domingo, 21 de marzo de 2010

Obama Muestra el Apoyo de EEUU a Israel; Condena los "Disturbios" Palestinos

18/03/2010 Almanar

El presidente norteamericano, Barack Obama, dijo el miércoles que los planes israelíes para construir más viviendas para colonos en el Jerusalén ocupado "no ayudan" al proceso de paz en Oriente Medio, pero puntualizó que el tema no había llevado a una crisis en las relaciones de EEUU con Israel.

"Israel es uno de nuestros más estrechos aliados y nosotros y los israelíes tenemos un vínculo especial que no va a desaparecer," dijo Obama a Fox News. "Sin embargo, los amigos no están de acuerdo en múltiples ocasiones."

En medio de una sospechosa indiferencia árabe y de la ira palestina, Israel anunció durante una visita del vicepresidente, Joe Biden, que planeaba construir 1.600 viviendas más para colonos en Al Quds, creando así una disputa con la Administración Obama.

La Administración Obama había descrito previamente la decisión de Israel como un "insulto." "Yo envié específicamente al vicepresidente Biden a Israel para enviar un mensaje de apoyo y mi garantía de que creo que la seguridad de Israel es sagrada y tenemos muchos intereses compartidos," dijo Obama.

El presidente norteamericano defendió al gobierno israelí y culpó sólo a uno de sus miembros, el ministro del Interior Eli Yishai, por el "desacuerdo". "Las acciones que fueron adoptadas por el ministro de Israel "no ayudaron" a ese proceso. El primer ministro Netanyahu lo reconoció y se disculpó por ello," explicó Obama.

Netanyahu, por su parte, dijo que el realizar el anuncio "en ese momento" había sido "un error burocrático."

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, pidió la semana pasada que Israel abandone el proyecto y muestre un compromiso en las negociaciones con los palestinos. El portavoz del Departamento de Estado, Mark Toner, dijo el miércoles que Clinton estaba esperando todavía la respuesta de Netanyahu a estas demandas.

"Estamos todavía esperando una respuesta, pero todavía no se ha recibido," dijo. "No ha habido una llamada aún."

El jueves por la mañana, Netanyahu continuaba manteniendo conversaciones con siete altos ministros con respecto a la respuesta de Israel a Clinton, dijo el diario Haaretz.

Obama describió la reacción palestina a la apertura de una sinagoga por parte de Israel cerca de la Mezquita de Al Aqsa como "disturbios" y la condenó.

"Ayer hubo unos disturbios por parte de los palestinos contra una sinagoga que se había reabierto. Los condenamos de la misma forma porque lo que necesitamos ahora es que ambos lados reconozcan que su interés reside en mover el proceso de paz adelante," concluyó.