sábado, 31 de octubre de 2009

Universidad Noruega Votará el Próximo Mes sobre un Boicot a Israel

30/10/2009 Almanar

La Universidad de Trondheim en Noruega podría convertirse en la primera universidad occidental en adoptar un boicot académico contra Israel si una mayoría de los miembros de su Junta Directiva votan a favor de dicha acción en un encuentro sobre el tema el próximo mes.

Tres días antes de la votación del 12 de noviembre por la Junta de la Universidad Noruega de Ciencias y Tecnología (NTNU), la institución albergará una conferencia sobre el uso que Israel hace del antisemitismo como una herramienta política. La conferencia, impartida por el Profesor Moshe Zuckermann, de la Universidad de Tel Aviv, forma parte de un seminario político de seis sesiones sobre “Israel” que está integrado por noruegos e israelíes conocidos por su postura crítica hacia Israel.

El profesor Morten Levin, de la NTNU y miembro del comité organizador del seminario, ha fijado una serie de conferencias en las que participarán Ilan Pappe y Stephen Walt, junto con Ann Rudinow Saetnan y Rune Skarstein. Todos ellos han firmado un llamamiento académico a favor del boicot a Israel.

La respuesta de los sionistas no se hizo esperar. En una carta dirigida esta semana al primer ministro noruego, el director de relaciones internacionales del Centro Simon Wiesenthal, Shimon Samuels, calificó el seminario de “una nueva fase en la incitación de Noruega hacia el odio a los judíos” y “escandalosa muestra antiisraelí.”

Un científico que trabaja en la NTNU, que habló a Haaretz bajo la condición del anonimato, la idea de boicotear a Israel fue modelada en la campaña llevada a cabo por Sue Blackwell, una de las promotoras del boicot económico contra Israel en el Reino Unido. Un grupo de empleados pro-israelíes de la NTNU están en la actualidad buscando fórmulas para impedir que el boicot sea adoptado, imitando el razonamiento legal que en 2007 llevó a la Unión de Universidades del Reino Unido -de la que Blackwell es un miembro prominente- a desechar los planes para un boicot contra Israel. “Si esto fuera el Reino Unido, un boicot sería ilegal, pero en Noruega estas cosas pueden ir adelante,” dijo Manfred Gerstenfeld, presidente del Centro de Asuntos Públicos de Jerusalén, que ha publicado un libro sobre los sentimientos anti-israelíes en los países nórdicos.