domingo, 18 de octubre de 2009

La Crisis con Turquía Daña a los Exportadores Israelíes

17/10/2009 Almanar

La crisis en las relaciones entre la entidad sionista y Turquía se está también manifestando en las relaciones económicas y financieras. La compañía Israel Credit Insurance ha señalado que los pagos con retraso de importadores turcos de productos israelíes se han incrementado dramáticamente en los primeros nueve meses del año, un 90% en total. Unos 40 millones de dólares son debidos desde hace una “cantidad apreciable” de tiempo, que el ICIC fija en más de 30 días después de que expiren los plazos fijados por los exportadores israelíes y sus clientes. Este retraso se está dando en todas las exportaciones dirigidas a Turquía.

Las relaciones entre ambos han empeorado en los últimos años. El distanciamiento se incrementó tras la ofensiva de enero de Israel contra Gaza. El ejecutivo jefe del ICIC David Milgrom dijo que ha habido ejemplos inusuales de compañías turcas que no han pagado sus deudas a los exportadores israelíes. Recobrar el importe de una deuda es relativamente complicado en Turquía,señaló. Los bancos turcos que solían suministrar información a los exportadores acerca de cuáles de sus potenciales clientes tenían restricciones colocadas en sus cuentas bancarias han dejado de hacerlo, haciendo más difícil gestionar un crédito en el país.

Al mismo tiempo, las exportaciones israelíes a Turquía han caído en un 40% mientras que las exportaciones en su conjunto lo han hecho en un 22%. Las exportaciones israelíes han alcanzado los 800 millones de dólares en los primeros nueve meses del año en comparación con los 1.300 millones del mismo período del último año. Las industrias más afectadas han sido la del metal, productos químicos y plásticos.

El ICIC es una compañía israelí que proporciona seguros a las exportaciones por valor de 12.000 millones de dólares para clientes de 115 países. La cobertura asegura que los suministradores recibirán sus pagos en el caso de que sus clientes se vuelvan insolventes o no paguen debido a razones políticas. El ICIC es poseído por Harel Insurance, Bituach Hakai y el asegurador internacional Euler Hermes.