domingo, 20 de septiembre de 2009

Haaretz: Tras el Informe sobre Gaza, ¿Cómo Puede Israel Atacar de Nuevo?

16/09/2009 Almanar

"La Comisión de Investigación de la ONU en la Franja de Gaza describe a Israel como un perpetrador de crímenes de guerra. Si sus hallazgos y recomendaciones son aceptadas, el Tribunal Penal Internacional de La Haya podría llamar a los líderes de Israel al banquillo de los acusados," dijo Haaretz en un análisis dado a conocer el miércoles.

“Pero el que tenga la última palabra sobre el destino del informe será Barack Obama, que ahora tiene otro látigo con el que fustigar a Benyamin Netanyahu – si no congelas los asentamientos y accedes a realizar concesiones, podrían iniciarse procedimientos legales contra aquellos responsables de la "Operación Plomo Fundido". Es dudoso que Obama desee realizar tal amenaza, sin embargo, porque esto sentaría un precedente contra otros ejércitos que luchan contra el "terrorismo" en áreas civiles, como sucede con el Ejército de EEUU en Iraq y Afganistán.

El artículo esboza una serie de planteamientos. En primer lugar, el entonces primer ministro Ariel Sahron erró en 2005 al no llevar la retirada de Gaza hasta su lógica conclusión y pedir a la comunidad internacional que reconociera que la ocupación de la Franja había terminado, señala el artículo. En segundo lugar, Ehud Olmert y Ehud Barak (primer ministro y ministro de Defensa respectivamente durante la guerra de Gaza) erraron al ignorar el sufrimiento de la población de Gaza y al permitir la muerte y destrucción que las fuerzas israelíes perpetraron durante la campaña contra la Franja, señala Haaretz.

El alargar la operación y escoger enviar a las fuerzas terrestres – decisiones que gozaron de un amplio apoyo entre la opinión pública israelí – hicieron un daño incalculable a la imagen internacional de Israel y fortalecieron la legitimidad de Hamas, dice el artículo de Haaretz.

En tercer lugar, continúa el artículo, los gobiernos occidentales pueden ignorar este concluyente informe, pero esto no evitará que se incrementen las críticas contra Israel en la opinión pública, los medios, los campus universitarios y en think tanks, lugares donde los documentos de la ONU son tomados en serio.

"En cuarto lugar, Israel decidió cuestionar la legitimidad de los investigadores y no cooperar con el presidente de la Comisión, Richard Goldstone, y su equipo. Ninguno de los argumentos de defensa oídos en los medios israelíes tras la operación de Gaza -que el Ejército israelí es "el ejército más moral del mundo" y que "el atacar áreas pobladas por civiles era necesario y proporcional"- fue transmitido a la Comisión. Para un estudiante universitario en Reino Unido o España, el silencio de Israel ha sido percibido como una admisión de culpabilidad."

El artículo añade que la aparición de "ciudadanos privados" israelíes ante el panel demostró su utilidad: Noam Shalit testificó y luego Goldstone pidió la liberación y el retorno de su hijo. Quizás habría sido mejor si el gobierno se hubiera comportado como Shalit y hubiera inundado a Goldstone con información, dice Haaretz.

"Lo último y quizás más importante, el informe Goldstone reforzó la más seria amenaza estratégica que el propio Israel ha producido con la ofensiva de Gaza, que es el que ha destruido cualquier legitimidad internacional para llevar a cabo una operación similar en el futuro. Un país que está considerando el atacar un reactor nuclear en Iraq y luego ponerse en serio riesgo de recibir fuego de misiles de Líbano o Gaza como respuesta tendría que tener cuenta si el mundo dará a Israel otra oportunidad para una represalia severa y aplastante."