viernes, 25 de diciembre de 2009

Los rabinos prohíben la ornamentación navideña

Los negocios israelíes que desobedezcan sufrirán graves pérdidas económicas

(Un papá Noel intentando saludar a soldado israelí de ocupación)

EUGENIO GARCÍA GASCÓN - CORRESPONSAL - 24/12/2009 19:00

El Gran Rabinato de Israel ha publicado una "recomendación" tras la que se esconde una amenaza que insta a los lugares públicos del país a no exhibir ningún tipo de ornamentación navideña durante estas fechas para no herir la sensibilidad de los judíos.

El Gran Rabinato señala que los lugares que violen esta norma perderán el certificado kashrut que los rabinos extienden periódicamente a hoteles y restaurantes que observan las exigencias alimenticias de la religión judía.

Esto supondría cuantiosas pérdidas económicas para tales establecimientos, puesto que sin el certificado kashrut se quedarían sin una parte importante de su clientela.

El diario Yediot Ahronot informó de que la noticia ha suscitado preocupación entre un número de congresistas cristianos de Estados Unidos, que se han interesado por la cuestión en la embajada de Israel en Washington. El mismo periódico señala que la decisión también "ha creado una nueva tensión" entre Israel y el Vaticano.

Ante estas críticas, el ministerio de Asuntos Exteriores de Israel se ha dirigido al Gran Rabinato para pedirle explicaciones. Su director general, Oded Winer, ha confirmado que "en los hoteles se pueden hacer celebraciones del año nuevo sin que ello afecte a la kashrut, (pero sólo) si se hacen en salas cerradas. En los lugares públicos hay que evitar en todo lo posible símbolos que pueden afectar a la gente de otras religiones".

"Gente de otras religiones" es un eufemismo que usa el Gran Rabinato para referirse en este caso a los judíos, puesto que en todas las ciudades musulmanas, incluido el sector ocupado de Jerusalén, son numerosos los lugares públicos donde se exhiben ornamentaciones navideñas. Incluso en la franja de Gaza, donde el Gobierno fundamentalista de Hamas es bastante riguroso, los hoteles y restaurantes exhiben decoraciones navideñas desde hace varios días, como suele ocurrir cada año.

"Del examen que hemos hecho de los documentos del Gran Rabinato, se deduce que los lugares públicos deben abstenerse de exhibir símbolos cristianos", ha confirmado Oded Winer.

Cada vez menos Santa Claus

Los símbolos más comunes durante estas fechas, como los muñecos de Papá Noel o los árboles de Navidad, son cada vez menos frecuentes en Israel. Cada año el Gran Rabinato renueva sus amenazas, no sólo contra la Navidad, sino también contra la noche de fin de año, que el Gran Rabinato considera como la festividad cristiana de San Silvestre.

Un grupo denominado Lobby por los Valores Judíos ha lanzado recientemente una campaña contra los establecimientos que ostentan adornos navideños. "Estamos considerando publicar los nombres de los negocios que exhiben símbolos cristianos durante las fiestas cristianas para que sean boicoteados", ha dicho Ofer Cohen, presidente del Lobby por los Valores Judíos.

--

Pero eso sí, del turismo religioso cristiano a Tierra Santa sacan toda la "tajada" que pueden...
¡ a eso no le hacen ascos !