jueves, 18 de marzo de 2010

La "Paix Brasilera" también se golpeó con los asentamientos ilegales israelíes

El primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, afirmó este lunes ante el parlamento, que: "La construcción de viviendas en Jerusalem Este continuará, como ha sucedido durante los últimos 42 años", en referencia a la ocupación israelí de Jerusalem en 1967.

Internacional PIP 18-03-2010

Esta fue la mejor bienvenida que Israel le ofreció al presidente brasilero Luiz Inácio Lula da Silva con su "Paix Brasilera".

También en el parlamento israelí, ilegalmente ubicado en Jerusalén, el presidente Lula señaló: "Oriente Medio ha visto décadas de dolorosas confrontaciones que han costado miles de vidas. Tenemos que actuar, pero usar nuestras cabeza no es suficiente, tenemos que usar también nuestros corazones y apostó por la paz y por un mundo sin armas nucleares (en referencia a Irán)". Sin embargo, Lula que se reunió con los líderes israelíes, el presidente Shimon Peres y el premier Benjamin Netanyahu (responsables de crímenes contra la humanidad), en sus palabras, quizás, no se percató de que lo estaba diciendo en una de las mayores potencias nucleares como lo es Israel y que jamás éste acató la 'no proliferación de armas nucleares'.

Pecado por Omisión: Como el resto de los líderes, Lula, comenzó una visita a la región desde Israel y sus reuniones oficiales la realizó ayer domingo y hoy lunes en Jerusalén ocupada, violando Lula las resoluciones de la ONU, entre otras la 478/1980, que exige a los países miembros no mantener reuniones oficiales en Jerusalén, por considerarlo territorio palestino ocupado. De modo que la buena voluntad de paz de Lula no se compadece con las leyes jurídicas internacionales. También es claro que los líderes internacionales que llegan a Israel, el gobierno israelí los recibe solamente en Jerusalén, caso contrario tienen todas las puertas cerradas.

Mercosur: Hoy a la tarde el presidente Lula, participó en un encuentro empresarial con 200 empresarios israelíes para coordinar el comienzo del acuerdo 'Mercosur-Israel' a partir del 4 de abril de este año. Lamentablemente estos acuerdos económicos con Europa, el Mercosur y Estados Unidos, permiten a Israel mantener su ilegalidad de la ocupación, los asentamientos y el muro de apartheid.

Palestina Ocupada: Mañana martes, se trasladará a Belén para reunirse con el titular de la Autoridad Palestina, Mahmoud Abbas y firmará acuerdos bilaterales. Luego se trasladará a Ramallah para depositar una ofrenda floral al líder mártir Yasser Arafat. Y es justo decir y valorar la actitud de Lula de no querer visitar la tumba de Theodor Herzl, fundador del sionismo e ideólogo de la creación del Estado judío en Palestina, desde Europa en 1897.

Holocausto: Al regresar de la fugaz visita a los territorios palestinos ocupados, volverá a Jerusalén ocupada para visitar con los ocupantes el Museo del Holocausto, enclavado sobre la borrada aldea palestina de Deir Yassin en 1948 y el holocausto palestino allí enterrado.

Opinión: El pueblo palestino necesita amigos comprometidos con la paz como la del presidente Lula, pero necesita el compromiso de esos amigos de presionar contundente y sin condicionamiento el fin de la ocupación y la recuperación de la dignidad del pueblo palestino sobre su propio Estado independiente, pasando de la verborragia diplomática a la acción de la diplomacia. Ya que todas estas propuestas de paz, Israel las destruye automáticamente -a sabiendas- de que el mundo va a seguir manteniendo sus relaciones diplomáticas y comerciales con ellos.

Fuente: tercerainformación