sábado, 22 de agosto de 2009

Un Oficial Libanés Retirado Confiesa Haber Espiado para Israel

20/08/2009 Almanar

Un antiguo responsable de seguridad libanés confesó el jueves ante un tribunal militar haber espiado para el enemigo israelí y también admitió su implicación en un atentado con coche bomba en 2006.

Mahmud Qassem Rafeh, un oficial retirado de 62 años de las Fuerzas de Seguridad Interna, confesó haber “colaborado con agentes de la Inteligencia israelí” entre 1993 y 2006.

Rafeh también admitió que había transportado partes de coches desde los territorios ocupados palestinos a Líbano donde fueron utilizados en un atentado con coche bomba en 2006 que causó la muerte a los hermanos Mahmud y Nidal Mazyub, miembros del grupo Yihad Islámico.

Su juicio ha quedado fijado para el 15 de octubre.

Rafeh está acusado del asesinato de los hermanos Mayzub, de los responsables de Hezbollah Ali Hassan y Ali Saleh y de Yihad Yibril, hijo del líder del Frente Popular para la Liberación de Palestina – Mando General, Ahmad Yibril.

Más de 70 personas han sido arrestadas en Líbano este año en una campaña en contra de las redes de espionaje, que incluyó el arresto de un general y un policía.