miércoles, 17 de marzo de 2010

Hamas: La Sinagoga "Hurva" en Al Quds es una Declaración de Guerra

16/03/2010 Almanar
Hanan Awarekeh

Israel ha abierto la así llamada Sinagoga de "Hurva" (Ruina) en el Jerusalén Este palestino ocupado (Al Quds) el lunes, en una acción apoyada por EEUU y que ha provocado airadas protestas en la Ciudad Santa y en otros lugares de Cisjordania y la Franja de Gaza.

Hamas anunció para el martes un "día de la ira" tras la apertura de la sinagoga a varios centenares de metros de la Mezquita de Al Aqsa.

Una declaración conjunta de las facciones palestinas leída por el jefe del Buró Político de Hamas, Jalid Meshaal, en Damasco el lunes describió la apertura de la sinagoga como "una declaración de guerra" debido a la directa amenaza que representa al sitio sagrado musulmán. "Esto es parte de un proyecto para destruir la Mezquita de Al Aqsa y reemplazarla por el así llamado "Templo de Salomón" de Israel.

Meshaal condenó la "falsificación de la historia y los monumentos religiosos e históricos de Jerusalén." "Israel está jugando con fuego y prendiendo la mecha para que toda la región explote," señaló.

Gran número de las fuerzas de ocupación israelí han continuado desplegadas en la ciudad ocupada. Unos 3.000 policías y soldados y miembros de la policía fronteriza han sido estacionados en el área y las localidades circundantes, donde varios centenares de palestinos chocaron con las fuerzas de ocupación a primera hora del martes.

La policía israelí disparó balas de goma y granadas de humo a los manifestantes que lanzaron piedras a las fuerzas de seguridad en el campo de refugiados de Shuafat.

En un mensaje de video a la ceremonia de apertura, el primer ministro de Israel, Benyamin Netanyahu, afirmó que Israel permitía a otros la "libertad de religión."

El discurso de Netanyahu se produjo en un momento en el que los hombres palestinos por debajo de 50 años vieron como se prohibía su entrada en el complejo de la Mezquita de Al Aqsa por cuarto día consecutivo.

Por su parte, el ministro de Vivienda israelí, Ariel Atias, utilizó la ocasión para subrayar que la construcción en Jerusalén continuará. "Tenemos miles de viviendas (para judíos) que construir en 2010 y ningún gobierno ha permitido que se lleve a cabo un diálogo sobre el derecho (de Israel) de construir en (el) Jerusalén (Este palestino ocupado)," dijo el ministro israelí.

Los palestinos en la Cisjordania ocupada y en la Franja de Gaza unieron sus fuerzas para condenar la acción israelí.

El jefe de la institución internacional de Al Quds, Ahmed Abu Halabiya, advirtió que la inauguración de la sinagoga en Al Quds era para parte de un plan israelí para "construir un templo judío sobre las ruinas de Al Aqsa."

Hamas ha pedido a los gobiernos árabes e islámicos que cumplan con su responsabilidad de proteger Al Quds y la Mezquita de Al Aqsa. El movimiento pidió también al presidente de la Autoridad Palestina y su entorno que pongan fin a las inútiles negociaciones con el gobierno de ocupación israelí y vuelvan a las filas de la resistencia palestina para luchar contra la ocupación y sus planes.

Un alto dirigente de Hamas, Mahmud al Zahhar, lanzó duras críticas contra el gobierno de ocupación israelí diciendo: "Vosotros que estáis inaugurando la Mezquita de Hurva estáis yendo hacia vuestra propia ruina. Dondequiera que habéis estado os habéis dirigido a vuestra destrucción. Habéis matado a vuestros profetas y habéis siempre promovido la usura y la destrucción," dijo el lunes durante una conferencia de grupos palestinos en Gaza.

"Estáis destinados a ser destruidos. Habéis hecho un pacto con el diablo y con la propia destrucción, justo como vuestra sinagoga," dijo Al Zahhar.

Pidió al mundo árabe que responda a "los crímenes israelíes y proteja los lugares que son sagrados para los musulmanes y cristianos del asalto racista sionista."

Además, el miembro del Buró Político de Hamas Izzat al Rishaq dijo que la sinagoga servía como una piedra de toque en el proceso de judaización de Jerusalén y advirtió en una nota de prensa dada a conocer el lunes a las autoridades de ocupación israelíes de las repercusiones de su política agresiva contra Al Quds y la Mezquita de Al Aqsa.

Hatim Abdel Qader, el responsable de la Autoridad Palestina a cargo de los asuntos de Al Quds, expresó su preocupación por la inauguración de lo que describió como "mucho más que una sinagoga." "Esta sinagoga será un preludio de la violencia, el extremismo y el fanatismo religioso y estos fenómenos no se limitan a los judíos extremistas, sino que también incluyen a los miembros del actual gobierno israelí," advirtió.

El Departamento de Estado norteamericano criticó los comentarios palestinos por "dar una impresión errónea del evento en cuestión, lo que puede servir tan sólo para incrementar las tensiones que vemos."

El apoyo de EEUU a la apertura de la sinagoga en el Jerusalén Este palestino ocupado plantea serios interrogantes sobre una aparente disputa entre Tel Aviv y Washington en torno a la continua ampliación de los asentamientos judíos en la ciudad palestina. Algunos analistas consideran que las tensiones a la vista sirven para encubrir el apoyo norteamericano al ataque de Israel a la identidad palestina e islámica de Al Quds.

- Ver también: ¿Por qué es causa de alarma la construcción de una sinagoga en Jerusalén?