domingo, 14 de febrero de 2010

Diez Agentes, Incluyendo Tres Mujeres, Tomaron Parte en el Crimen de Dubai

Almanar 11/02/2010

Diez agentes, incluyendo tres mujeres, participaron en el asesinato del antiguo responsable de Hamas, Mahmud al Mabhuh en Dubai en enero, según Intelligence Online, una publicación con sede en París que se dedica a rastrear las actividades de inteligencia en todo el mundo.

El periódico publicó lo que calificó de “nuevos detalles” sobre la operación, que ha sido ampliamente atribuida al servicio de inteligencia israelí, Mossad. El periódico afirma que una de las agentes se disfrazó de empleada de la recepción en el Hotel Al Bustana Rotana, el lugar donde Mabhuh se alojaba, y luego llamó a la puerta.

Cuando él abrió la puerta, otros agentes se abalanzaron sobre él y le aturdieron con un aparato eléctrico, dijo el periódico. Luego le inyectaron veneno en las venas con el fin de disfrazar la causa de la muerte. Los diez agentes llevaban pasaportes europeos.

El periódico añade que el servicio secreto de Dubai pidió ayuda en sus investigaciones a sus homólogos de Egipto y Jordania y a la Interpol. “Sin embargo, parece improbable que Egipto o Jordania proporcionen mucha ayuda, ya que ellos son hostiles a Hamas.”

La publicaión añade que el gobierno de Dubai había ordenado que Hamas quedara fuera de las pesquisas, pero que la organización estaba realizando su propia investigación interna, encabezada por el número dos de la organización Musa Abu Marzuk, “con la ayuda de Irán y Siria.”

Según la investigación, Mabhuh llegó a los Emiratos Árabes Unidos el 19 de enero en un vuelo procedente de Damasco y se registró en la habitación 130 del Hotel Al Bustana Rotana.

Y poco más tarde, acudió a un encuentro en el Consulado Iraní en el centro de Dubai. Poco después de su regreso, a aproximadamente las 9 de la noche, una mujer rubia no idenficada llamó a su puerta y él la abrió. Su cadáver fue encontrado al día siguiente por los empleados del hotel, después de que su esposa hubiera intentado llamarle varias veces sin hallar respuesta, lo que le hizo levantar sospechas.

Haaretz, Intelligence Online