domingo, 8 de noviembre de 2009

Acrecienta Israel su presencia militar en América Latina

05.11.09 - Voltairenet

Global CST acaba de firmar un contrato de 10 millones de dólares con el gobierno del presidente peruano Alan García para entrenar y dirigir el ejército peruano contra Sendero Luminoso. Global CST ya vendió además al ejército peruano equipos de visión nocturna por valor de 3 millones de dólares.

Global CST, que afirma no tener relación alguna de subordinación con el gobierno de Tel Aviv, es una pieza esencial del complejo militaro-industrial israelí. Sólo emplea unas pocas personas pero depende del grupo Mikal (marcas Soltam, ITL, Saymar), la segunda compañía privada israelí productora de armamento. Mikal, cuyo presidente es Avraham (Miko) Gilat, vende una amplia gama de productos, desde piezas de artillería hasta blindados ligeros, pasando por la optrónica.

La dirección de Global CST se encuentra en manos del general Israel Ziv (ex jefe de operaciones del ejército israelí), el mismo que fracasó ante el Hezbollah en 2006.

En 2008, Global CST realizó en Colombia el rescate de Ingrid Betancourt (Operación Jaque) y planificó simultáneamente el ataque georgiano contra Osetia del Sur (operación que costó más de mil vidas).

El despliegue de Global CST en Colombia y Perú se produce en momentos en otras sociedades militares «privadas» israelíes proporcionan asesoría a la junta hondureña.