martes, 15 de septiembre de 2009

Liberado el Reportero que Arrojó sus Zapatos a Bush

15/09/2009 Almanar

Muntazir al Zaidi, el periodista de la televisión iraquí que fue encarcelado por arrojar sus zapatos al antiguo presidente de EEUU, George W. Bush, fue finalmente puesto en libertad el martes, poniendo fin así a un período de nueve meses en prisión. Zaidi ha estado encarcelado desde que gritó: “Éste es el beso de despedida, perro” a Bush el 14 de diciembre del pasado año, segundos antes de arrojar sus zapatos al hombre que ordenó la invasión y ocupación de Iraq hace seis años y medio.

“Fue liberado y ahora está esperando para recoger sus posesiones,” dijo el hermano del reportero Udai a AFP en medio del júbilo de su familia y amigos que se hallaban en su casa en Bagdad. Zaidi, de 30 años, debía haber sido liberado el lunes, pero un tema de procedimiento retrasó su llegada al hogar.

Los presos iraquíes ven a menudo su puesta en libertad retrasada durante varios días a la espera de que los necesarios documentos de liberación sean firmados y aprobados. Zaidi fue inicialmente sentenciado a tres años por atacar a un jefe de Estado extranjero, pero en la apelación su tiempo en prisión fue reducido a un año. Su sentencia fue luego rebajada aún más debido a la buena conducta.

Udai dijo que su hermano esperaba visitar el canal de televisión Al Bagdadia, para la que el estaba trabajando cuando lanzó sus zapatos contra Bush antes de reunirse con el resto de su familia. Él tendrá un recibimiento de héroe con fiestas planeadas en su honor a su regreso.

Aunque Bush, que logró esquivar los zapatos, restó importancia al ataque, el incidente le colocó en una situación muy embarazosa. Zaidi tiene ahora la perspectiva de una vida muy diferente a su anterior existencia como periodista para Al Bagdadia, un pequeño canal de televisión privado con sede en El Cairo, que continuó pagándole su salario en la cárcel.

El jefe de Zaidi ha prometido al anteriormente poco conocido reportero una nueva casa como recompensa por la lealtad y por la publicidad que su acción conllevó para la cadena, que transmite en directo a todo el mundo. Sin embargo, existen rumores de otras ofertas de trabajo de canales más importantes del mundo árabe, suculentos regalos -como coches deportivos- de hombres de negocios, un garantizado estatus de celebridad e informes de que mujeres árabes de diferentes partes -desde Bagdad hasta la Franja de Gaza- quieren casarse con él.

Zaidi fue secuestrado en Bagdad y retenido por individuos desconocidos durante tres días en 2007 y luego detenido durante un día por las fuerzas de ocupación estadounidenses a principios de 2008, según su hermano.