domingo, 8 de noviembre de 2009

La enorme creatividad de los palestinos

Dados el asedio y bloqueo que sufre Gaza desde hace tres años y la prohibición de Israel, implementada por Egipto, de importar a Gaza los tan necesarios materiales para reconstruir las 30.000 viviendas y los centenares de fabricas bombardeadas, los Gazanos echando mano de su creatividad han recurrido a reciclar el cemento de las ruinas de los edificios destruidos. Han rehabilitado, con la nada que tienen, una antigua fábrica al este de Gaza, y se han puesto a fabricar bloques de cemento reciclado machacando los cascotes. Porque el que consiguen pasar por los túneles no alcanza para nada; además de ser poco y de mala calidad, es carísimo debido a la dificultad de manejar los sacos por los túneles, al tratarse de un material muy pesado.






Ya hace meses hicieron también un trabajo de reciclado impresionante. Israel había bombardeado la estación de depuración y las cisternas de aguas negras, con lo cual éstas llegaron al pie de las casas y, asimismo, al filtrarse contaminaron campos de cultivo y subsuelo. Por más que pidieron que dejaran entrar materiales de reparación al menos para la depuradora, antes de que se produjeran epidemias, no consiguieron nada. Así que, una vez más, abandonados por el mundo y por los europeos que tanto predican hipócritamente (incluido el gobierno del PSOE, que nos avergüenza), se pusieron a construir unos estanques de contención, reciclando las losas de 8 metros del muro de la frontera con Egipto que habían derribado en enero del 2008. La Cruz Roja les echó una mano, y estos son los resultados, que a mi me parecen un trabajo de ingeniería espectacular. ¡Ole sus cascabeles!. Con jota.







De esto ni se habla en la prensa occidental porque, claro, ... lo ha hecho el gobierno de Hamas. Aparte, naturalmente, de que les saca los colores a los hipócritas políticos europeos.

Siguen necesitando reparar la estación de depuración ya que miles de toneladas de aguas residuales son vertidas diariamente al Mediterráneo sin depurar, por falta de medios.