domingo, 20 de septiembre de 2009

Sayyed Nasrallah: Nunca Reconoceremos el Derecho de Israel a Existir

18/09/2009 Almanar

El secretario general de Hezbollah, Sayyed Hassan Nasrallah, reiteró el viernes que Palestina pertenece al pueblo palestino y no a la entidad sionista. Señaló además que el reconocer la existencia de Israel está prohibido e hizo un llamamiento a las masas y los gobiernos árabes e islámicos para que adopten la opción de permanecer firmes ante el enemigo israelí.

Sayyed Nasrallah habló a través de una pantalla de televisión durante un festival organizado por Hezbollah en el suburbio del sur de Beirut para conmemorar el Día de Al Quds.

Sayyed Nasrallah comenzó su discurso explicando el significado del día de Al Quds y sus diferentes aspectos. Su Eminencia advirtió que la Ciudad Santa de Al Quds se halla amenazada hoy en día junto con sus aspectos sagrados y divinos para los musulmanes y los cristianos. “El día de Al Quds es el día de toda Palestina. Es el día de los detenidos árabes y palestinos. Es el día de los refugiados palestinos dentro de Palestina y fuera de ella. Es el día de la resistente y asediada Gaza. Es el día de la Resistencia palestina y todos sus movimientos. Es el día de la Resistencia islámica, árabe y libanesa. Es el día de todos los resistentes y de las personas que han mantenido una firme oposición al plan sionista para la región. Es el día de la Nación.”

El secretario general de Hezbollah enfatizó que el principal punto del Día de Al Quds se refiere a la postura con respecto a la ocupación sionista de la tierra palestina y árabe y, de este modo, la postura hacia la entidad que fue creada sobre la base de esta ocupación. “Palestina pertenece al pueblo palestino y no a los sionistas. Nuestra posición es clara y final con respecto a este asunto,” declaró Su Eminencia.

Sayyed Nasrallah reafirmó el compromiso con los principios que Hezbollah y todas las organizaciones de Resistencia han adoptado siempre. “En primer lugar, Palestina pertenece a los palestinos y a toda la nación y no al enemigo sionista.

En segundo lugar, nadie tiene el derecho a prohibir el retorno a Palestina de sus legítimos propietarios. Nadie tiene el derecho a abandonar ninguna parte de Palestina ni a eliminar una sola letra de su nombre.

En tercer lugar, la entidad israelí es maligna e ilegal.

En cuarto lugar, la firma de acuerdos y la normalización de relaciones con Israel están prohibidas desde el punto de vista religioso.

“Como parte de esta nación, yo lo juro en este mes sagrado de Ramadán que no reconoceremos el derecho de Israel a existir. Nunca haremos la paz con él, incluso si la comunidad internacional lo demanda,” dijo el secretario general de Hezbollah. “No reconoceremos a Israel ni nos rendiremos ante él y no normalizaremos nuestras relaciones o haremos la paz con esta célula maligna, incluso si todo el mundo reconoce su existencia,” continuó diciendo su Eminencia. “No estamos obligados ni a reconocer a Israel ni a normalizar las relaciones.”

“No es cierto que tengamos dos opciones: la de luchar o la de rendirnos. Existe una tercera opción de permanecer firmes y resistir,” señaló Sayyed Nasrallah, que enfatizó que el reconocer a Israel era algo prohibido. “Podremos no lanzar una guerra para liberar las colinas de Kfar Shuba y las Granjas de Shebaa, pero nunca dejaremos de pedir la devolución de estos territorios a Líbano,” explicó Su Eminencia, que puso el caso de Siria como ejemplo. “Las autoridades sirias prometen que nunca abandonarán un grano de suelo sirio o una gota de su agua,” indicó Su Eminencia.

Sayyed Nasrallah rechazó la idea de abrir todos los frentes. “Si esperamos a que todos los árabes abran frentes, entonces tendremos que esperar cientos de años,” dijo Su Eminencia.

