sábado, 30 de enero de 2010

"La Corrupción de la AP Llevará a que Hamas Tome el Poder en Cisjordania"

29/01/2010 Almanar

El presidente palestino, Mahmud Abbas, se ha rodeado de muchos de los dirigentes corruptos que solían trabajar para su antecesor, Yasser Arafat, y eso es por lo que algún día Hamas tomará el control de Cisjordania, dijo el jueves Fahmi Shabaneh, que fue nombrado por Abbas hace cuatro años para eliminar la corrupción dentro de la Autoridad Palestina.

En una entrevista exclusiva con el Jerusalem Post, Shabaneh, que hasta muy recientemente estuvo a cargo del Departamento Anti-Corrupción en el Servicio General de Inteligencia (GIS) de la AP, advirtió que lo que ocurrió en Gaza en el verano de 2007, cuando Hamas desbarató un intento de golpe en la Franja llevado a cabo por algunos elementos de seguridad vinculados a Fatah y tomó el control de la Franja, ocurrirá probablemente en la Cisjordania ocupada.

“Si no hubiera sido por la presencia de las autoridades israelíes en Cisjordania, Hamas habría hecho lo que hizo en Gaza,” dijo Shabaneh al Post. “Es difícil encontrar personas en Cisjordania que apoyen a la Autoridad Palestina. La gente está harta de la corrupción financiera y la pésima gestión de la Autoridad Palestina.”

Shabaneh añadió que muchos palestinos en Cisjordania han perdido su esperanza de que la AP pueda ser reformada algún día. “La Autoridad Palestina es muy corrupta y necesita una total revisión,” señaló.

Shabaneh citó casos específicos de supuesta corrupción dentro de Fatah y la AP en el curso de la entrevista, incluyendo la afirmación de que el personal de Fatah robó 3,2 millones de dólares en donaciones hechas por EEUU a Fatah antes de las elecciones parlamentarias de 2006, que fueron ganadas por Hamas. Este dinero iba dirigido a mejorar la imagen de Fatah y a incrementar sus posibilidades de victoria.

Shabaneh, un residente en el Jerusalén ocupado que trabajó como abogado antes de unirse al GIS como asesor legal después de la firma de los Acuerdos de Oslo de 1993, dijo que se había visto obligado a abandonar su cargo de lucha contra la corrupción varios meses después de sacar a la luz un escándalo que implicaba a uno de los altos consejeros de Abbas en Ramallah en 2009.

Este consejero, que está considerado como uno de los más cercanos asesores de Abbas, fue captado en video mientras hacía unas declaraciones denigratorias contra Abbas y Arafat. “El presidente Abbas no tiene ningún carisma y no controla nada,” señaló el consejero. También dijo en la cinta que Arafat era uno de los mayores estafadores.”

Después de estas revelaciones, que resultaron embarazosas para el presidente de la AP, Shabaneh fue transferido desde su puesto de lucha contra la corrupción a un cargo como jefe de la fuerza de seguridad interna del GIS. Más recientemente, fue promovido al cargo de jefe general del GIS en el área.

Poco después, sin embargo, Shabaneh fue arrestado por la policía israelí bajo la sospecha de reclutar a residentes en Jerusalén Este para el GIS, espiar a los israelíes, perseguir a los supuestos colaboracionistas con Israel y a los árabes implicados en tratos inmobiliarios con judíos, así como por amenazar y chantajear al consejero de Abbas.

Shabaneh ha sido liberado de prisión y la mayor parte de los cargos presentados contra él fueron desestimados. Hoy en día él continúa bajo arresto domiciliario y se le prohíbe entrar en Cisjordania. El único cargo al que hace frente hoy es el ser miembro de una organización militar palestina -un cargo que él dice que es absurdo dado el hecho de que unos 1.200 residentes en Jerusalén oriental sirven en varias ramas de seguridad de la AP.

Shabaneh dijo que él no tenía dudas de que su arresto por parte de Israel fue llevado a cabo bajo la petición de “alguien importante en la Oficina de Abbas para castigarme por luchar por la corrupción y exponer los escándalos sexuales que implican no sólo a un alto asesor de Abbas sino a muchos otros dirigentes también.”

Él añadió que cuando era jefe de la unidad antiterrorista él y sus hombres lograron descubrir casos que implicaban a decenas de altos dirigentes que habían robado fondos públicos y a los que nunca se les pidió ninguna responsabilidad. “Algunos de los responsables de la AP más importantes no tenían ni 3.000 dólares en su bolsillo cuando llegaron a sus cargos (después de la firma de los Acuerdos de Oslo),” dijo Shabaneh. “Sin embargo, descubrimos que algunos de ellos tienen ahora no decenas, sino cientos, de millones de dólares en sus cuentas bancarias.”

“Hasta ahora no hemos oído hablar de un responsable palestino que haya ido a juicio por robar el dinero de la AP, aunque hemos enviado muchos de los casos al fiscal general palestino,” concluyó Shabaneh.