lunes, 16 de febrero de 2009

George Galloway: ¡Porque eres precioso!

Más información, fotos y videos sobre esta campaña en la web ¡Viva Palestina! de Galloway, que cuenta también con una página en español




El diputado rebelde sabe cómo conseguir la atención. Esta vez, sin embargo, está haciéndolo para llevar un convoy de una milla de largo de camiones de ayuda desde Londres a Gaza.


Cole Moreton entrevista a ... George Galloway



Domingo, 15 de febrero de 2009

George el Precioso no da abasto. Al describir el enorme convoy que está llevando a Gaza, lleno de comida, ropa y suministros médicos, comienza con un orgulloso recital de cifras: "Un centenar de vehículos. Una milla de largo. Ayuda por valor de un millón de libras." Si se sonríe como el gato que tiene la crema, ¿qué se puede decir? La ayuda es necesaria. Los vehículos - camiones, automóviles, ambulancias, coches de bomberos, incluso un barco para los pescadores - que partió ayer de Londres marcando el inicio de un período de tres semanas de viaje por tierra, han sido donados y son tripuladas por voluntarios en un gesto espontáneo que afirma haber inspirado, pero que no controla. Pero este es George Galloway. Le encontrarán a la cabeza de la columna, donde las cámaras puedan verlo. Conduciendo un Mercedes 4x4.

Tratándose de George, dispone de un remolque donde dormir, mientras que los demás tienen que dormir en tiendas de campaña o en sus cabinas. "Yo tengo 54 años", dice con una mirada que aguanta el desafío. "Tengo que aparecer en la televisión cuando paramos." Va a volar de vuelta a Londres durante tres días a la semana, para ser anfitrión de programas de radio y para despachar como diputado de Bethnal Green and Bow, mientras los otros siguen adelante.

Tratándose de George, tiene que haber hipérbole. "Esta es una gran armada, el mayor convoy de vehículos británicos que van a cruzar el Norte de África desde Montgomery y el Octavo Ejército". Su abuelo, Tommy estuvo allí. "Crecí con sus adorables fotos del desierto en blanco y negro." Y, tratándose de George, no puede evitar caldear el ambiente. La mayoría de los que van con él son musulmanes británicos. "Si yo le hubiera dicho a los jóvenes, ‘Vale, coger los kalashnikovs que nos vamos a Palestina’, ya estarían allí. La gente está que explota".

Galloway consiguió el mayor apoyo a su idea en "las grandes ciudades industriales del Norte" - hablándole a un millar de personas en un almacén en Bolton, por ejemplo. "Hay mucha indignación por el papel de Gran Bretaña. Todo el dinero público que el Gobierno ha gastado en el control de la radicalización de los musulmanes jóvenes se ha ido en humo [desde que Israel comenzó sus ataques]. La idea de que los musulmanes van a ver esto en la televisión todas las noches y no se van a radicalizar, es pura fantasía".

Él va más allá. "Hay una especie de intifada entre la juventud. Están decididos a actuar". Material inflamable - excepto que Galloway, que ha cortejado a esta audiencia con gran efecto desde que decidió alejarse de la corriente principal de la política de partido, insiste en que está ofreciendo otra vía a los indignados. "Nosotros decimos, 'No os dejéis atraer por los cantos de sirena del separatismo y del extremismo - uniros a nosotros y expresad vuestro enojo políticamente, de una manera que sea pacífica, no violenta, y no os cueste la vida, ni tampoco cueste la vida de otras personas. Si el Gobierno tuviera algún sentido, estaría facilitando este convoy".

