domingo, 24 de enero de 2010

HRW: Israel Más Hostil que Nunca

22/01/2010 Almanar

La hostilidad israelí hacia los grupos locales e internacionales pro-derechos humanos que operan en la entidad sionista se incrementó en 2009 a causa de sus informes sobre la Operación Plomo Fundido, señaló el grupo pro-derechos Humanos Human Rights Watch en su informe anual dado a conocer el jueves.

“Los grupos locales e internacionales que trabajan en Israel han experimentado un clima más hostil que nunca antes después de la documentación sobre los abusos cometidos por Israel, así como Hamas, durante la lucha de diciembre de 2008 y enero de 2009 en Gaza e Israel y sobre el bloqueo israelí de Gaza,” escribió el director ejecutivo de HRW, Kenneth Roth, en su introducción al informe de 612 páginas.

En respuesta, un portavoz del Ministerio de Exteriores israelí dijo: “Lo que verdaderamente se ha hecho más hostil ha sido la actitud de organizaciones como Human Rights Watch y otras hacia Israel.”

HRW acusó a Israel de bombardear zonas densamente pobladas durante la Operación Plomo Fundido con artillería pesada y fósforo blanco, de matar a al menos 11 civiles que llevaban bandera blanca y de disparar misiles desde aviones no tripulados que causaron la muerte a 87 civiles y destruyeron infraestructuras civiles, incluyendo un molino de harina, invernaderos y fábricas de alimentos y cemento.

El grupo señaló que el Ejército de ocupación israelí ha iniciado hasta el momento sólo 27 investigaciones acerca de supuestos actos ilegales cometidos por sus militares.

Asimismo, HRW criticó también a Israel por su continuo bloqueo contra Gaza después de la guerra, impidiendo así la reconstrucción del área.

“En septiembre”, señala el informe, “unas 20.000 personas carecían de hogar y unas 10.000 no tenían agua. Los artículos cuya entrada Israel ha prohibido en Gaza incluyen materiales de reconstrucción, garbanzos, dátiles, macarrones, un sistema de purificación de agua y 120 cargamentos de suministros escolares.”

Entretanto, en el Jerusalén Este ocupado y Cisjordania, las autoridades israelíes demolieron 103 estructuras residenciales, dejando sin hogar a 581 personas, y mantienen a 335 palestinos en detención administrativa, dijo el grupo.