miércoles, 12 de agosto de 2009

Conductor Israelí a Mujer Etíope: No se Admiten Negros

12/08/2009 - Almanar

Una mujer de 23 años de origen etíope dijo que el conductor del autobús Egged Nº 5 de Tel Aviv se había negado a admitirla a bordo de su autobús debido al color de su piel.

Hablando a Ynet, Yedno Verka recordó así el incidente, que tuvo lugar el pasado miércoles: “Cuando me preparaba para subir al autobús, el conductor cerró súbitamente la puerta. Golpeé el cristal, pero él me ignoró. Luego, una mujer joven vino corriendo hacia el autobús y él abrió la puerta para ella. Yo me puse junto a ella y subí al autobús. Cuando el conductor me vio, dijo: “¿No comprendes que no permito a los “kushim” (término despectivo para referirse a los negros) subir a bordo? ¿Estás intentando romper la puerta? ¿Había autobuses en Etiopía? ¿Por qué no vas caminando? En Etiopía no tenéis ni siquiera zapatos y aquí sí, así que ¿por qué no caminas?” “Yo estaba temblando todo el tiempo. Ni siquiera podía hablar?”, señaló. En este punto, Verka ofreció al conductor el importe del billete, pero éste se negó a aceptarlo. Verka respondió diciendo: “No puedes tratarme así. Trata a tu madre así.”

Entonces, el conductor “cogió mi falda y gritó: “No me hables así de mi madre. Una kushit no habla de mi madre así.” Tuve miedo que fuera a pegarme y le expliqué que no había maldecido a su madre. Sin embargo, él continuó: “Vuelve a Etiopía. Ni siquiera sois judíos. ¿Qué os trajo aquí? Estáis arruinando nuestro país; sois una gente estúpida.”

Sólo entonces los otros pasajeros intervinieron y llamaron la atención al conductor por su comportamiento racista, dijo la mujer, que añadió que él continuó con sus comentarios después de que ella fue a sentarse al fondo del autobús.

El diputado de Kadima, Shlomo Molla, ha pedido al ministro israelí del Transporte, Yisrael Katz (Likud), que investigue el incidente. Éste a su vez dio instrucciones a su Oficina para que pida a la compañía Egged que emprenda una investigación sobre el incidente y castigue al conductor si se demuestra que actuó de forma inapropiada.