martes, 5 de enero de 2010

Lieberman: Los Miembros de la AP son un "Atajo de Terroristas"

03/01/2010 Almanar

El ultranacionalista ministro de Exteriores israelí, Avigdor Lieberman, cuestionó el domingo que el presidente palestino, Mahmud Abbas, represente a todos los palestinos, dada su falta de autoridad en la Franja de Gaza. “Nuestro socio palestino Abu Mazen (Abbas) es problemático. ¿Representa él a todos los palestinos? Está claro que no representa a Gaza y su legitimidad en Cisjordania está en duda,” dijo Lieberman a Radio Israel.

“Firmar un acuerdo con Abu Mazen significaría firmar un acuerdo con el líder de Fatah,” el partido político del presidente palestino, añadió.

“Espero que haya un encuentro con Abu Mazen. Es importante que haya negociaciones políticas y estamos dispuestos a eso, mientras no existan precondiciones. No tenemos que comprar una entrada para las conversaciones,”dijo Lieberman con respecto a las demanda de los palestinos de que las conversaciones de paz sólo podrán reanudarse si se produce una congelación total de la actividad en los asentamientos israelíes en Cisjordania y Jerusalén Este.

“El honor nacional es un valor importante en Oriente Medio y el tiempo de las actitudes obsequiosas se ha acabado. No tenemos necesidad de adoptar falsas pretensiones con el fin de agradar,” dijo Lieberman.

El jueves el grupo Fatah de Abbas, prometió en una declaración, poco antes de que se celebre el 45 aniversario del movimiento, incrementar la lucha contra la ocupación israelí con manifestaciones y diplomacia.

Lieberman advirtió también a Abbas en contra de poner fin a la cooperación en materia de seguridad con Israel y afirmó que Tel Aviv había hecho “grandes gestos” al presidente de la Autoridad Palestina.

“Hemos hecho una serie de gestos a Abbas, incluyendo (el discurso del primer ministro de Israel Benyamin Netanyahu en) Bar Ilan, la eliminación de algunos obstáculos en las carreteras de Cisjordania, la congelación (temporal) de la construcción de los asentamientos (en Cisjordania) y el permiso concedido para que celebrara la Conferencia de Fatah en Belén. Hemos hecho bastantes gestos,” añadió.

“Y hemos oído que Abbas ha amenazado recientemente con poner fin a la cooperación de seguridad con Israel,” continuó el ministro de Exteriores israelí. “Es él el que perdería de tomar una medida así, tanto desde el punto de vista personal como de la Autoridad Palestina,” señaló.

En unas declaraciones similares el sábado, Lieberman dijo que Israel “no necesita ofrecer más” con el fin de hablar con Abbas.

Asimismo, en una conferencia el sábado por la noche en el Ministerio de Exteriores, Lieberman criticó la conducta de varios embajadores israelíes destinados alrededor del mundo por buscar congraciarse con los gobiernos de los países donde están destinados. “La era de la postración ha terminado,” dijo Lieberman.

Lieberman abrió la conferencia con un ataque dirigido a Turquía, los palestinos y los países europeos y la concluyó con una reprimenda a los embajadores israelíes. Durante la conferencia, Lieberman dijo que los miembros de la Autoridad Palestina eran “un atajo de terroristas.” y dijo que no existía ninguna posibilidad de alcanzar la paz con los palestinos en los próximos 20 años. Lieberman también dijo a la asombrada audiencia que había “visto a algunos embajadores identificarse con el otro lado (el país donde están sirviendo) hasta el extremo que estaban intentando todo el tiempo justificar y explicar la postura del otro lado. Esta postura es errónea. No debe haber una actitud de postración.”

“El problema de la diplomacia israelí durante años”, dijo Lieberman, “es que no ha hecho bastante para preservar el honor de Israel.”

Algunos responsables del Ministerio afirmaron que Lieberman estaba dirigiendo sus declaraciones especialmente a Gaby Levy, el embajador en Turquía, que ha estado haciendo esfuerzos para reparar las maltrechas relaciones entre Ankara y Tel Aviv.

Turquía ha criticado severamente a Israel desde la Operación Plomo Fundido en la Franja de Gaza el pasado invierno y las declaraciones del primer ministro, Recep Tayyip Erdogan, han sorprendido a los responsables israelíes.

Lieberman se opone a que Turquía reanude su papel de mediador entre Israel y Siria en las conversaciones de paz indirectas entre los dos países y ha señalado que tal cosa no sucederá mientras él permanezca en el cargo.

Muchos embajadores israelíes han expresado su confusión por los conflictivos mensajes que les son transmitidos por Netanyahu y Lieberman. Al día siguiente de que Lieberman dijera que los miembros de la AP eran “un atajo de terroristas” y que no había oportunidad de alcanzar la paz con los palestinos, Netanyahu, bajo la mirada de Lieberman, transmitió un mensaje diferente y dijo que las condiciones para la reanudación de las conversaciones con los palestinos estaban madurando y habló en favor de alcanzar un acuerdo de paz y establecer un estado palestino desmilitarizado que viva al lado de “un estado judío de Israel.”