sábado, 6 de marzo de 2010

Las Conversaciones de Paz "Indirectas" Podrían Comenzar el Domingo

04/03/2010 Almanar

Las conversaciones indirectas entre Israel y la Autoridad Palestina podrían comenzar el próximo domingo, dijo el diario israelí Haaretz. El enviado norteamericano para Oriente Medio, George Mitchell, aterrizará en Tel Aviv el domingo por la noche y la Administración estadounidense espera que ambos lados declaren el inicio de conversaciones indirectas a la mañana siguiente, poco antes de la llegada del vicepresidente John Biden.

Los ministros de Exteriores de la Liga Árabe anunciaron el miércoles en El Cairo que apoyaban la iniciativa norteamericana para celebrar conversaciones indirectas, expresando su apoyo a las mismas. También dijeron que ningún progreso sería posible sin una completa congelación de los asentamientos. La decisión de la Liga Árabe, sin embargo, no fue unánime y fue duramente contestada por el ministro sirio de Exteriores, Walid Muallim, que dijo que la decisión de entrar en unas negociaciones dependía en última instancia de la Autoridad Palestina.

El anuncio tuvo lugar después de que se produjeran fuertes presiones norteamericanas, egipcias, jordanas y saudíes sobre los palestinos y otros miembros de la Liga. La presión también llevó a la retirada por parte de los palestinos de una declaración mucho más dura y con reservas sobre las negociaciones que la que eventualmente se difundió.

Los ministros de Exteriores árabes fijaron un plazo de cuatro meses para la primera fase de negociaciones indirectas después de lo cual la Liga Árabe realizará una evaluación de las negociaciones y decidirá si seguir apoyándolas o no.

Los ministros de Exteriores dijeron que su decisión suponía un último esfuerzo para promover la paz a través de negociaciones y un intento de dar a la Administración estadounidense una oportunidad para facilitar el proceso. "A pesar de la falta de convicción en la seriedad del lado israelí, la Liga cree que este apoyo dará a las conversaciones indirectas una oportunidad como último intento y también facilitará el papel de EEUU como mediador."

Los norteamericanos han propuesto negociaciones indirectas como forma de permitir que el proceso discurra hacia delante sin que el presidente palestino, Mahmud Abbas, pierda la cara al ser visto como alguien que ha renunciado a su demanda en favor de una completa congelación de los asentamientos. Abbas ha buscado también el apoyo de la Liga Árabe con el fin de impedir las críticas palestinas hacia esta decisión.

El primer ministro de Hamas, Ismail Haniyyeh, dijo el miércoles en Gaza que él llamaba a la Liga Árabe a revisar su postura. "Esperábamos que este encuentro de los ministros de Exteriores árabes en El Cairo mostraría una postura de mayor firmeza. En lugar de ello, su decisión supone un aval árabe a la reanudación de las negociaciones en medio de una continua intrusión en la capital palestina (el Jerusalén ocupado) y la judaización de sus lugares santos," dijo Haniyeh durante un encuentro gubernamental el miércoles.

El Yihad Islámico y el Frente Popular para la Liberación de Palestina rechazaron también de plano la reanudación de las negociaciones.

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, comentó el miércoles en un discurso ante el Knesset que "parece que las condiciones para las próximas negociaciones están madurando. El mundo comprende que este gobierno se está esforzando en pro de las negociaciones. Ha dado algunos pasos difíciles para producir estas negociaciones. Ha dicho cosas y ha hecho cosas," dijo.

Se espera que el vicepresidente norteamericano, Joe Biden, llegue el lunes a la región y la Administración estadounidense está dispuesta a realizar el anuncio sobre unas conversaciones indirectas antes de su llegada, de tal modo que él pueda felicitar a ambos lados y presentar las negociaciones como un logro norteamericano.

El enviado especial Mitchell mediará en las conversaciones, que serán las primeras formales desde que Netanyahu tomó posesión del cargo. Éstas serán también las primeras negociaciones palestino-israelíes que tengan lugar bajo la Administración Obama.

Las negociaciones han estado bloqueadas durante este tiempo, especialmente desde que Abbas pidió la paralización de toda la construcción en los ilegales asentamientos israelíes en la Cisjordania y el Jerusalén palestinos.

En este estadio, las negociaciones se dirigirán a los temas fronterizos, con las esperanza de que si éstos pueden ser resueltos, el tema de la construcción en los asentamientos será el próximo en la agenda. Más tarde serán tratados otros asuntos fundamentales como el estatus del Jerusalén ocupado y los refugiados palestinos.