jueves, 13 de agosto de 2009

La Elección de Barguti como uno de los Dirigentes de Fatah Divide a Israel

13/08/2009 Almanar

El partido palestino Fatah puso fin el miércoles a un histórico congreso tras elegir a una nueva generación de líderes, incluyendo a uno cuyo destino está dividiendo a los líderes israelíes.

La primera convención del partido en 20 años se ha terminado, aunque responsables palestinos afirman que tienen aún que contar los votos para el Consejo Revolucionario de Fatah, compuesto por 120 miembros, un órgano fundamental del partido, que fue fundado hace 50 años por el líder carismático fallecido Yasser Arafat.

Fatah ha renovado también su Comité Central eligiendo a miembros de una nueva guardia para integrar el organismo de 23 miembros con la esperanza de rejuvenecer el partido, que fue dominante en las pasadas décadas, pero que en la actualidad está debilitado por las disputas internas además de otra con sus rivales de Hamas.

Maruan Barguti, un líder de la resistencia popular que está cumpliendo cinco cadenas perpetuas en las cárceles israelíes por organizar operaciones militares contra israelíes durante la Segunda Intifada en 2000, estuvo entre los elegidos para formar parte del Comité.

Los ministros israelíes están divididos sobre si Barguti debería ser liberado. “Hay que ponerlo en libertad inmediatamente y luego sentarse con él, ya que nadie más que él es capaz de tomar decisiones difíciles,” dijo el ministro de Comercio israelí, Beyamin Ben Eliezer, a la radio pública. “Uno no necesita hacer la paz con maestros de escuela, sino con líderes capaces de tomar decisiones e imponer su autoridad a todas las facciones palestinas,” añadió Ben Eliezer, que es miembro del Partido Laborista y ministro en la coalición encabezada por Netanyahu.

Sin embargo, la lider de la oposición, Tzipi Livni, rechazó la puesta en libertad del preso. “Él es un asesino y ha sido sentenciado como tal,” dijo Livni. “El hecho de que los palestinos le hayan elegido y que algunos de entre nosotros le vean como un socio (en la negociación) no justifica su liberación”.

La radio pública señaló que el Shin Beth, la agencia seguridad interna, también se opone a poner en libertad al dirigente palestino de 50 años, que es muy popular en la calle palestina y es visto por muchos como el sucesor natural del presidente Mahmud Abbas.

Las alegaciones de corrupción y divisiones internas han debilitado el partido, pero los analistas políticos creen que Abbas y Fatah han salido reforzados del congreso de Belén, el primero realizado en suelo palestino.