miércoles, 16 de diciembre de 2009

Muros de acero no pueden contener la lucha por la libertad

Documentación fotográfica de un nuevo muro que se está construyendo en la frontera entre Gaza y Egipto. (Al-Masry Al-Youm English)


Hasan Abu Nimah, The Electronic Intifada, 16 de diciembre 2009

Como si el asedio de Gaza no fuera ya suficientemente malo, Israel y Egipto están trabajando para reforzar aún más la prisión en la que tienen encerrados a 1,5 millones de habitantes de Gaza.

Egipto está construyendo un muro de acero a lo largo de sus 10 kilómetros de frontera con la Franja de Gaza, según recientes informes en medios de comunicación. Este muro, al parecer, se extiende no sólo sobre el terreno, sino que penetra profundamente en el subsuelo en un intento de impedir que los palestinos excaven los túneles que se han convertido en salvavidas para el territorio.

Ya en julio de 2008, el diario israelí Haaretz informó que el Cuerpo de Ingenieros del Ejército de EEUU estaba manteniendo consultas con Egipto sobre el proyecto, y los últimos informes dicen que EEUU está todavía implicado en este cruel plan para aislar aún más a la población de Gaza y violar sus derechos como pueblo ocupado según lo establecido en el Cuarto Convenio de Ginebra.

Es bien sabido que los palestinos han excavado cientos de túneles subterráneos para contrarrestar el asedio contra Gaza e importar de Egipto productos de primera necesidad dado que todos los puntos de cruce a Gaza por parte de Israel y Egipto han estado sistemáticamente cerrados durante casi tres años.

El contrabando es normalmente ilegal y avergüenza e incrimina a los que participan en él. Pero no en el caso de Gaza, en el que obligan a una población sitiada a actuar como topos y excavar las profundidades para importar lo que necesitan desde queroseno a aceite para cocinar - también usado como combustible para los coches - o ganado, es realmente una afrenta para el denominado mundo civilizado, pero más específicamente para el mundo árabe, que están consintiendo el letal bloqueo y la humillación impuesta a los palestinos.

Si el asedio es un acto de agresión y de guerra, entonces romperlo por cualquier medio es un acto de autodefensa y de resistencia. La historia registra la lucha de los pueblos por su liberación e independencia de cualquier forma de represión o agresión como heroica y honorable. Todas las naciones se enorgullecen de sus actos pasados y de su exitosa lucha por las metas nacionales, así como por sus victorias y sus logros heroicos sin importar cuanta guerra, violencia, derramamiento de sangre, muerte y destrucción hayan costado. ¿Por qué han de ser constantemente castigados los palestinos, tanto por amigos como por enemigos, simplemente porque busquen su dignidad, liberación, derechos usurpados y libertad? De hecho, decenas de palestinos han dado su vida excavando y trabajado en los túneles, peligrosos, pero de vital importancia.

Los palestinos desde hace tiempo han sido condenados como "terroristas". En comparación, los israelíes son los que están siempre, en todas las circunstancias, actuando en "defensa propia" contra la "agresión" palestina. Para Israel y sus apologistas, el desalojo ilegal de los palestinos de su patria no es agresión ni terrorismo. La continua ocupación de Cisjordania, en su quinta década ahora, no es agresión. El asedio asfixiante de Gaza no es agresión. El encarcelamiento de más de 10.000 palestinos no es agresión. La ocupación de territorios sirios desde 1967 no es agresión. Las incursiones diarias en ciudades y aldeas palestinas para detener o asesinar a palestinos no son agresión. Ni las devastadoras guerras que han causado miles de muertes de civiles, contra el Líbano (2006), Gaza (2008/09) y los ataques aéreos contra Siria son formas de agresión. Sin embargo, las respuestas a ello o la resistencia a cualquiera de esos actos es "terrorismo".

El pretexto israelí, egipcio, árabe o internacional para el asedio contra Gaza es el supuesto "golpe" de Hamas contra la "legítima" Autoridad Palestina de Ramallah en junio de 2007, y el disparo por Hamas de cohetes contra Israel. Hay otro "crimen" de Hamas, mantienen cautivo al único prisionero de guerra israelí.

Aunque se ha demostrado una y otra vez que no hubo golpe de Hamas, en realidad hubo por parte de una autoridad legítimamente elegida, un acto para abortar un golpe de Estado. Hamas tampoco ha disparado cohetes durante el alto el fuego que Israel violó en noviembre de 2008, y ha vuelto a implementar otro alto el fuego unilateral a pesar de que Israel continúa con sus ataques e invasiones de Gaza.

Pero supongamos que Hamas merece todo esto y más. ¿Por qué son castigados colectivamente con ellos los otros 1,5 millones de personas inocentes de Gaza?

¿Acaso las personas de Gaza tienen que quedarse sentadas y ver a sus hijos morir de hambre? ¿No es un deber moral y una necesidad existencial para todas las personas luchar por su dignidad y su supervivencia? ¿Por qué sólo a los palestinos se les niega este derecho?

Si bien es cierto que Egipto está construyendo el muro de acero - Egipto lo ha negado a pesar de las repetidas afirmaciones en contrario - será de hecho una medida ignominiosa adoptada por plegarse a las presiones estadounidenses e israelíes.

Para acabar con el "contrabando" en Gaza hay una forma más barata y más fácil que construir muros más crueles e inútiles: Abrir el paso fronterizo de Rafah para dejar pasar alimentos y bienes de consumo domestico, materiales de construcción y suministro de energía - no para cohetes - e insistir en que Israel abra los cruces de su lado que conectan Gaza con el resto del país.

Las excusas para Gaza pueden ser los cohetes o los túneles, pero en realidad el endurecimiento del asedio contra Gaza es parte del esfuerzo total de Israel para cercar a toda la población palestina en los territorios ocupados. Durante más de 40 años, los palestinos de la Cisjordania ocupada han estado viviendo bajo un férreo asedio. Primero se redujo drásticamente su libertad de circulación dentro y fuera de los territorios ocupados y, más tarde - sobre todo durante los años del llamado "proceso de paz" - el ocupante impuso barreras internas que han hecho prácticamente imposible pasar de un pueblo a otro sin encontrarse con uno de los cientos de barricadas en las carreteras y puestos de control que han hecho de Cisjordania una serie de guetos rodeados por asentamientos en expansión. Finalmente está el muro ilegal del apartheid - en el que recientemente valientes, heroicos palestinos abrieron brechas en varios lugares, lo que demuestra que no hay cantidad de hormigón y acero que puedan suprimir el deseo humano de liberación.

__
Hasan Abu Nimah es el ex representante permanente de Jordania ante las Naciones Unidas. Este ensayo apareció por primera vez en The Jordan Times y se vuelve a publicar con permiso del autor.

VER más información sobre este muro en la barra de menús de la derecha