martes, 5 de enero de 2010

El Destino de las Conversaciones Palestino-Israelíes Nada Claro Aún

04/01/2010 Almanar

Al ser preguntado si Abbas había accedido a celebrar una cumbre tripartita con el primer ministro israelí Benyamin Netanyahu, y el presidente egipcio, Hosni Mubarak, en las próximas semanas, un responsable palestino afirmó que era “prematuro” hablar de tales encuentros. El responsable añadió que no sabía todavía cuándo y si las conversaciones de paz entre los israelíes y los palestinos serían relanzadas.

Abbas dijo en una entrevista publicada en un periódico kuwaití el domingo que el gobierno de Netanyahu “no ha presentado nada positivo hasta ahora.” Él añadió que todo lo que el gobierno de Netanyahu estaba haciendo era “negativo” y lo que estaba llevando a cabo en Jerusalén Este era “inaceptable.”

Abbas continúa negándose a sentarse y hablar con Netanyahu.

Un portavoz del presidente israelí, Shimon Peres, reconoció el domingo que este último había hablado en varias ocasiones con Abbas desde que Netanyahu tomó posesión del cargo en marzo, dijo el Jerusalem Post.

El diario israelí añadió que un portavoz de Netanyahu señaló que había una buena coordinación entre Peres y Netanyahu.

El responsable no pudo confirmar, sin embargo, que Netanyahu estuviera utilizando a Peres como un conducto con Abbas.

El jefe de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, tiene previsto entrevistarse con el presidente egipcio, Hosni Mubarak, para hablar del proceso de paz. Mubarak informará a Abbas del resultado de sus negociaciones con Netanyahu de la pasada semana, dijo un responsable de la AP. Acompañando a Abbas estarán el negociador jefe de la AP, Saib Erekat, y Maydi al Jaldi, un consejero diplomático del presidente palestino.

Abbas mantuvo el domingo un encuentro en Sharm el Sheij con el general Omar Suleiman, director del Servicio General de Inteligencia egipcio, y discutió con él las perspectivas de una reanudación de las conversaciones con Israel y los esfuerzos para reconciliar a Fatah y Hamas.

Se cree que el jefe de la AP mantuvo un encuentro secreto con una “importante personalidad no identificada” en Egipto, dijeron los medios de comunicación israelíes.

Especularon con que Abbas se habría reunido con un alto responsable israelí o con el jefe del Buró Político de Hamas, Jalid Meshaal, que está actualmente visitando Arabia Saudí.

Tras un encuentro con el ministro saudí de Exteriores, Saud al Faisal, Meshaal culpó a Israel por retrasar las negociaciones sobre el intercambio de prisioneros palestinos a cambio del soldado israelí capturado Gilad Shalit.

“Estamos todavía llevando a cabo las negociaciones a través del mediador alemán,” dijo Meshaal. “La posición israelí continúa cambiando. Dan un paso adelante y dos atrás.”

Tras el encuentro entre Abbas y Mubarak, el ministro de Exteriores egipcio, Ahmed Abul Gueit, y Suleiman viajarán a Washington para mantener conversaciones con la Administración Obama con el fin de hacer avanzar el proceso de paz antes de la visita del enviado especial de EEUU, George Mitchell, a la región en los próximos días.

La Administración norteamericana está realizando esfuerzos para convencer a Abbas de que acceda a la reanudación de las conversaciones de paz a través de una serie de gestos de buena voluntad por parte de Israel – incluyendo la liberación de prisioneros y la transferencia del territorio bajo el control de seguridad de Israel (Área B) al control de seguridad palestino (Área A).

Abbas se ha negado hasta ahora a renovar las conversaciones de paz mientras Israel se niegue a decretar una completa congelación de la construcción de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén Este.

Mientras Abbas realiza su ronda de conversaciones en Egipto, su primer ministro, Salam Fayyad, dijo el domingo que el futuro estado palestino estará “libre de muros y de asentamientos.”

En una conferencia celebrada cerca de Ramallah, Fayyad pidió a la comunidad internacional que intervenga con el fin de “obligar a Israel a dejar de ignorar la ley internacional y los derechos palestinos.”

Él subrayó que “ya no accederemos a acuerdos del pasado. Es ya el tiempo de que el período de transición llegue a su fin.”