miércoles, 2 de diciembre de 2009

Mizan: La AIO chantajea a los pacientes palestinos en los pasos fronterizos

[01/12/2009 - 08:58 PM]

GAZA, (PIC) - El centro Mizan de Derechos Humanos ha acusado el Martes a las autoridades israelíes de ocupación de chantajear a los pacientes palestinos en el puesto de cruce de Beit Hanon (Erez) y de presionarles para que espíen para ellos a cambio de permitirles ir a recibir tratamiento médico fuera de la sitiada Franja de Gaza.

En una declaración emitida en este sentido, copia de la cual fue obtenida por el PIC, el centro de derechos humanos reveló que la AIO detuvo al ciudadano palestino Ahmad Asfoor, de 19 años, y a su padre en el cruce cuando se dirigían al hospital Mar Yousef en la ciudad ocupada de Jerusalén para recibir tratamiento.

Tanto el hijo como el padre fueron obligados a desnudarse antes de que los soldados israelíes los sometieran a interrogatorios, a pesar del deterioro de la salud del hijo, y les confiscaron alrededor de tres mil dólares destinados al tratamiento médico de Ahmad en el hospital, además de los pasaportes y de los informes médicos que llevaban, confirmó el centro.

El joven resultó herido en un ataque israelí con misiles contra un grupo de civiles en la ciudad de Abasan, al sur de la Franja de Gaza, en enero pasado. Otros tres civiles palestinos también fueron heridos en el bombardeo, revelaron las fuentes del centro.

Según el padre, las tropas de las FIO les maltrataron a él ya su hijo antes de decirle que regresara a Gaza y que su hijo permanecerá bajo custodia de la inteligencia israelí para seguir interrogándole.

"Ahmad tiene necesidades especiales de atención ya que no es capaz de comer ni de ir al baño sin ayuda. Debe haber alguien que se quede junto a él y le ayude a hacer eso", subrayó el desconsolado padre.

Centros legales internacionales y organizaciones de derechos humanos habían criticado a la AIO por maltratar y extorsionar a los pacientes palestinos que buscan tratamiento médico fuera de la Franja de Gaza después de que la AIO selló todos los puntos de cruce y apenas permite la entrada de escasas medicinas en los hospitales de la Franja.

Fuentes palestinas confirmaron que cerca de 400 pacientes palestinos, la mayoría niños, madres y ancianos han muerto como resultado del represivo asedio israelí sobre la Franja.