No lo hace, por supuesto. El rico acento es el de un escocés, como Gordon Brown, pero los sentimientos fraternales no van más allá. Galloway nació en Dundee en 1954, y se incorporó al Partido Laborista sólo 13 años más tarde. Representó a Glasgow como diputado desde 1987 a 2005, en cuyo momento fue expulsado del partido por llevarle al descrédito - esencialmente, porque se atrevió a oponerse a la invasión de Irak. Más tarde, fue acusado de lucrarse personalmente del programa de Naciones Unidas "Petróleo por Alimentos" y convocado a comparecer ante una comisión del Senado de EEUU. Fue entonces cuando el resto del mundo descubrió la magnificencia del orador masticador de puros, agitando el dedo, en su plena dimensión. Véanlo hoy en YouTube.

Sí, se había reunido con Saddam, dijo, exactamente el mismo número de veces que el Secretario de Defensa de EEUU. "La diferencia es que Donald Rumsfeld se reunió con él para venderle armas." Posteriormente, Galloway salió victorioso de Capitol Hill, habiendo ganado nuevos fans - incluso entre los anteriormente reacios - por plantarle cara a los senadores.

En su oficina en Portcullis House hay fotos de Palestina y una muñeca de acción de Fidel Castro. George - apodado el Precioso debido a su magnífico sentido de la vestimenta - lleva un traje negro con rayas gruesas y una camisa negra. Su barba plateada está bien recortada. Nos vemos dos días antes de la salida del convoy. ¿Es realmente ésta la mejor manera de llevar ayuda allí? No. "Definitivamente, no es la manera más eficaz", admite. "Pero es la única manera que tienen los ciudadanos de a pie para hacerlo."

En cualquier otro lugar, habría un puente aéreo estilo Berlín, dice. "Casi todas las ventanas se han roto, pero Israel se niega a permitir la entrada de vidrio a través de la frontera. Por lo tanto, en el crudo invierno, 61.000 familias cuyas casas han sido destruidas están viviendo entre los escombros y el resto se están congelando, porque no tienen ventanas. Se podría resolver este problema en un fin de semana, pero como se trata de los Palestinos, no se hace."

Los voluntarios están llevando sus propias ayudas. "Lo que nosotros pedimos a la gente es que trajera ropa de cama, ropa, pañales, comida y equipo médico." ¿Espera que los dejen pasar? "Si, lo espero. Mi predicción es que en el momento en que lleguemos a Gaza habrá un alto el fuego de 12 meses." Si no es así, esperarán hasta que los dejen entrar.

Todo esto hace que uno se pregunte que obtienen del parlamentario sus electores, el único de un partido que consigue la mayor cuota de votos, como Respect (George Galloway). Parecerá increíble, pero asegura que se despierta en la circunscripción, todos los días, va a su oficina, luego a la Cámara de los Comunes, y luego conduce hasta el norte para hablar en mítines cuando es necesario, y seguidamente conduce de regreso. "Nadie en este país ha hecho las millas, y las horas, que he hecho yo".

Esto no puede ser bueno para tu vida amorosa. Galloway estuvo casado durante 20 años, y tiene una hija de su primera esposa, Elaine. Se casó con la bióloga Amineh Abu-Zayyad en el 2000, pero el mes pasado se divorciaron. Hace dos años tuvo un hijo con su ex investigadora, Rima Husseini. "Sí", dice, "es difícil tener una vida privada pacífica y armoniosa en esas circunstancias. Lo más que puedo decir es que no ha sido particularmente armoniosa."

Si Galloway es "el conferencista en más demanda del país", todos sabemos por qué. Miau. Lo que hace ahora, nunca logrará que se olvide su extraordinaria actuación en Celebrity Big Brother hace dos años, bailando en leotardos y fingiendo ser un gato, lamiendo leche de la palma de la mano de Rula Lenska. Saliendo de la casa entre abucheos, dijo: "Ay madre."

"Hubo tres razones para hacerlo", dice. "Una de ellas era conseguir una buena cantidad de dinero para los refugiados de Gaza. Después usar mis honorarios para emplear a más personal en mi oficina de distrito, cosa que he hecho. Y llegar a un público más amplio en Gran Bretaña con el enfoque que damos a las cosas". ¿Qué? ¿el enfoque felino? "Piensa lo que quieras, pero se lograron los tres objetivos. Gente en las estaciones de servicio de las autopistas que no conocen a ningún otro político me conocen a mí".

