miércoles, 17 de marzo de 2010

Mishaal insta a una campaña abierta a partir del martes para proteger Jlem y Aqsa

[16/03/2010 - 09:51 AM]

DAMASCO, (PIC) - Khaled Mishaal, jefe de la oficina política de Hamas, llamó a iniciar una campaña abierta el martes para proteger la Jerusalén ocupada, la Mezquita de Aqsa y todos los santos lugares islámicos y cristianos de Palestina, advirtiendo de que las acciones de Israel llevarían a una explosión en la región.

"Este es el comienzo de una campaña de abierta por Jerusalén y los santos lugares islámicos y cristianos de Palestina", dijo Mishaal en un discurso durante una reunión de emergencia celebrada el lunes en Damasco por la Alianza de Fuerzas Palestinas.

El líder político de Hamas pidió al pueblo palestino de Jerusalén y de los territorios ocupados en 1948 que llevara a cabo un programa permanente y tomara serias medidas para proteger de la judaización y demolición la Mezquita de Aqsa, así como todos los lugares sagrados cristianos e islámicos.

Invitó también a todas las personas de Gaza y Cisjordania a participar en esta campaña abierta y apoyar a sus hermanos y hermanas en la tierra palestina ocupada.

El dirigente de Hamas advirtió a la comunidad internacional de las peligrosas consecuencias de su silencio con respecto a las violaciones de Israel en Jerusalén y Cisjordania y dijo que Israel está jugando con fuego que desataría una guerra en toda la región.

Por su parte, Ahmed Jibril, secretario general del Frente Popular para la Liberación de Palestina-Comando General (FPLP-CG), instó durante la reunión a la disolución de la Autoridad Palestina (AP) y al lanzamiento de una Intifada integral en todas las zonas de Palestina.

Jibril consideró las llamadas a poner fin a la negociación con Israel como "soluciones protésicas", subrayando que la solución fundamental es la eliminación de la AP, que no había logrado nada para el pueblo palestino y su causa nacional durante 18 años.

El Dr. Ramadan Shallah, secretario general del Movimiento de la Jihad Islámica, por su parte, advirtió en su discurso de que si se le dejaba a Israel llevar a cabo sus ataques y planes contra Jerusalén y la Mezquita de Aqsa, entonces se abriría el camino para la deportación en masa del pueblo palestino.

El Dr. Shallah instó a la Liga Árabe a declarar el fin de la iniciativa de paz árabe y a confirmar el derecho del pueblo palestino a defenderse a sí mismos y a su tierra por todos los medios.

En el mismo contexto, el representante de Hamas en Líbano, Osama Hamdan, dijo el lunes que la apertura de la sinagoga ruina es parte del plan del régimen sionista que tiene por objeto crear una historia inventada de la ocupación israelí de Jerusalén.

Hamdan dijo al canal por satélite de Al-Jazeera que la campaña de judaización comenzó en la ciudad santa con una serie de acciones representadas por la imposición de restricciones a los jerosolimitanos, la construcción del muro de segregación, el aislamiento de Jerusalén y luego la apertura de la sinagoga ruina.

Subrayó que la sinagoga de Israel en Jerusalén fue renovada después de no haber logrado encontrar una señal clara de profundas raíces religiosas referida a la presencia histórica judía en la ciudad, por lo que trató de crear una historia para sí mismo a través de la reconstrucción de una sinagoga de 200 años que fue construida en la época Otomana.

Por su parte, la asociación de académicos palestinos en el extranjero pidió a la Liga Arabe y a la Organización de la Conferencia Islámica que anunciaran el martes como día mundial de la ira en apoyo de la Mezquita de Aqsa y todos los santos lugares de Palestina.

La asociación instó a las naciones árabes y musulmanas a organizar protestas en sus países y apoyar a los palestinos de los territorios palestinos ocupados.

El partido Frente de Acción Islámica y el grupo de Hermanos Musulmanes en Jordania también instaron a anunciar el martes como día de la ira por los sitios sagrados islámicos de Palestina.

Hicieron hincapié en la necesidad de movilizar todas las energías y esfuerzos de la nación musulmana para crear un programa de resistencia serio y proteger los santos lugares.

También expresaron su convicción de que la tercera Intifada tendrá lugar pronto a pesar de los intentos de la Autoridad Palestina de frenar al pueblo palestino y a los combatientes de la resistencia.