miércoles, 19 de agosto de 2009

Yishai: los Puestos son “Legales” porque Fueron Aprobados por el Gobierno

17/08/2009 Almanar

Mientras el presidente egipcio, Hosni Mubarak, se encontraba el lunes en EEUU, poco antes de un encuentro con el presidente Barack Obama, que probablemente estará enfocado a la política de Israel en el tema de los asentamientos, varios altos ministros del gobierno israelí recorrieron varios puestos creados por los colonos en la Cisjordania palestina ocupada para mostrar su solidaridad con los colonos que residen allí.

El ministro del Interior israelí Eli Yishai (Shas), el ministro de Ciencia y Tecnología Daniel Herschkowitz (Habayit Hayehudi), el ministro de Asuntos Estratégicos Moshe Yaalon y el ministro de temas de la Diáspora Yuli Edelstein (estos dos últimos miembros del Likud) recorrieron los puestos. "Estos asentamientos fueron establecidos por el gobierno israelí y aprobados por él," dijo Yishai.

Añadió que "el pueblo de Israel debe saber que este asentamiento es "legal". Si alguien cree otra cosa y planea evacuarlos, entonces eso tendrá que se aprobado por el gobierno. No puede evacuar a personas de sus hogares sin el debido procedimiento."

Según la legislación internacional no sólo los puestos, sino los grandes asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Este son ilegales y deben ser evacuados. Las Convenciones de Ginebra prohíben a un poder ocupante transferir a su población civil al territorio del estado ocupado.

EEUU ha insistido durante largo tiempo en que Israel debe detener todo crecimiento en los asentamientos grandes y evacuar los puestos. Se espera que Mubarak insista sobre este tema durante su reunión con Obama.

El ministro Yaalon ha prometido, sin embargo, presentar el caso de estos colonos ante el primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, y el ministro de Defensa, Ehud Barak.

"La retirada de Gaza favoreció al Yihad Islámico. Las retiradas fortalecen el terrorismo," añadió el extremista ministro cuando visitó el desmantelado puesto de Homesh. "No hay duda de que este lugar tiene importancia estratégica."

El ministro Edelstein añadió que "el error cometido en Homesh todavía puede ser rectificado. No es irreversible. Una vez que consigamos pasar el primer obstáculo planteado por la demanda de la comunidad internacional de congelar de la construcción en los asentamientos nos ocuparemos entonces de Homeswh."

"El desmantelamiento de las comunidades de Homesh y Gush Katif fue un acto estúpido," asintió el ministro Hershkowitz.