Conocen lo que parece con un lycra pegado a la piel. No es una visión que se olvide fácilmente. Parecía un barrenado total. Pero a él realmente no le gusta que se le diga esto. Su tono se convierte en la urgente, irritada voz del que debate. "Todo el mundo parece un barrenado cuando se tiene que disfrazar". Si tuviera garras y no sólo la forma de Shere Khan, las enseñaría. "Pero de todos modos, se piense lo que se piense, lo hice. Yo sé lo que se logró con ello. Uno nunca puede calibrar lo que se perdió por lo mismo." Por tanto, ¿hizo daño? "Estoy de acuerdo contigo en que hay gente, un considerable número de personas que, sin duda, desaprobaron tanto el Big Brother que se alejaron de nuestros planteamientos políticos. El saldo, en mi opinión, es positivo." ¿En serio? "Pero no lo haría de nuevo."

No. Después del Big Brother, todo lo que hace será visto como búsqueda de atención, ¿o no? "Entre cierto tipo de personas. No entre los miles que vienen a mis mítines. O los cientos de miles de personas que escuchan mi programa de radio. Esa es mi audiencia. ¿Puedo decir esto sin ser grosero? No me importa demasiado lo que piense de mí el lector del Independent on Sunday que piensa así.

Encantador. "Esta es la razón por la que me mostraba renuente a esta entrevista. Lejos de buscarla, mi inclinación era no concederla. Hace mucho tiempo que he dejado de preocuparme por ese tipo de actitudes cínicas. Hago lo que creo que está bien y la gente me juzgará en base a ello". Ciertamente lo hará. "Alguien gritó una vez a Harold Wilson, solo está buscando votos’. Dijo: ‘Sería un político estúpido si no lo hiciera’. ¿Estoy buscando publicidad? Sería un líder político estúpido si no lo hiciera."

3 comentarios:

Juan Asís Palao dijo...

Muchas gracias, lu, tenemos que consegur un Galloway... ¡pronto!

He escrito esto:

http://abenyusuf.wordpress.com/2009/02/16/gigantesco-convoy-de-ayuda-cruzara-el-norte-de-africa-hasta-gaza/

¡On the road con Viva Palestina!

lu dijo...

¡Estupendo, Juan Asis!

Ya has visto que estarán dos días y pico en España. En Francia ya les tienen preparada tremenda recepción. Aqui, de momento no he visto nada, lo cual no quita que aún se organice. Se lo merecen. El plan del viaje es también ir "arrastrando" más voluntarios y más ayuda por los países que pasen, con lo que al llegar a Palestina puede ser el doble de grande. Los (pueblos de los) países islámicos y árabes son muy solidarios y, de una manera especial lo son con la martirizada Palestina.

Yo estoy convencida de que es la sociedad civil la que soluciona los problemas -- y los políticos, salvo raras excepciones, los que los causan. Me viene a la cabeza el caso Prestige, que, ¡gracias a miles y miles de jóvenes de toda España! que se echaron al camino y a meter las manos en el chapapote... porque de esperar a que los mamones de los políticos reaccionaran...

¿Por qué los aguantamos? ¿Por qué los votamos, si encima nos salen carísimos?

¡Viva la solidaridad!
¡Viva Palestina Libre!

lu dijo...

¿Ves lo que te decía?
Mira lo que cuenta Yvonne Ridley, en un artículo de hoy colgado en "Viva Palestina"
http://www.vivapalestina.org/Yvonne/150209.htm

Ya recibieron noticias de que cuando el convoy llegue a Libia hay más de cien camiones cargados para pasar a Egipto con ellos.

¡Qué maravilla!