domingo, 25 de octubre de 2009

Resheq: El edicto electoral de Abbas otra puñalada por la espalda a la causa nacional

[24/10/2009 - 05:07 PM]

DAMASCO, (PIC) - Ezzat Al-Resheq, miembro de la oficina política de Hamas, condenó el edicto de Mahmoud Abbas para celebrar elecciones el próximo enero calificándolo de nueva puñalada por la espalda a la causa palestina y un paso hacia una mayor división en la escena palestina.

En un comunicado de prensa al Centro de Información Palestino (PIC), Resheq subrayó que su movimiento también rechazó este edicto, ya que fue emitido por alguien cuyo mandato había expirado hace mucho tiempo y por lo tanto carece de legitimidad constitucional y legal para expedir dicha decisión.

También consideró el edicto de Abbas como un preludio de fraude electoral y un intento de obtener la legitimidad que no tiene, recordando al mismo tiempo que existe un veto sio-estadounidense impuesto sobre la reconciliación con Hamas.

En el mismo contexto, el Dr. Ahmed Baher, vicepresidente primero del Consejo Legislativo palestino, declaró el sábado que Abbas, según la Ley Básica enmendada, no está facultado constitucionalmente para emitir una decisión o edicto presidencial después de haber expirado su mandato el pasado enero.

El Dr. Bahar, dijo en una conferencia de prensa celebrada en Gaza, que Abbas debería ser procesado por hacerse pasar por jefe de la Autoridad Palestina.

También dijo que la insistencia de Abbas en celebrar elecciones sin que haya un consenso palestino y sin la reorganización de la casa palestina es una declaración separatista que expone su intención de ahondar más la división existente entre Gaza y Cisjordania, y de instalarse a sí mismo como presidente.

Por su parte, Maher Al-Taher, miembro del Buró Político del Frente Popular, dijo al canal por satélite de Al-Jazeera el sábado que lo que Abbas llamó la "tormenta de Goldstone," no es provocada por Hamas sólo, sino por todas las facciones y fuerzas palestinas y entre ellos algunos dirigentes de Fatah, además de la población palestina.

Taher añadió que el principal problema en la escena palestina reside en la persistencia de Abbas en su política de negociación y de subordinación a la ocupación israelí, a pesar de que admite que el proceso de negociación se encuentra en un callejón sin salida.

Por su parte, el líder de la Jihad Islámica Khaled Al-Batesh dijo que el edicto de Abbas para celebrar elecciones consolida la división interna y no resuelve el problema, haciendo hincapié en la importancia del consenso nacional en la escena palestina.

Batesh instó a lograr la reconciliación entre los palestinos sobre la base de las constantes nacionales y lejos de los dictados externos que condicionan la reconciliación a la renuncia a los derechos palestinos y sus constantes.

La decisión de Abbas también fue criticada por el Frente de Liberación de Palestina, que advirtió de la celebración de elecciones en la ausencia de consenso nacional y pidió a las facciones palestinas que asuman sus responsabilidades para detener las consecuencias de este comportamiento y sus desastrosas consecuencias para la causa palestina.

Ali Ishaq, secretario general del Frente, advirtió de que este decreto consolidaría la división no sólo en el plano político, sino también a nivel geográfico y a nivel popular.

En el mismo contexto, el ex director de información del Consejo Nacional Palestino Hasan Khalil condenó el edicto de Abbas de celebrar elecciones como un gran pecado, afirmando que esta decisión forma parte de una serie de decisiones unilaterales y partidistas adoptadas habitualmente por Abbas y sus colaboradores en Ramallah.

Khalil destacó que este decreto demuestra que Abbas no era serio acerca de la reconciliación y reveló su conformidad con los dictados sio-americanos, señalando que el primer objetivo de Abbas y su entorno es conseguir alguna legitimidad para ejercer sus hábitos de monopolizar la resolución palestina y disfrutar de privilegios financieros y puestos.

Por su parte, el subjefe del bloque parlamentario de Hamas Ismail Al-Ashqar dijo en un comunicado de prensa que la decisión de Abbas de celebrar elecciones está dirigida a consolidar la división entre los palestinos, lo cual es apoyado por la ocupación israelí, la administración americana, y algunos países europeos.

Ashqar añadió que todas las facciones palestinas están en contra de este edicto de división que está destinado a socavar todos los esfuerzos realizados para restaurar la unidad nacional.