martes, 25 de agosto de 2009

Meridor: No Volveremos a las Fronteras de 1967; Jerusalén es Nuestra Capital

25/08/2009 Almanar

El ministro de Temas de Inteligencia israelí, Dan Meridor, manifestó a la revista alemana Der Spiegel en una entrevista publicada el martes que “nadie espera que el primer ministro Benyamin Netanyahu ofrezca más que lo que hizo el primer ministro Ehud Olmert al presidente de la Autoridad Palestina Mahmud Abbas.”

Meridor realizó estas declaraciones a la revista poco antes de la visita de Netanyahu a Berlín, una de las escalas de su viaje europeo de esta semana. En la entrevista, Meridor detalló la disposición del gobierno israelí a reanudar las conversaciones con los palestinos, anunciada por Netanyahu en la reunión del gabinete del domingo antes de su salida.

Meridor rechazó la caracterización que hizo el entrevistador del actual gobierno israelí como uno de “línea dura” y señaló que Abbas en la actualidad se niega a negociar con Israel hasta que Israel congele completamente la actividad en los asentamientos, a pesar del hecho de que él negoció tres años con Olmert durante el mandato del presidente George W. Bush, cuando la política de Israel en relación a los asentamientos era, según Meridor, idéntica a la de Netanyahu.

También acusó a Abbas de mantener una posición diferente debido a los asuntos internos. “Quizás Abbas ha reaccionado de esta forma porque no controla Gaza, donde vive el 40% de la población de los territorios y adonde él no puede ni siquiera viajar. Quizás, quiere incluso más que el estado palestino, pero no hay nada más que dar,” dijo Meridor.

Al ser confrontado con el discurso pronunciado la pasada semana por el ministro de Asuntos Estratégicos, Moshe Yaalon, que en un viaje reciente a Cisjordania expresó su apoyo a los colonos, Meridor dijo: “La nuestra es una gran coalición de gobierno con puntos de vista divergentes. Lo que Vd. describe no es la política oficial del primer ministro Benyamin Netanyahu ni la política oficial del gobierno.”

Trazando una línea roja, Meridor dijo: “La Ciudad Vieja con el Barrio Judío y el Muro de las Lamentaciones nunca formarán parte de un estado árabe; todos los principales partidos israelíes comparten esa convicción. Puede haber un compromiso sobre la tierra en Judea y Samaria, pero todos los gobiernos israelíes se muestran de acuerdo en tener un Jerusalén unido. Ésta es nuestra clara posición, pero podemos negociar sobre Jerusalén. No hay precondiciones.”

“Las fronteras finales”, añadió el ministro, “están abiertas a las discusiones, pero no volveremos a la línea de 1967. Eso por seguro.”

Cabe señalar que todos los territorios palestinos ocupados en 1967, incluyendo Jerusalén Este, son un territorio palestino, según la ley internacional y las resoluciones de la ONU. La Iniciativa de Paz Árabe contempla como condición para la normalización de relaciones de los países árabes con Israel que éste se retire a las fronteras de 1967.