miércoles, 31 de marzo de 2010

Parlamentarios Británicos Critican las Exportación de Armas a Israel

30/03/2010 Almanar

Un grupo de diputados británicos pidió el martes una revisión de las ventas de armas a Israel después de que el gobierno admitiera que armamento británico fue "casi con toda seguridad" utilizado en el asalto a Gaza del pasado año, señaló el diario británico The Guardian el lunes.

"Resulta lamentable que las exportaciones de armas a Israel hayan sido utilizadas casi con toda seguridad en la Operación Plomo Fundido (el ataque a Gaza)," dijo el Comité sobre Control de Exportaciones Estratégicas de la Cámara de los Comunes en un informe. "Esto contraviene directamente la política del gobierno británico de que las exportaciones de armas a Israel no deben ser utilizadas en los territorios ocupados."

Los diputados dijeron que saludaban la decisión del gobierno de revocar cinco licencias de exportación de equipos destinados a la Marina israelí y señalaron que debían ser extraídas "lecciones más amplias" del informe para asegurar el que las exportaciones de armas británicas a Israel no sean utilizadas en los territorios ocupados en el futuro.

Tras el ataque a Gaza, David Miliband, ministro de Exteriores, dijo a los Comunes que todas las futuras solicitudes para las exportaciones de armas a Israel "serán atendidas teniendo en cuenta el reciente conflicto." Dijo que los equipos israelíes utilizados en el ataque a Gaza contenían "casi con total seguridad" componentes británicos, incluyendo la cabina de mando en aviones norteamericanos F-16 vendidos a Israel y componentes para sistemas de control de fuego y radar, equipos de navegación y motores diseñados para helicópteros Apache estadounidenses.

Más de 1.400 palestinos, incluyendo 420 niños, fueron asesinados durante la agresión israelí contra Gaza y más de 5.300 resultaron heridos, además de los miles de familias que perdieron sus hogares.

Los equipos británicos vendidos a Israel también incluían vehículos blindados de transporte de personal adaptados de tanques Centurion vendidos a la entidad sionista a finales de los años cincuenta y componentes para las armas y los radares de las corbetas tipo Saar, que tomaron parte en la operación contra Gaza.

Miliband dijo que el gobierno estaba investigando todas las posibles licencias para ver si alguna de ellas necesitaba ser reconsiderada. Él añadió que creía que los controles sobre exportaciones de armas del Reino Unido eran los más fuertes y efectivos del mundo.

Las exportaciones de armas a Israel aprobadas por el gobierno británico excedieron el valor de 27,5 millones de libras en 2008, según el informe. Los departamentos del gobierno aprobaron licencias de exportación por valor de casi 4 millones de libras para armas y equipos con un uso dual civil y militar en los nueve meses que siguieron al ataque a Gaza, según las estadísticas oficiales.

Aunque esto sugiere una caída significativa, las cifras muestran que el Reino Unido ha continuado vendiendo a Israel una amplia gama de equipos militares, incluyendo municiones para armas automáticas y partes de rifles de francotirador.

Sin embargo, la mayoría de las ventas fueron de componentes de grandes equipos, incluyendo partes de un radar basado en tierra, motores de aviones militares, equipos de navegación aérea, sistemas de comunicaciones y aparatos no tripulados.

Amnistía Internacional ha pedido al gobierno que actúe rápidamente para cerrar los huecos legales que permiten a algunas compañías registradas en el Reino Unido comerciar con armas con países donde se cometen violaciones a los derechos humanos, incluyendo Israel.

AI ha respaldado el llamamiento del Comité para que se cree un tratado sobre comercio de armas internacional. El director sobre programas de armas del AI, Oliver Sprague, señaló: "Algunos líderes mundiales y activistas han trabajado muy fuerte en el tratado y no están dispuestos a dejar que se convierta en un papel mojado que haga poco para proteger a los pueblos de la violencia armada."