martes, 10 de noviembre de 2009

Israel Teme la Declaración Unilateral de Independencia Palestina

08/11/2009 Almanar

La preocupación está aumentando dentro del gobierno israelí sobre la posibilidad de una declaración unilateral palestina de independencia dentro de las fronteras de 1967, una acción que podría ser potencialmente reconocida por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas.

El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, ha pedido recientemente a la Administración del presidente estadounidense Barack Obama que vete tal propuesta después de que llegaran a Tel Aviv informes que hablaban del apoyo a una tal declaración de importantes países de la Unión Europea y aparentemente también de algunos responsables de EEUU.

Los informes sugieren que el primer ministro palestino, Salam Fayyad, habría alcanzado un acuerdo secreto con la Administración Obama acerca del reconocimiento de un estado palestino independiente. Tal reconocimiento transformaría cualquier presencia israelí más allá de la Línea Verde, incluso en el Jerusalén ocupado, en una incursión ilegal contra la que los palestinos podrían utilizar medidas de autodefensa.

A finales de agosto, Fayyad presentó a la comunidad internacional un plan detallado para la construcción de instituciones de la Autoridad Palestina y un calendario de hasta dos años para su implementación. Algunos responsables israelíes dijeron que el plan de Fayyad inicialmente fue recibido positivamente por Tel Aviv por su énfasis en la construcción de instituciones y por buscar elevar la eficiencia de los servicios de seguridad palestinos.

Sin embargo, algunos responsables israelíes dijeron a Haaretz que junto con las cláusulas que aparecieron en los medios -que eran similares a algunos elementos del plan de Netanyahu para una “paz económica” entre Israel y los palestinos- el plan de Fayyad contiene también una parte secreta que no se ha dado a conocer y que estipula una declaración unilateral de independencia.

El plan de Fayyad especifica que al final del período designado para fortalecer las instituciones nacionales palestinas, la AP, en conjunción con la Liga Árabe, presentaría una “reclamación de soberanía” al Consejo de Seguridad de la ONU y a la Asamblea General dentro de las fronteras del 4 de junio de 1967, es decir las que había antes de la guerra de ese año, en la que Israel tomó el control de Cisjordania y Gaza.

Fayyad está también buscando una nueva resolución del Consejo de Seguridad para reemplazar a las Resoluciones 242 y 338 en la esperanza de conseguir el apoyo de la comunidad internacional para las fronteras del estado palestino y para que se aplique una mayor presión sobre Israel para que se retire de Cisjordania.

Varios responsables israelíes dijeron a Haaretz que Fayyad les había hablado de las respuestas positivas en relación a su plan que había recibido de prominentes miembros de la UE, incluyendo el Reino Unido, Francia, España y Suecia. Fayyad añadió que presentó la propuesta a la Administración estadounidense y no recibió ninguna señal de oposición a la misma.

“Es un tema muy peligroso,” dijo un asesor de política exterior israelí. “Cada vez más ministros comprenden que la inacción diplomática por parte de Israel va a llevar probablemente a que se produzca un apoyo internacional al plan de Fayyad.”

Fuentes israelíes señalaron que Netanyahu discutió la propuesta en sus encuentros con la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, y con el enviado especial para Oriente Medio, George Mitchell, y les pidió que dijeran a Fayyad que EEUU no apoyaba su propuesta y que la vetaría en el Consejo de Seguridad. Netanyahu no ha recibido todavía una respuesta de EEUU sobre el plan de Fayyad.

Netanyahu llegó el domingo a Washington para una breve visita. Tiene previsto hablar ante la Asamblea General de las Comunidades Unidas Judías, precedido por el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak.

Viñeta: LATUFF