domingo, 14 de febrero de 2010

Lieberman: la Línea "Anti-Israelí" No Debe Acabar con Nuestros Vínculos

09/02/2010 Almanar

El ministro de Exteriores israelí, Avidgor Lieberman, ha criticado las repetidas condenas turcas de las políticas israelíes afirmando que Ankara no puede continuar criticando a Tel Aviv en cada oportunidad que se le presenta.

“Cada semana, ellos condenan duramente a Israel, dicen que las fuerzas militares israelíes han llevado a cabo un genocidio, califican las operaciones para proteger a nuestros ciudadanos de crimen contra la humanidad... Esta línea fuertemente anti israelí no puede estar repitiéndose cada semana,” se quejó Lieberman a la televisión Lidar de Azerbaiyán.

Las relaciones entre Tel Aviv y Ankara se agriaron en 2009 después de que Israel lanzara una ofensiva masiva contra la Franja de Gaza, que mató a más de 1.400 palestinos, en su mayoría civiles, y dejó un balance de varios miles más de heridos.

La ofensiva provocó fuertes críticas de Turquía y llevó al primer ministro Recep Tayyip Erdogan a criticar al presidente de Israel, Shimon Peres, en el Foro Económico de Davos antes de abandonar de forma notoria la sesión.

“Los recientes cambios en la política exterior turca fueron inesperados para nosotros y no están enteramente claros. Estamos haciendo todo lo posible para preservar las relaciones en el nivel anterior y mantener una estrecha cooperación en todas las áreas,” dijo Lieberman.
“Esperamos que Turquía, por su lado, lleve a cabo ciertos cambios en su política exterior,” añadió.

El llamamiento del extremista ministro de Exteriores israelí en favor de vínculos más estrechos con Turquía se produce en un contexto de crecientes tensiones entre los dos países.

En enero, el viceministro de Exteriores israelí, Danny Ayalon, convocó al embajador turco en Tel Aviv y le hizo sentarse en un asiento más bajo que el suyo y el de otros tres responsables israelíes.

El humillante encuentro se vio agravado por la deliberada ausencia de la bandera turca.

Además al embajador turco, Ahmet Oguz Celikkol, se le habló en hebreo y los responsables israelíes se negaron a estrecharle la mano.

Esta acción irritó a Turquía, que denunció el “comportamiento antidiplomático” israelí y pidió una disculpa formal de Tel Aviv. “Israel debe de pensar lo que supondría perder a un amigo como Turquía en el futuro. La forma en que ellos han tratado recientemente a nuestro embajador no tiene cabida en la política internacional,” dijo Erdogan.

Con respecto a la condena turca sobre los crímenes israelíes en la Franja de Gaza, el líder turco señaló que su nación no puede cerrar los ojos ante lo que considera como una violación de los derechos humanos.