“No necesitamos abrir un frente de guerra con Israel. La estrategia que debe ser adoptada en Líbano es la preservar la Resistencia,” dijo Su Eminencia, que pidió a todos los libaneses y árabes que preserven y salvaguarden la Resistencia en Líbano. “Si no queréis preservar la Resistencia en Líbano, allá vosotros, pero dejadla entonces en paz,” señaló Su Eminencia.

En lo que se refiere a la Resistencia Palestina, Sayyed Nasrallah hizo un llamamiento a los árabes para preservarla. “Como dije a los gobiernos árabes durante la guerra de 2006, si no tenéis intención de ayudar, dejad a Líbano en paz. Hoy digo, si no queréis echar una mano a Palestina, entonces no os molestéis,” dijo Su Eminencia. “Los regímenes árabes están confiscando las armas de la Resistencia mientras facilitan el contrabando de armas utilizadas en las disputas internas entre facciones palestinas,” lamentó Su Eminencia, que hizo un llamamiento a los países árabes y musulmanes para que levanten el asedio contra los palestinos en Gaza.

Aunque admitió que una guerra israelí contra Líbano era todavía posible, Sayyed Nasrallah reiteró su completa disposición a hacer frente a cualquier posible agresión. “No queremos confrontaciones, pero si Israel declara la guerra a Líbano, entonces debemos aprovechar este hecho para destruir y aplastar a Israel,” dijo Sayyed Nasrallah, que prometió que el Ejército de ocupación israelí sería destruido en Líbano.

Sayyed Nasrallah criticó el hecho de que los árabes memoricen los nombres de los detenidos israelíes, pero no el de los detenidos árabes y palestinos. “¿Por qué nosotros somos los números y ellos son los nombres? ¿No es eso un insulto? Eso es un insulto para los ejércitos, para la nación y para nuestros prisioneros,” dijo Su Eminencia.
En otro tema, el secretario general de Hezbollah advirtió que el causar daño a la Mezquita de Al Aqsa en Jerusalén provocaría una respuesta inesperada y sin precedentes con independencia de cualquier consideración de tipo regional o internacional. Su Eminencia hizo un llamamiento a todos los árabes para que adopten posiciones firmes y sólidas en este tema para que Israel se alarme.

Sayyed Nasrallah alabó el apoyo de Irán a las facciones de la Resistencia en la región. “Irán es un gran apoyo para Palestina y las naciones árabes y esto está siendo ocultado y distorsionado por algunos gobiernos árabes,” dijo Su Eminencia. “Irán está pagando un precio por su compromiso con sus principios,” señaló Nasrallah.

En relación a Líbano, el secretario general de Hezbollah dijo que nada merece llevar a este país a una tensión política, sectaria y de seguridad. “La oposición no presentó un nombre para primer ministro no para menospreciar a nadie sino para evitar incrementar las tensiones con la mayoría,” dijo Su Eminencia en referencia a las consultas parlamentarias que tuvieron lugar antes de la nueva nominación de Saad Hariri como primer ministro designado.

La crisis yemení fue igualmente abordada por Sayyed Nasrallah durante su discurso. “Lo que está ocurriendo en Yemen es muy doloroso,” dijo Su Eminencia. Sayyed Nasrallah hizo un llamamiento al presidente de Yemen para que tome la iniciativa para proteger a su país. “No quiero inmiscuirme en los asuntos internos de Yemen, pero llamo al presidente yemení Ali Abdullah Saleh a tomar la iniciativa con el fin de lograr un cese el fuego,” dijo Sayyed Nasrallah. “En una ocasión el presidente yemení nos llamó y le escuchamos. Ahora es nuestro turno y esperamos que él tome la iniciativa porque sabemos que es capaz de hacerlo.”

*ver también: El líder de Hizbulá dice que el fracaso de Mitchell es una treta para presionar a los árabes