martes, 22 de diciembre de 2009

Jamal Juma, coordinador de la Campaña Stop the Wall, en una cárcel israelí

Stop The Wall

Jamal Juma fue arrestado por las autoridades israelíes el 16 de diciembre. Este último arresto es otra escalada más de la agresión de Israel a los defensores de los derechos humanos palestinos y de la represión a la libertad de expresión y al derecho de asociación.

Los servicios de seguridad israelíes primero citaron a Juma para interrogarle en la medianoche del 15 de diciembre. Horas después, le llevaron de regreso a su casa. Juma fue esposado mientras los soldados registraron su casa durante dos horas y su esposa y sus tres hijos pequeños le contemplaban impotentes. Las palabras de despedida de los soldados se dirigieron a su esposa: sólo volvería a ver a su marido mediante un intercambio de prisioneros. Desde entonces, Juma está detenido y le han prohibido hablar con un abogado o con su familia sin ninguna explicación por su arresto.

Jamal, de 47 años, nació en Jerusalén y ha dedicado su vida a la defensa de los derechos humanos de los palestinos. El enfoque principal de su trabajo reside en facultar a las comunidades locales para defender sus derechos humanos frente a las violaciones causadas por la ocupación. Es miembro fundador de varias ONG y redes palestinas de la sociedad civil.
Juma ha sido el coordinador de la Campaña de las Redes Palestinas Anti-Muro del Apartheid desde 2002. Es ampliamente respetado por su trabajo y ha sido invitado a dirigir numerosas conferencias a la sociedad civil y en la ONU. Sus artículos y entrevistas se han publicado extensamente y su trabajo se ha traducido a varios idiomas. Como figura altamente visible, nunca ha tratado de ocultar o enmascarar sus actividades.

Jamal Juma es la persona de más alto perfil arrestada dentro de una intensificada campaña de represión contra las redes de movilización en contra del muro y las colonias. Inicialmente sólo arrestaban a los activistas locales de las poblaciones afectadas por el muro, las autoridades israelíes han comenzado recientemente a cambiar su atención, deteniendo a defensores de los derechos humanos internacionalmente conocidos, tales como Mohammad Othman y Abdallah Abu Rahmeh. Mohammad, otro miembro de la Campaña Stop the Wall, fue detenido hace casi tres meses cuando volvía de una gira de conferencias por Noruega. Tras dos meses de interrogatorios, las autoridades israelíes siguen siendo incapaces de hallar pruebas definitivas contra Mohammad y por tanto han emitido una orden de detención administrativa, impidiendo así su puesta en libertad. A Abdallah Abu Rahma, una destacada figura de la lucha no violenta contra el muro en Bilín, le sacaron de su casa soldados enmascarados en medio de la noche una semana antes de que Jamal fuera encarcelado.

Suhail Salman, coordinador de las redes de la Campaña Stop the Wall, explica: “Con estos arrestos, Israel pretende debilitar a la sociedad civil palestina y su influencia en la toma de decisiones políticas a nivel nacional e internacional. Este proceso criminaliza claramente el trabajo de los defensores de los derechos humanos y de la desobediencia civil palestina.

Es crucial que la comunidad internacional luche contra los intentos israelíes de criminalizar a los defensores palestinos de los derechos humanos que luchan contra el muro. La política israelí que apunta contra los organizadores de llamamientos para exigir las responsabilidades israelíes es un desafío directo a las decisiones de gobiernos e instituciones globales como la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para responsabilizar a Israel por sus violaciones del derecho internacional. Este desafío no debe quedar sin respuesta”.

Para más información o para acordar una entrevista, contacten, por favor, con Stop the Wall +972-2-2971505 o press@global@stopthewall.org

Fuente: http://stopthewall.org/latestnews/2139.shtml

Traducido del inglés para Rebelión por Carlos Sanchis y revisado por Caty R.