jueves, 29 de octubre de 2009

EEUU Se Inclina hacia unas Conversaciones de Paz Indirectas

28/10/2009 Almanar

La secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, llegará a la entidad sionista el sábado por la noche en su primera visita oficial desde que el gobierno del primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, juró el cargo. La visita de Clinton pone de manifiesto el objetivo de la Administración Obama de lograr un compromiso que permita la reanudación de las conversaciones de paz entre Israel y los palestinos.

A la luz de las diferencias, más grandes que nunca, entre los lados israelí y palestinos, están apareciendo voces dentro de la Administración Obama que propugnan un cambio de estrategia y abogan por negociaciones indirectas -y no directas- entre ambas partes. La secretaria de Estado está ahora adoptando un papel más activo en el proceso diplomático en Oriente Medio, que sido hasta ahora llevado por el enviado especial, George Mitchell.

Mitchell tiene previsto llegar a “Israel” el jueves para mantener unas discusiones preparatorias sobre el viaje de Clinton. Se espera que Clinton se entreviste con el primer ministro Benyamin Netanyahu, con el ministro de Defensa Ehud Barak y con el presidente Shimon Peres el domingo. Antes de su llegada a “Israel”, Clinton tomará parte en un encuentro de ministros de Exteriores árabes en Marruecos.

Netanyahu, entretanto, viajará a EEUU para dirigirse a la Asamblea General de Comunidades Judías Unidas en Washington, que tendrá lugar del 8 al 10 de noviembre. La Oficina del Primer Ministro ha señalado que Netanyahu espera reunirse con el presidente norteamericano, Barack Obama, durante su estancia en la capital.

La pasada semana, Mitchell dijo que era prematuro declarar que sus esfuerzos para hacer revivir las “conversaciones de paz” habían sido un fracaso. En un informe presentado a Obama la pasada semana, Clinton dijo que habían sido realizados pocos progresos para hacer avanzar el así llamado proceso de paz. Clinton dijo que los esfuerzos de la Administración Obama deberían centrarse en fortalecer la posición de Abbas. Sus comentarios estuvieron contenidos en un informe enviado a Obama la pasada semana sobre la posible reanudación de las negociaciones entre Israel y los palestinos.

Días antes de que el informe fuera entregado a Obama, el alto negociador palestino Saib Erekat fue a Washington y allí el advirtió de las repercusiones sobre la difícil situación doméstica a la que hace frente Abbas y la desesperación en el cuartel general de la Autoridad Palestina en Ramallah por el bloqueo del “proceso de paz.”