martes, 5 de enero de 2010

EEUU querría proclamar el Estado palestino en 2012

El ministro de Exteriores israelí rechaza un acuerdo "no realista" basado en "ilusiones"

PÚBLICO.ES/AGENCIAS - Jerusalén - 04/01/2010 14:01

Barack Obama quiere tener listo un plan de paz para Israel y Palestina en un plazo máximo de dos años. Eso es lo que se desprende de la información publicada por el diario egipcio Al Ahram, según el cual una fuente del Ministerio de Exteriores egipcio habría confirmado la existencia de un nuevo documento en el que la Administración estadounidense estaría trabajando para reanudar formalmente las negociaciones entre palestinos e israelíes.

Este nuevo plan tendría previsto proclamar el Estado palestino para el año 2012, garantizándose por escrito una serie de compromisos concretos antes de abrirse las negociaciones sobre el estatus final del futuro Estado. De aceptarse, la primera cuestión a tratar serían las fronteras. Este tema debería de haberse cerrado en un plazo de nueve meses, antes de que termine la moratoria israelí para la construcción de asentamientos en Cisjordania.
Una fuente del Ministerio de Exteriores egipcio asegura que Obama trabaja en un acuerdo de plazos para la paz

Sin embargo, todo este plan queda de momento en punto muerto tras las declaraciones del Ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, quien ha rechazado todo diálogo con los palestinos establecido sobre fechas tope para otorgarles un futuro Estado. Un acuerdo que para Lieberman "no es realista" por los plazos que se establecen. El titular de Exteriores también ha considerado importante no basar el diálogo en "ilusiones desconectadas de la realidad" que lleven a la "violencia" y a la "frustración".

Los plazos de acuerdo pensados desde Washington plantearían cuestiones de fondo para cuando el asunto de las fronteras ya estuviera establecido. Una de esas cuestiones es el futuro de Jerusalén o el regreso de los refugiados palestinos expulsados de sus territorios.

Este anuncio desde Egipto llega antes de que el ministro de Exteriores egipcio, Ahmed Aboul Gheit, se reuna en Washington con los responsables de la Administración Obama para impulsar el proceso de paz. Un proceso que ya recibió un primer empujón por parte norteamericana tras aceptarse la propuesta egipcia de incluir la paralización completa de la construcción en las colonias de Cisjordania y la puesta en libertad de dirigentes palestinos encarcelados en Israel.

El presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abbas, vería entonces con buenos ojos una negociación con el Gobierno israelí, desbloqueando una situación que en estos momentos se encuentra paralizada. "Las negociaciones con Israel se reiniciarán en el momento en que se detengan los asentamientos y haya un reconocimiento de la legitimidad internacional" de un Estado palestino, aseguró.