domingo, 29 de noviembre de 2009

Ahmad: El pueblo palestino rechaza hoy día la partición como lo hizo hace 62 años

[29/11/2009 - 01:46 PM]

GAZA, (PIC) - El jefe del Departamento de Refugiados de Hamas, Husam Ahmad, dijo que la conspiración de 1947 que condujo a la adopción de la resolución de partición (181) estuvo destinada a legitimar la Declaración Balfour.

En un comunicado de prensa el domingo Ahmad dijo que esta conspiración no ha parado a pesar de haber transcurrido 62 años, porque las partes internacionales que están detrás siguen muy interesadas hoy en mantener a los palestinos desunidos para poder imponer su propio plan político, que no coincide con las aspiraciones del pueblo palestino.

Añadió que la resolución de partición fue de hecho una prolongación del acuerdo de Sykes-Picot que dividió al mundo árabe en pequeños estados y que la división de Palestina estaba destinada a crear un terreno fértil para el proyecto sionista.

También dijo que en los últimos 62 años las potencias colonialistas encabezadas por los Estados Unidos trataron de consolidar alguna forma de legitimidad para esta base militar llamada "Israel" que, por su parte, se esforzó a lo largo de los últimos 62 años en consolidar su existencia como una entidad racista e inhumana en esta región a través de reiteradas atrocidades contra el pueblo palestino y otros pueblos árabes de la región.

Hizo hincapié en que la resolución de partición es ilegal porque se basó en los resultados de la segunda guerra mundial, a pesar de haber sido emitida por una institución internacional que ha sido ampliamente utilizada como una herramienta para apoyar las políticas hostiles de las potencias colonialistas en diferentes partes del mundo.

Ahmad agregó que el pueblo palestino sigue hoy día rechazando la resolución de partición, tal y como lo hicieron hace 62 años, y la ONU sabe que la resolución es nula y sin valor si los Palestinos no están de acuerdo con ella.

Destacó que el proyecto sionista-estadounidense sólo puede ser confrontado por medio de la unidad palestina y la insistencia en el retorno de todos los refugiados palestinos a sus hogares de los que fueron expulsados por la fuerza.