domingo, 3 de enero de 2010

En Cairo reencontrandonos con l@s compañer@s

2 Enero 2010 por culturaypaz

Algunos miembros de Al Arish llegamos ayer a El Cairo. No es que pensásemos que ya no habia nada que hacer en esta ciudad del Sinai sino que mas bien, decidimos pasar el testigo de la primera linea al grupo de australianos y británicos que llegaron los días pasados.

Ya estamos en proceso de evaluación, y es que desde la distancia se puede apreciar mucho mejor el trabajo realizado en Al Arish. Una ciudad de poco mas de ciento cincuenta mil habitantes a poco mas de 50 kilómetros de distancia de uno de los puntos mas calientes del planeta, con una población con marcado carácter tradicional y ya acostumbrada a ver pasar por sus calles a internacionales destino a Gaza. Creemos que la diferencia entre esta vez y las demás, es que por primera vez los internacionales buscanban el ser comprendidos por la población, por primera vez los internacionales no se sometieron a la inteligencia egipcia ni a la policía, por primera vez los internacionales reprendían a la policía publicamente por los maltratos a sus vecinos (puñetazos a cualquiera que quisiera hacernos fotos o acercarse, tirones de pelos a los niños, patadas a jóvenes, etc.) y les hacia frente desobedeciendo sus instrucciones.

Por primera vez, el contingente de internacionales que decidió pararse en Al Arish en su camino a Gaza, hizo participé a la población local de un sentir que los ciudadanos egipcios compartían pero que tienen imposible de expresar por un sistema represivo basado en el control y que según nos decía la mayoría de los egipcios, es un sistema que con la muerte de Mubarak llegará a su fin.

Nuestro paso por Al Arish será recordado con cariño por la población local durante años y estamos seguros que a nosotros nos ha servido para reafirmarnos en que la constancia en el compromiso es imprescindible para alcanzar objetivos.

Hoy toda la prensa egipcia habla de nuestros compañeros en Cairo que se manifestaron ayer y de las concentraciones y acampadas en diferentes embajadas egipcias en todo el mundo en solidaridad con las delegaciones de la Marcha. Es significativo que pese a la censura del gobierno egipcio en los medios de comunicación locales, no hayan podido ocultar a sus “súbditos” nuestra existencia lo que seguramente provocará una tormenta en la política interna del país.

En los próximos días intentaremos entregar una carta destinada al presidente del gobierno español Jose Luís Rodriguez Zapatero, presidente de turno de la UE, en la cual solicitaremos, entre otros puntos, la supresión de los acuerdos en todas las materias con Israel hasta que se respeten los derechos humanos de los palestinos y hasta que cumplan todas las resoluciones de la ONU desde el año 1948.

En pocos días estaremos de vuelta en nuestros lugares de origen con la plena seguridad de que hemos sido capaces de entablar nuevas relaciones con compañeros de otros países que seguro darán nuevos frutos en un futuro no lejano, y de que hemos salido reafirmados en nuestra lucha solidaria (y justa) con el pueblo palestino.