos jóvenes lanzaron piedras a los militares, que respondieron con gas lacrimógeno.