miércoles, 11 de noviembre de 2009

Hamas: Abbas quiere el control de la arena palestina, aferrarse al poder

[05/11/2009 - 11:31 AM]

GAZA, (PIC) - El Movimiento de Hamas, afirmó el miércoles que Mahmoud Abbas está muy interesado en controlar la escena palestina, aferrándose al poder y ejecutando los proyectos sio-americanos en detrimento de los derechos del pueblo palestino.

En un comunicado de prensa al Centro de Información Palestino (PIC), el portavoz de Hamas, Fawzi Barhoum acusó a Abbas de mentir sobe su intención de no presentarse a elecciones, diciendo que si Abbas fuera sincero en eso, no tendría cinco cargos, entre ellos los de la Presidencia de la Autoridad Palestina (AP), Fatah y la Organización de Liberación de Palestina (OLP).

El portavoz Barhoum destacó que Abbas insiste en erradicar la resistencia palestina y sus oponentes políticos, y en mantenerse fiel al denominado proceso de paz, aunque el gobierno de Estados Unidos e Israel le volvieron la espalda y dieron marcha atrás en las promesas que le habían hecho durante una reunión tripartita en EEUU respecto a la expansión de asentamientos.

Por su parte, el Dr. Aziz Dweik, presidente del Consejo Legislativo Palestino (PLC), afirmó el miércoles que las presiones sio-norteamericanas a la Autoridad Palestina obstaculizan el logro de la reconciliación nacional entre Hamas y Fatah.

En un comunicado de prensa a Al-Risalah net, el Dr. Dweik dijo que la facción Fatah nunca encontrará un aliado mejor que Hamas para ayudarle a confrontar los desafíos que acosan a la causa palestina. Señaló que preparó una nueva iniciativa para poner fin a la división interna y lograr la reconciliación nacional que sufrió un retroceso el mes pasado.

Por su parte, el diputado de Hamas Hatem Kufaisheh, afirmó el miércoles que se sabe de grupos que están trabajando para socavar el proyecto nacional palestino con la bendición de EEUU y del cuarteto internacional.

Kufaisheh subrayó en un comunicado de prensa que la celebración de elecciones en este momento sólo satisfará a los enemigos del pueblo palestino y sería como un divorcio irrevocable entre Gaza y Cisjordania.

Advirtió de que la celebración de elecciones ante esta situación y sin reconciliación llevaría a la causa palestina a un estado de limbo político, del cual incluso las generaciones venideras no serían capaces de deshacerse de él.