miércoles, 31 de marzo de 2010

Las FIO asaltan manifestaciones del día de la Tierra: Disparan a quemarropa a 4 jóvenes

Eva Bartlett, In Gaza, 30-03-10


Cuatro manifestantes no violentos fueron baleados a quemarropa con munición de guerra por soldados israelíes durante seis protestas simultáneas en toda la Franja de Gaza para conmemorar el "Día de la Tierra".

Tres de los heridos son de Khoza'a, una aldea al este de Khan Younis, en el sur de Gaza. El cuarto, es de Deir al Balah, y participaban en una manifestación pacífica al este de Meghazi, en el centro de Gaza.

La manifestación de Khoza'a llegaba cerca de la frontera poco después de las 12 del mediodía. Jeeps israelíes se pararon a lo largo de la frontera de la Línea Verde, aumentando en número rápidamente. Los soldados israelíes salieron de sus jeeps y tomaron posiciones de francotiradores en un montículo de tierra levantado a lo largo de la valla fronteriza.

Jemah Najjar, de 22 años, fue el primero en colocar una bandera palestina en la valla fronteriza, en la manifestación de hoy. También fue el primer herido en la región Khoza'a, aproximadamente 10 minutos después de haber colocado la bandera en la valla, dice.

Los soldados israelíes abrieron fuego en varias ocasiones contra los manifestantes, visiblemente desarmados, sin ninguna advertencia verbal, y sin tiros de aviso al aire.

Trozos de la bala de las FIO que alcanzó a Jemah Najjar están todavía alojados en su cabeza. Necesitará una operación para que se los quiten, si ello es posible.





Walla'a Najjar, de 18 años recibió, de un soldado de las FIO, un tiro a quemarropa encima de la rótula.

"Vi al soldado que me disparó. No dio ningún aviso, sólo me disparó de inmediato."

Walla'a Najjar tuvo suerte de que la bala no diera en una arteria, aún así estuvo sangrando profusamente. Los médicos dicen que su pierna ha resultado fracturada por la bala. Los médicos palestinos por su experiencia confirman que los soldados israelíes de forma rutinaria apuntan a la zona del muslo superior donde se encuentra una arteria. Si no se trata rápidamente la herida, las víctimas pueden desangrarse hasta morir.

Hani Najjar, de 17 años, también tiene en su cuerpo metralla de proyectiles. "El soldado israelí estaba echado encima de un montículo de tierra enfrente de nosotros. Me disparó sin previo aviso."

La bala, disparada desde una distancia de menos de 50 metros, alcanzó debajo de la rodilla a Hani Najjar. Va a necesitar una operación para extraer los múltiples trozos de metralla que está profundamente incrustada en su carne. Había planeado acudir a la manifestación y luego continuar hasta su escuela secundaria, que está cercana.

Compañeros de la manifestación cargaron con los heridos a lo largo de medio kilómetro hasta un lugar al que podrían acceder las ambulancias. La región fronteriza es notoriamente peligrosa para todos, incluidos los médicos, que en virtud del derecho internacional tendrían que tener acceso sin restricciones a los heridos. Pero por experiencia, los médicos de Gaza, saben que no pueden llegar a las víctimas en las zonas fronterizas.

Mohammed Ot'ti, de 21 años, de Deir al Balah, fue a una manifestación más al norte, a lo largo de la frontera, al este del campamento de Meghazi, en el centro de Gaza.

Ot'ti fue el primero de su manifestación en colocar una bandera en la valla, e inmediatamente un soldado israelí le disparó a quemarropa.

"La última vez nos gritaron y mayormente dispararon al aire", dijo Ot'ti, refiriéndose a la manifestación de la semana pasada en Waddi Salqqa. "Esta vez, no dijeron nada ni dieron aviso alguno. Sólo me disparó."

Como los demás, Ot'ti dice que cuando se cure, volverá a ir a las manifestaciones.



Mahmud Az Zaq, co-coordinador del Comité Contra la Zona Buffer, dijo: "Los israelíes deberían haber hecho disparos de advertencia, pero en vez de ello dispararon directamente a los chicos."

Ma'an News informa que un portavoz militar israelí dijo que según una investigación "los soldados actuaron de acuerdo con los procedimientos aceptados de dispersión", en lo que respecta a la violencia de las FIO contra manifestantes desarmados.

Para conmemorar el Día de la Tierra, el Comité Contra la Zona Buffer y la Iniciativa Local de Beit Hanoun, organizaron 6 protestas, en Rafah, Khoza'a, Meghazi, Karni, Beit Hanoun y Beit Lahiya.

El Día de la Tierra conmemora la muerte de seis palestinos hace 34 años que, a su vez, estaban protestando por la anexión israelí de tierras palestinas.

Las protestas de hoy son las últimas de las cada vez más frecuentes y más nutridas manifestaciones de protesta por la "zona buffer (=tampón)" impuesta por los israelíes, y reclamando el derecho de los palestinos de trabajar y vivir en sus tierras, sin la amenaza de ser asesinados o secuestrados por soldados israelíes.

En mayo de 2009, aviones israelíes lanzaron panfletos sobre las "zonas buffer" reiterando la imposición de Israel de un área de 300 metros fuera de los límites, en la que cualquiera puede ser objeto del fuego israelí. En realidad, los soldados israelíes disparan hasta una distancia de 2 Km. a los agricultores que están en sus tierras y a la población civil, incluidos niños y mujeres.

Ayer y hoy, en las conmemoraciones del Día de la Tierra, los palestinos de toda la Palestina ocupada han plantado olivos y árboles frutales, se han vestido con ropa tradicional palestina, han danzado el Dabke, y han mostrado que el espíritu palestino hasta ahora no ha sido anulado por la brutalidad israelí.