sábado, 26 de diciembre de 2009

Israel acusa a activista pacifista de "posesión de armas" por recoger casquillos vacíos de proyectiles de gases lacrimógenos.

Proyectil de alta velocidad de gases lacrimógenos

Jueves 24 de diciembre 2009 10:19
por Saed Bannoura - IMEMC Noticias

Después de retener en prisión sin cargos durante más de una semana al activista pacifista contra el muro Abdullah Abu Rahma, las autoridades israelíes han decidido acusarle de "posesión de armas" por recoger después de las manifestaciones de protesta botes de gas lacrimógeno gastados, lo que llevó al abogado de Abu Rahma a preguntar: "¿Qué es lo siguiente? ¿Cobrarle a los manifestantes el importe de las balas utilizadas al disparar contra ellos?"

Israel dispara docenas proyectiles de alta velocidad de gas lacrimógeno en las manifestaciones no-violentas semanales organizadas, en parte, por Abdullah Abu Rahma. Estos proyectiles a menudo alcanzan a los palestinos y a los internacionales e israelíes que acuden a apoyarles, y algunos manifestantes han documentado casos de soldados israelíes disparando proyectiles directamente contra la gente. El sobrino de Abdullah Abu Rahma, Bassem Abu Rahma, de 30 años, fue asesinado a principios de este año cuando fue alcanzado directamente en el pecho por una granada de gas lacrimógeno disparada desde corta distancia.

Al recibir el acta de acusación el abogado de Abu Rahma, Gaby Lasky, dijo que "el ejército dispara contra manifestantes desarmados, y cuando estos tratan de mostrarle al mundo la violencia ejercida contra ellos presentando los casquillos de los proyectiles recogidos - son perseguidos y enjuiciados."

Los proyectiles de gases lacrimógenos son extremadamente potentes cuando son lanzados por fuerzas israelíes, pero una vez utilizados son completamente inútiles como armas, lo que hace extremadamente ridícula la acusación israelí de que Abu Rahma "poseía armas".

Abu Rahma ha sido uno de los organizadores principales de las más de trescientas protestas no violentas semanales que se han celebrado en la aldea de Bil'in todos los viernes desde el 2003. Su secuestro la semana pasada fue sólo el último de una serie de secuestros de los organizadores pacifistas por parte de las autoridades israelíes. Mohammed Othman, de la Campaña Popular Contra el Muro y Jamal Juma del Comité Palestino de Socorro Agrícola se cuentan entre los secuestrados más recientes.

Aunque Israel no ha hecho ningún comentario sobre si está apuntando específicamente a activistas no-violentos, los comités de campaña no violenta han dicho que el patrón está claro, y que los ataques contra los comités organizadores de protestas no violentas han aumentado desde agosto, con frecuentes incursiones nocturnas en la aldea de Bil'in, que ha sido el centro de la resistencia no violenta en Palestina desde 2003.