domingo, 14 de marzo de 2010

Rosas Revolucionarias

Shireen Said


Sukant Chandan* entrevista a Leila Khaled y a Shireen Said en el Día Internacional de la Mujer 2010

Weekly Ahram

La opresión del pueblo palestino continúa debido principalmente a la ayuda financiera, diplomática y militar que Israel recibe de EEUU, y en segundo lugar, a la aquiescencia de los estados pro-occidentales de la región. Después de la caída del estado hermano de los sionistas perdido hace mucho tiempo - el estado del apartheid de Sudáfrica - la lucha palestina sigue siendo tal vez la principal y más potente lucha anti imperialista del mundo. No es sorprendente, por lo tanto, que las mujeres palestinas sean un ejemplo señero del papel que las mujeres pueden desempeñar en la lucha para liberarse a sí mismas, a sus familias, a sus comunidades y a su nación del imperialismo y del sionismo.

Leila Khaled llevó la lucha de los palestinos a la atención del mundo por medio de dos dramáticos secuestros de aviones en 1969 y 1970 en los que murió sólo uno de sus compañeros, el estadounidense-nicaragüense Patrick Argüello. Khaled vuelve a contar su relato de este secuestro en su autobiografía Mi Pueblo Vivirá (1973) en la que escribe: "Patrick Arguello, de 27 años, padre de tres hijos, un ciudadano nicaragüense del mundo, nacido en San Francisco, fue declarado muerto. ¿Qué es lo que había motivado a alguien que estaba a medio mundo de distancia de Palestina a llevar a cabo esta misión tan peligrosa? Patrick era un comunista revolucionario. Su valiente acción fue un gesto de solidaridad internacionalista. Una llama de vida se extinguió, iluminando el mundo por un momento; marcó un sendero en el camino de regreso a Palestina. ¡Argüello vive, como vive mi pueblo, como vive la revolución!"

Khaled sigue siendo una de las mujeres de izquierdas y anti imperialistas más inspiradoras e influyentes del período posterior a la Segunda Guerra Mundial. Sigue activa hoy día en el liderazgo de la revolución palestina, ya que es uno de los miembros del comité central del Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP), y es también representante del Consejo Nacional Palestino.

El ascenso de Hamas en la revolución palestina desde mediados de la década de 1990 ha hecho que muchas personas asocien la lucha palestina con el islamismo de Hamas más que con la visión más secular de Khaled y de otros revolucionarios palestinos y árabes, como la comunista de la resistencia libanesa Soha Bechara.

Pero la reciente conmemoración del 42 aniversario del FPLP en Gaza, que congregó a unas 70.000 personas aumentó el perfil de la izquierda revolucionaria palestina y también el papel de las mujeres, cuando Shireen Said, del FPLP, provocó al público con un saludo con uniforme militar y co-presidió el acto junto a su compañero varón. Said le contó a Al-Ahram Weekly que nació en 1985 en el campo de refugiados de Jabalya, donde los "niños lanza-piedras", comenzaron la primera Intifada. "Mis recuerdos de la infancia son en su mayoría de la primera Intifada", explica. En su adolescencia, militó en uno de los movimientos estudiantiles adscritos al FPLP.

"Hice mi Licenciatura en Deportes en la Universidad de Al-Aqsa. Trabajé en el Frente Progresista Estudiantil del Trabajo con un montón de compañeros, hasta que me convertí en secretaria del Sindicato de Estudiantes. Fui la primera joven de Gaza que llegó a este puesto a través de elecciones democráticas en la Universidad. Después de mi licenciatura, trabajé en los comités del Sindicato de Mujeres Palestinas. A la par de mi trabajo profesional en muchas organizaciones no gubernamentales como activista en temas de juventud, ahora soy miembro del consejo del Sindicato de la Juventud Progresista Palestina y estoy haciendo una Maestría en Educación en la Universidad Al-Azhar."

Como muchas jóvenes de todo el mundo, Shireen Said fue inspirada por el ejemplo de Leila Khaled: "Por supuesto, la camarada Leila como heroína nacional e internacional inspira a todas las mujeres que buscan libertad, justicia social y una patria independiente y próspera para sí mismas y para las generaciones venideras."

