miércoles, 11 de noviembre de 2009

España no se opone al ocupante Israel en su entrada en la OCDE


CSCAweb

Ya el antiguo Ministro Pedro Solbes fue el encargado de anunciar el comienzo de las conversaciones con Israel para entrar en la OCDE en el año 2007.

Y eso a pesar de que es evidente que es un Estado ocupante de territorios árabes y que incumple numerosas Resoluciones de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional.

Las negociaciones entre Israel y los diferentes Comités de la OCDE obvian estos dos elementos, cuando tendrían que hacer incompatible su candidatura.

Los rectores de la OCDE, un organismo que reune las principales economías del mundo, no defienden sus compromisos de exigencia democrática y el estado de derecho para sus miembros, incompatible con un Estado ocupante y que tiene prácticas racistas con su población palestina (Punto 5, http://www.olis.oecd.org/olis/2007doc.nsf/LinkTo/NT00004872/$FILE/JT03237382.PDF).

Además, en los 37 Comités negociadores no todos los países muestran preocupación por las prácticas israelíes por la esquilamación de los recursos palestinos o árabes de los Territorios Ocupados como el agua o la pesca, la destrucción de propiedades y las nuevas expropiaciones de tierras palestinas, la implantación del Muro en Cisjordania o el bloqueo de Gaza. La economia palestina y la ayuda internacional está colonizada por Israel que obliga por la imposibilidad de movilidad de la mercancia y canones abusivos a que hasta la ayuda humanitaria internacional para aliviar la destrucción israelí sea comprada en Israel.

Así, no hay noticias de que España y su representante Cristina Narbona haya mostrado su oposición a estas prácticas. Sólo se conocen noticias y muy limitadas a aspectos concretos del Reino Unido, Nueva Zelanda y Noruega sobre estadísticas israelíes (que incluyen de facto a territorios ocupados como Jerusalén) o la intención israeli de vender productos realizados en colonias israelíes como 'made in israel'.

De España, no se sabe, no contesta. Aceptando la política de hechos consumados israelíes y no oponiendose a la ocupación.

OCDE: Inglaterra obstaculiza el ingreso de Israel

La emisora oficial Reshet Bet informó que el Gobierno británico obstaculiza el ingreso de Israel a la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) que agrupa a 30 naciones desarrolladas. Londres exige que Jerusalén presente a la institución datos sobre la economía sin incluir los correspondientes al Golán, el sector oriental de Jerusalén, Judea y Samaria.

Fuentes israelíes, afirmó el corresponsal para asuntos económicos de la emisora, entienden que las exigencias planteadas por Inglaterra, Noruega y Nueva Zelanda representan una dificultad en el camino de Israel a la OCDE.
El pedido británico de modificar los datos llegó después que los funcionarios israelíes alcanzaron un entendimiento con sus colegas de la OCDE para permitir que ellos reciban no solamente las estadísticas finales de la economía israelí sino también los datos recabados de forma que puedan emplearlos en forma aislada. La oposición de Inglaterra surgió en la sesión de una comisión especial de la organización que tuvo lugar en Corea del Sur y que se destinó especialmente a recabar estadísticas de Israel.

Las diversas comisiones que analizan la solicitud de Israel de incorporarse a la entidad presentarán los respectivos informes que serán debatidos por el plenario que se reunirá a comienzos del año próximo.

El debate en Seúl contó con la participación de representantes del Banco de Israel y de la Oficina Central de Estadísticas. Si bien el representante inglés no puede detener el informe de la comisión, en la votación del plenario cada uno de los países puede vetar la incorporación de un candidato. La OCDE está integrada por 30 países. Israel integra algunas de sus comisiones pero no tiene, hasta ahora, los derechos de un socio integral.