Khaled se emocionó y le dijo al Weekly: "Estoy orgullosa de que alguien me vea como un símbolo de la resistencia, me da más fuerza para la lucha. Ver a una mujer en cualquier lugar que luche por una causa justa, da esperanza y valor a mi pueblo. Las mujeres dan su vida por la lucha en Palestina y en otros lugares."

Leila Khaled es un símbolo para muchas palestinas jóvenes, incluida Said, de compromiso y sacrificio en la lucha de su pueblo. Said recuerda, "mi historia con la compañera Leila comenzó en el jardín de infancia, cuando conocimos las canciones nacionales de la Intifada, los mártires y nuestros héroes como Leila, Ghassan Kanafani y Wadi Haddad. A medida que fui creciendo mi interés y amor hacia Leila también creció dentro de mí, quería saberlo todo sobre ella. A pesar de que no había tenido la oportunidad de conocerla, me inspiró y me sentí orgullosa de ella. Como mujer arguyó que nadie podría evitar que participara con hombres en las partes más difíciles de la lucha, por lo que la compañera Leila es un ejemplo para mí y para muchas mujeres."

En el momento histórico que viven hoy día los palestinos muchos de los principios y ética de la izquierda revolucionaria Palestina son vistos por la sociedad en su mayor parte musulmana y árabe como extranjeros o una importación innecesaria de los ideales y las normas occidentales, por lo que la participación de Said en la conmemoración del FPLP no fue una elección fácil: "Tenía miedo de presentarme ante una audiencia tan grande vistiendo uniforme militar."

Said explicó que su decisión quedó definida en gran medida por el desafío y la resiliencia de las masas de Gaza durante el bárbaro ataque a principios del año pasado: "Las matanzas sionistas en Gaza en enero de 2009 estaban todavía frescas en los recuerdos, corazones y mentes de la gente, así que quería presentar el mensaje de que a pesar de todos los asesinatos, destrucción y terrorismo, nuestros hombres y mujeres seguirán en pie codo con codo en la resistencia, nuestro camino hacia la liberación y la libertad. En la conmemoración en sí me complació que mi personalidad pudiera transmitir estos mensajes a millones de personas a través de la televisión y de Internet por todo el mundo. Mi familia también se sintió muy orgullosa de mí."

Khaled subrayó la importancia de la defensa de los cientos de cautivas palestinas: "Yo pienso sobre todo en las mujeres en las cárceles israelíes, la evidencia de torturas y la opresión de la ocupación, y al mismo tiempo, son ejemplos de coraje y fuerza."

Cuando se le preguntó cual sería su mensaje a las mujeres de todo el mundo en el Día Internacional de la Mujer, Said respondió: "En primer lugar quiero mandar saludos a todas las mujeres que llevan la bandera de la lucha contra el capitalismo y el imperialismo y decirles que nuestro camino es muy largo y difícil y requiere estrategias bien pensadas. No debemos olvidar que el sistema capitalista oprime y explota a las mujeres y las priva de su dignidad humana. Por lo tanto, debemos adherirnos a nuestros valores de humanidad y de política progresista, unida y fuerte."

Por último, el mensaje de Khaled se centró en las mujeres de Palestina, en particular las de Cisjordania y Gaza en su papel en la unificación de las facciones, especialmente Hamas y Fatah, luchando por la reconciliación y la unidad, un proceso en el que el FPLP ha venido desempeñando un papel central: "En este momento político, la cuestión más importante es la de unificar a nuestro pueblo para enfrentar el terrorismo de la ocupación, y la base principal de la unidad debe ser la lucha contra la ocupación. Es importante entender el papel de las masas palestinas para alcanzar esta unidad, presionando por medios democráticos y civiles a Hamas y Fatah. Las mujeres palestinas se ven afectadas negativamente por estas divisiones ya que muchas de sus familias están divididas, por lo que estoy firmemente convencida de que las mujeres palestinas reconocen la importancia de la unidad en la lucha palestina y su papel en el logro de esta unidad."

__
*El autor es analista político y director de cine radicado en Londres, y edita el blog Sons of Malcolm.